≡ Menu




Fenticonazol: Para qué sirve, embarazo, nitrato de fenticonazol y más

En el presente artículo hablaremos del fenticonazol medicamento utilizado para el tratamiento de micosis superficiales, también hablaremos de las patologías, las indicaciones, efectos secundarios y mucho más.

fenticonazol

Fenticonazol

El fenticonazol es un fármaco que está incluído dentro de la familia de los antifúngicos imidazólicos de vía tópica. Se usa en tratamientos para infecciones causadas por hongos, su acción interfiere en el crecimiento usual  del hongo.

El fenticonazol cohíbe la generación de la sustancia, que denominan ergosterol, que es parte de la pared celular del hongo. El maltrato que se causa a la pared celular no se puede restaurar e impidiendo que el hongo se desarrolle nuevamente.

El fenticonazol es un fungistático (agentes que tienen la capacidad de detener el crecimiento y el progreso de los hongos, o el florecimiento de sus esporas) y fungicida ( que elimina los hongos parásitos) imidazólico tópico activo de cara a los dermatofitos, las levaduras, la candida, M.Furfur. A parte de su acción antifúngica también actúa  sobre un gran número de grupos de cepas bacterianas gram positivas.

 Infecciones fúngicas

Las infecciones fúngicas, son las originadas tanto por las levaduras como por los hongos filamentosos, se ha visto aumentada su incidencia de manera significativa en los últimos años. La utilización de antifúngicos ha presentado un aumento en los últimos tiempos y, en consecuencia, se ha generado un incremento progresivo de los niveles de oposición tanto in vivo como in vitro a estos medicamentos.

fenticonazol

Los antifúngicos modernos presentan un mayor grado de selectividad en su actuación y hay nuevas fórmulas médicas que disminuyen los posibles efectos secundarios de los que se usan generalmente. Con todo esto, la cantidad de fármacos con actividad antifúngica es aún muy pequeño, lo que despierta un gran tendencia en el estudio de moléculas con nuevos blancos de actuación.(ver artículo Benadryl)

Las infecciones fúngicas pueden llegar a presentarse como externa, por debajo de la piel y  sistémicas, en su mayoría las causan los hongos filamentosos, los hongos dermatofitos y las levaduras que pertenecen entre otros a los géneros Candida, Cryptococcus y Malassezia. Es pertinente acotar que ciertos de ellos están en parte de la flora bacteriana habitual del organismo y en condiciones normales de inmunidad eficiente del organismo no generan infección alguna.

Infecciones fúngicas superficiales

Las micosis externas o superficiales perjudican a las capas más visibles de la piel, el cabello, las uñas y las mucosas oral y genital o, comúnmente, a cualquiera de las superficies sujetas a roce y ablandamiento  por una alta humedad, y otras condiciones predispuestas, que puedan ser sensibles de ser infectadas por una gran variedad de microorganismos.

Las micosis externas son bastante frecuentes y poco peligrosas; y se contagian normalmente por contacto directo con una persona ya infectada. Se suelen presentar  como epidemias en colectivos ubicados en áreas cerradas (como pueden ser colegios, residencias, etc.).

La gama de agentes etiológicos que están relacionados en las infecciones externas es muy amplio e incluye los hongos filamentosos (dermatofitos) y los hongos levaduriformes (candidiasis y pitiriasis versicolor).

etamsilato tabletas

Las micosis por dermatofitos:

Las micosis generada por los hongos dermatofitos han sido comúnmente conocidas como dermatofitosis o tiñas, y sus elementos etiológicos forman parte de los géneros Epidermophyton, Microsporum y Trichophyton. Los primeros se desarrollan (parasitan) en pieles lampiñas y a veces en uñas, pero nunca en el cabello; los segundos se desarrollan (parasitan) en pieles sin vello y los terceros dañan a la piel, las uñas y el cabello.

Estas micosis se clasifican en:

-Tinea capitis:

Esta daña el cuero cabelludo, las cejas o las pestañas. Existen dos (2) tipos:

Tinea capitis inflamatoria. Es la que se presenta más frecuencia en escolares y preescolares del medio ambiente rural. Su característica principal es la formación de una o más placas de forma redondeadas y con cierta elevación y de color rojo intenso. Por encima de ellas se forman pústulas (cavidades) de las cuales se excreta un pus amarillo-verdoso que se tapa de escamas y costras. El vello se cae con facilidad y las placas quedan sin cabello.

fenticonazol

Tinea capitis no inflamatoria o tiña tonsurante. Que ataca mayormente a niños varones en la edad escolar, presentándose un contagio escolar alto. Puede llegar a presentarse como una o varias placas de escamas de tamaño pequeño, zona donde los cabellos crecen poco y se rompen con facilidad.

Dichas placas tienden a converger y de esa manera afectar amplias áreas, también se pueden presentar   placas pequeñas de alopecia donde se pueden ver escamas y cabellos sanos. Normalmente se curan solas al alcanzar la pubertad.

-Tinea pedis:

Esta es tiña que se presenta con más frecuencia, la han sufrido o la sufren un quince (15) % de las personas. El conocido «pie de atleta» y se ubica por lo general en zonas interdigitales (entre los dedos) y en la planta del pie. La sufren muchas veces las personas que practican algún deporte con los pies descalzos o las personas que después realizar algún deporte utilizan duchas de uso público. Se presentan con descamación, maceración y fisuración en las zonas entre los dedos.(ver artículo Benadryl)

-Tinea ungium:

Los parásitos que se presentan en las uñas por hongos (onicomicosis o Tinea ungium) puede presentarse como un aumento, desprendimiento de la lámina ungueal o también como una modificación en la coloración, pasando a ser de una color blanquecino.

-Tinea corporis:

Esta se localiza en la zona del tronco y de los brazos y piernas y las áreas de la cara sin vello. Puede presentarse como placas de forma circular u oval con borde escamoso o vesiculoso y un medio eritematoescamoso.

-Tinea barbae:

Este tipo ataca principalmente a varones en zonas rurales y se ubica en el área de la barba. Se puede presentar como una placa de color rojizo con pequeñas láminas en su superficie o como una placa roja, con edemas con pus y envuelta por escamocostras.

-Tinea cruris:
Es también conocida como tiña inguinal o eccema marginado de Hebra, se ubica en la zona de la ingles, periné y región perianal y  puede llegar al área proximal interna de los muslos. Se presenta como placas bilaterales de coloración eritemato marronácea, con finas escamas y un borde de progresión eritematovesiculosas.

Es primordial tener en cuenta que éste tipo de infección se puede contagiar por medio de toallas, de prendas interiores y de ropas de cama. Puede también asociarse a la tinea pedis, ya que el descenso del hongo por el pantalón se produce con bastante frecuencia.

-Tinea manuum:

Esta se ubica en pliegues, palma y dorso de la mano, presentándose una zona descamativa en forma de media luna.

-Pitiriasis versicolor:

La pitiriasis versicolor es una infección generada por Malassezia furfur. Esta es una micosis de oportunidad, es asintomática (sin síntomas) , que tiende a reaparecer  y poco estética, que actúa afectando al cuello, las partes proximales de las extremidades y el tronco.

Se manifiesta con pequeñas y numerosas máculas de color pálido que se hacen convergentes, creando placas grandes de varios tonos, por eso el nombre de versicolor.

 

Sobre el área de las placas se genera una descamación muy fina que se desprende con facilidad con la uña. Si no obtiene tratamiento tarda mucho tiempo, en el que varian los  períodos casi sin síntomas con períodos de manifestaciones muy evidentes (como son la sudoración, la humedad, las prendas muy ajustadas, etc.).

Este tipo de afección transmite directamente de persona a persona, en enfermos inmunodeprimidos, o por contacto íntimo.

Es muy importante que se comience el tratamiento de las dermatomicosis lo más pronto posible, porque una infección menor  puede llegar a ser grave con mucha rapidez y expandirse a otros focos de infección. Esto es lo que pasa  muy a menudo con el pie de atleta cuando se desconocen los síntomas al inicio y se extienden los hongos, produciendo una onicomicosis que es mucho más difícil de tratar y de curar.

-Candidiasis:

Las candidiasis son infecciones que se presentan a nivel de piel y son causadas por ciertas especies del género Candida, se presentan con muchísima frecuencia, y que atacan a casi el cien (100) % de la población en algún momento de su vida.(ver artículo andantol)

Perjudican a las mucosas (bucales o vulvogenitales), generando  un exudado de color blanquecino que se deposita sobre la pared de la cavidad que es afectada, formando lo que llamamos muguet cuando se refiere a las cavidades bucales.

Otra infección mucosa bastante frecuente es la que se presenta afectando a la mucosa genital (candidiasis vulvogenital). También se puede infectar debajo de las mamas e inglés, en los grandes pliegues, causando el llamado intertrigo.

Las vulvovaginitis son procesos de inflamación de la mucosa vaginal, de la mucosa vulvar y de la piel.

fenticonazol

En la gran cantidad de los casos la causa es de origen infeccioso, pero también se pueden deber a falta de higiene o a una higiene no eficiente, al lavado exagerado, a la utilización de jabones no adecuados, algunas alergias por contacto (como espermicidas, compresas,tejidos), algunos cuerpos extraños y a ciertas variaciones hormonales como lo son la atrofia de la mucosa vagianal en las mujeres posmenopáusicas.

Existen distintos factores dentro del cuadro de el estado fisiológico (como son la edad: infancia, vejez, o etapas: embarazo), los factores mecánicos (como pueden ser la humedad y la maceración, obstrucción, prótesis, traumatismos, heridas, hemostasia), los factores de nutrición (como es el aporte excesivo de glúcidos o de hipovitaminosis), las enfermedades metabólicas y endocrinológicas (como la diabetes, la obesidad, la hiperuricemia, el síndrome de Cushing, la acrodermatitis enteropática, el déficit de hierro, etc.).

fenticonazol

Las enfermedades que debilitan el organismo (la neoplasias, las infecciones microbianas, la falta de comida, las quemaduras) y los factores iatrogénicos (como son: los anticonceptivos orales, los antibióticos, los corticosteroides, la radioterapia, los inmunosupresores, los distintos agentes citotóxicos,  las prótesis, la hemodiálisis, el cateterismo, la alimentación parenteral, las infusiones, las cirugía, la traqueotomía) han generado un aumentos de las maneras de la candidiasis que al día se caracterizan por una alta morbilidad y mortalidad.

Antimicóticos por vía sistémica

Los primordiales usos de los antimicóticos dermatológicos por vía sistémica son la tiña de la raíz del cabello, las onicomicosis y los casos de tinea pedis que afectan la planta del pie. El suministro por vía  oral permite llegar a zonas de la piel que no son de fácil accesibilidad por la vía tópica. La griseofulvina ha sido por mucho tiempo la terapia usual (por no decir el único) de las dermatofitosis que necesitan de una terapia por la vía sistémica.

fenticonazol

Antimicóticos de uso tópico

Una de las ventajas del uso tópico radican en la facilidad en la aplicación, la excelente respuesta clínica y micológica para las infecciones cutáneas y mucosas no amplias, la escasa producción de efectos secundarios después de aplicación del fármaco y la carencia de interferencias con otros fármacos orales o parenterales, lo que previene los efectos adversos y las posibles interacciones con otros medicamentos que pueden presentar con los antifúngicos tomados por vía oral.

A pesar de eso, la terapia tópica con antifúngicos la mayoría de las veces no da buenos resultados en los casos de las micosis de las uñas (onicomicosis) y de las del cabello (tiña capitis), y tampoco es útil para tratar las micosis subcutáneas.(ver artículo clorotrimeton)

Indicaciones

El fenticonazol se utiliza para tratar las micosis superficiales secas, por tener una gran capacidad de efecto contra los dermatofitos, y también incluye el trichophyton, el microsporum y el epidermophyton. A parte de eso, tiene una sustancial actividad contra algunas de las cepas de candida, inclusive la candida albicans y contra el pityrosporum orbiculare, que es un elemento que causa la tiña versicolor.

El fenticonazol se utiliza como complemento a la terapia ginecológica en la candidiasis vulvovaginal, y  para la terapia en áreas de las afecciones cutáneas en la vulva (vulvitis), así como en el tratamiento para la inflamación del inicio del pene (balanitis) candidiásica.

El fenticonazol se utiliza en la terapia de la candidiasis vaginal primordialmente la que causa la candida albicans,  de manera adicional y por su cantidad de fenticonazol, se puede utilizar también en la terapia  de la vaginosis bacteriana (Gardnerella vaginalis), para la tricomoniasis vaginal y para infecciones mixtas.

fenticonazol

La presentación en crema al 2%. Para tratar la dermatomicosis: Tinea capitis, cruris, corporis, pedis, manus, faciei, barbae, unguium (un poco menos eficaz en la onicomicosis); balanitis, balanopostitis; candidiasis cutáneas superficiales; para las onicomicosis: oniquia y paroniquia; para la pitiriasis versicolor; para otomicosis por candida en carencia de lesión por perforación del tímpano; eritrasma; micosis super infectadas por bacterias gram positivas.

La presentación de óvulos vaginales 200 mg y 600 mg. Para tratar las infecciones vaginales de etiología mixta o simples, que son causadas por las especies de candida.

Dosis

Las dosis para las dermatomicosis: del pie (pie de atleta), de las manos (tinea manum), del cuero cabelludo (tinea capitis), de la ingle (tinea cruris), del cuerpo (tinea corporis), de la barba y de la zona perianal y de las uñas (onicomicosis).

fenticonazol

Dosis en administración tópica:

Para pacientes adultos y niños se recomienda: una aplicación cada veinticuatro (24) horas, preferiblemente en la noche, por espacio de unas dos a cuatro (2-4) semanas. En los casos de infecciones graves se recomienda doble aplicación, es decir cada doce (12) horas en la mañana y en la noche.

Para pacientes con tiña del pie y onicomicosis, se recomienda alargar el tiempo de tratamiento por un o dos (1-2) semanas más inclusive después que desaparezca la lesión. También se recomienda para pacientes con candidiasis de la piel y de las uñas, perleche, candidiasis facial, del pañal. Y para las otomicosis producidas por cándida únicamente si no hay perforación del tímpano.

También se recomienda como complemento al tratamiento ginecológico (vulvitis y balanitis producida por candida sp), con óvulos en candidiasis vulvovaginal. Para pacientes con pitiriasis versicolor. Eritrasma. Otomicosis debida a mohos, sólo si no existe perforación del tímpano:

Paciente adultos y niños se recomienda: una aplicación cada veinticuatro (24) horas, preferiblemente  por la noche, por un tiempo de dos a cuatro (2-4) semanas. En los casos de más gravedad se recomienda una aplicación doble , es decir dos(2) veces al día cada doce (12) horas (en la mañana y en la noche).

Antes de aplicar se debe lavar y secar muy bien la zona afectada. Se debe aplicar de manera regular sobre el área de la lesión, tratando de abarcar hasta un (1) cm de piel sana.

fenticonazol

Para pacientes con candidiasis vaginal:

Dosis en administración vaginal (óvulos)

Para mujeres adultas la dosis recomendada es de: 600 mg (1 óvulo), como dosis única, preferiblemente  por la noche, o 200 mg (1 óvulo) durante 3 días al acostarse. En el caso de que persistan de los síntomas se puede repetir el tratamiento, previamente excluidos de otros patógenos.

Contraindicaciones

El fenticonazol está contraindicado en los caso de alergia o hipersensibilidad al fenticonazol o a algún componente de la fórmula, alergia o hipersensibilidad a otros antifúngicos imidazólicos (como el miconazol, el ketoconazol) . Si se presenta algún síntoma de  de reacción alérgica se debe interrumpir el tratamiento. (ver artículo cetirina)

Embarazo

A pesar de que no se han contemplado  efectos teratogénicos en los animales que se usaron para los experimento realizados, sí se observó cierta toxicidad en embrión (dificultad en el parto y un aumento de la mortalidad perinatal) en varias especies animales después de la aplicación de dosis de 40-80 mg por kg por día (vía oral).

No se han hecho estudios bien controlados en seres humanos, por lo que es aconsejable no usar durante el tiempo del embarazo. A parte, la cantidad absorbida del fenticonazol es desestimable.

Nombre comercial y presentación

En el mercado farmacéutico existen varios nombres comerciales: Laurimic, Lomexin.

En  presentaciones:

LAURIMIC, 2% crema fenticonazol nitrato, óvulos 200 y 600 mg.)
LOMEXIN 2% crema fenticonazol nitrato, óvulos 200 y 600 mg.)

fenticonazol

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción del fenticonazol de la misma forma que otros antifúngicos imidazólicos, realiza  su efecto modificando  la síntesis de la membrana celular de los hongos. El fenticonazol inhibe la síntesis de ergosterol al realizar una interacción con la 14-alfa-desmetilasa, la enzima del citocromo P-450 que es indispensable para la convertir el lanosterol a el ergosterol, una parte esencial de la membrana de los hongos.

Al contrario, la amfotericina B, que es un antibiótico antifúngico se une al ergosterol una vez que este ha sido simplificado. La cohibición de la simplificación de este compuesto genera una cierta inestabilidad en la membrana con un incremento de la capacidad permeabilidad celular y pérdidas del contenido de las células.

En los seres humanos, el fenticonazol no interrumpe la simplificación del colesterol. En otros antifúngicos imidazólicos los mecanismos de acción incluyen la inhibición de la respiración interna (endógena), la acción recíproca con los fosfolípidos de la membrana y la cohibición de la modificaciones de los hongos en micelas.

También parece que interrumpen la captación de las purinas y modifican la simplificación de los triglicéridos y los fosfolípidos. In vitro el fenticonazol prevé la creación de las seudohifas de las cándidas y aumenta la fagocitosis de los hongos.

fenticonazol

Efectos secundarios

Posteriormente a la aplicación intravaginal dentro de la vagina) se puede llegar a presentar una «sensación de quemadura», la cual se va con suma rapidez.

Si se diera el caso de presentar alergia o hipersensibilidad o creación de resistencias por parte de los microorganismos al fenticonazol, será necesario suspender el tratamiento.

Reacciones adversas

Los efectos adversos de este fármaco son generalmente general leves y transitorios.

Los efectos secundarios más característicos del fenticonazol son:

En ocasiones: algunas alteraciones alérgicas o dermatológicas como pueden ser: eritema, picazón, sensación de quemazón; muy raramente: irritación de la piel por contacto después del uso prolongado.

El tratamiento debe ser interrumpido de inmediato, si se presenta cualquier episodio de hipersensibilidad o falta de resolución del tratamiento.

Nitrato de Fenticonazol

El nitrato de fenticonazol es un antifúngico que está indicado para tratar infecciones vaginales que son causadas por hongos.

El nitrato de fenticonazol es un antimicótico (evita el crecimiento de los hongos) de amplia gama. In vitro: tiene una fuerte actividad fungistática y fungicida en dermatofitos (todas las especies de Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton), en la candida albicans y otros elementos micóticos que causan infecciones de la piel y las mucosas.

fenticonazol

El Nitrato de fenticonazol es un antifúngico que puedes encontrar en distintas presentaciones en forma de óvulos, de crema y de spray. Se utiliza para suprimir la infección conocida como candidiasis y las producidas por los hongos y las levaduras, incluyendo los dermatofitos microsporum, trichophyton, epidermophyton y candida albicans. Se le considera como antimicótico de amplia gama y su mecanismo de acción lo hace muy eficaz como fungicida.

Lo podemos comprar en:

  • Óvulos de 20 mg, 600 mg y 1000 mg.
  • Crema o pomada de 30 g al 1% y 2%.
  • Spray.

Los óvulos son pequeños comprimidos vaginales que trabajan en el interior de la vagina, disminuyendo  el desarrollo de hongos que son los causantes de los malestares y síntomas como son: ardor, picazón, enrojecimiento e inflamación.

suplementos de acido folico

Fenticonazol o clotrimazol

El fenticonazol tiene a una eficacia mucho más grande que la administración tópica del cotrimoxazol en dosis repetidas para tratar de la candidiasis vaginal.

La candidiasis vaginal, la cual tiene su origen normalmente por la candida albicans, es una afección bastante frecuente y que está extendida con mucha amplitud en el mundo. Por muchos tiempo, el tratamiento estaba apoyado en el uso de cremas o de tabletas vaginales; esta vía de aplicación puede ser muy complicadas y molestas tanto en la mujer como para la pareja sexual, presentando mayor irritación local, ardor y mayor frecuencia miccional (deseos de orinar).

Estos inconvenientes reducen la confianza en la terapia; a parte de que muchas mujeres suprimen el tratamiento al sentir el alivio de los síntomas, pero sin estar seguros que se haya eliminado por completo la micosis.

Las infecciones y las recaídas son bastantes frecuentes a raíz de la portación rectal de candida, lo que presenta un significativo factor de riesgo de infecciones reiteradas.  Al principio de los años ’80, se inició el uso del ketoconazol por vía oral para  tratar de esta afección, que se tenía que suministrarse debía por  varios días y que tenía algunos efectos adversos. Con la aparición del fenticonazol, se empezaron a resolver los problemas mencionados anteriormente, porque el fenticonazol tiene una buena absorción oral y una vida promedio más larga (un aproximado de veinticinco 25 horas).

fenticonazol

El clotrimazol es un fármaco de acción antimicótica o antifúngica, produce la eliminación de los hongos que se desarrollan en ciertos tejidos del organismo. Se usa para el tratamiento de infecciones generadas  por estos organismos.

El clotrimazol elimina los hongos uniéndose a sus paredes celulares e interrumpiendo la sintetización del ergosterol, un compuesto parecido al colesterol indispensable para que las membranas de sus células los hongos se preserven.

La aplicación más conocida probablemente sea el canesten para tratar la candidiasis o infecciones por levaduras, sobre todo las que se generan en la vagina. También se usa para tratar la balanitis candidiásica, que es una infección parecida que perjudica al glande (punta del pene) de los varones. Por lo que, trata de afecciones de tejidos sensibles o con mucosa.

Igualmente las pastillas para la garganta que contienen clotrimazol se utilizan para prevenir la candidiasis oral en pacientes con neutropenia, una afección que se caracteriza por la baja cantidad de neutrófilos en sangre, el tipo más conocido el los glóbulos blancos, indispensables para defendernos  contra infecciones.

Este artículo es netamente informativo, solamente el médico es el indicado para ofrecerle toda la información necesaria sobre el tema.

Dejar Comentario