≡ Menu




Descubre todo sobre el medicamento Dacarbazina y mucho más

Cada día, se registran en el mundo mayor cantidad de personas que padecen de Cáncer, esto ha impulsado a los científicos a investigar y desarrollar fármacos efectivos para combatirlos, la Dacarbazina es uno de ellos, te invitamos a conocer todo sobre este medicamento antineoplásico.

AVISO: Este artículo es solo informativo recuerde que es necesario consultar a su médico antes de utilizar este u otro medicamento. Evite la automedicación.

El ser humano es un ente individual, que en el exterior parece sencillo, sin embargo, en su interior la realidad es distinta. El organismo está compuesto por millones de células, que van desde la más sencilla, hasta la más compleja. Incluso cuando en el exterior podríamos estar haciendo nada, en apariencia, en el interior el organismo lleva a cabo complejos procesos de todo tipo sin detenerse.

Sin embargo, esta máquina perfectamente funcional, no es para nada perfecta, y cualquier patógeno microscópico puede afectar su funcionamiento y ocasionarle enfermedades. Las células del cuerpo no escapan a esto y pueden verse afectadas por enfermedades que alteran por completo su funcionamiento, estas enfermedades, pueden alterar su forma y tamaño también volviéndose algo totalmente diferente de lo que era.

Una de estas enfermedades que afecta al organismo, es conocida como neoplasia. Comúnmente, las personas suelen confundir la neoplasia con el cáncer, la palabra neoplasia se refiere al crecimiento de las células de forma anormal y puede ser benigno o maligno, mientras que el cáncer es un término utilizado únicamente para la neoplasia maligna.

Pero la batalla no está del todo perdida, en la actualidad existen fármacos destinados a combatir la neoplasia maligna, tal es el caso de la Dacarbazina.

¿Qué es la Dacarbazina?

Es un fármaco antineoplásico citostático alquilante utilizado en el tratamiento de linfoma hodgking, sarcoma de partes blandas y melanoma, también se utiliza en ciertos casos de carcinoma pancreático. Este medicamento se metaboliza en el hígado y actúa uniéndose a la cadena de ADN celular tumoral, impidiendo su replicación y matando las células tumorales durante todas las fases del ciclo celular.

dacarbazina

¿Para qué sirve?

La Dacarbazina, habitualmente se emplea en el tratamiento de casos de paciente con linfoma de Hodgkin que tuvieron un tratamiento previo y no tuvo resultados positivos con otros fármacos antineoplásicos, también se emplea  para tratar casos de melanoma que se ha propagado a otras partes del cuerpo y en el tratamiento de pacientes con sarcoma de partes blandas.

También ha existen antecedentes de que la Dacarbazina ha sido probada en casos de carcinoma pancreático, sin embargo las tres neoplasias mencionadas con anterioridad son las más comunes a tratar con este fármaco.

Mecanismo de Acción

Para explicar el mecanismo de acción de este fármaco, es importante tomar en cuenta dos palabras claves que lo definen, citostático y alquilante.

Un fármaco citostático es aquel medicamento que detiene el crecimiento descontrolado de las células y a su vez, evita su multiplicación acelerada y mata las células alteradas. Mientras que, el término alquilante, se refiere a aquellos medicamentos que reaccionan con los elementos alcalinos en la cadena de ADN de la célula tumoral, bloqueando la posibilidad de que se repliquen y matando consecuentemente a las células tumorales.

Entonces, el mecanismo de acción de este fármaco se basa en su acción citostática y alquilante, sin embargo, su efecto no se produce sino hasta que el fármaco es transformado dentro del organismo , específicamente, se activa después de ser metabolizada en el hígado, siendo allí donde se inicia su función terapéutica.

dacarbazina

Indicaciones

La Dacarbazina está indicada en pacientes adultos y adolescentes de más de 12 años (no se recomienda para niños menores de 12 ni adultos de la 3ra edad), que tengan melanoma (en estadio de metástasis), linfoma Hodgkin en estado progresivo y sarcoma de partes blandas en estado progresivo.

Este fármaco no está recomendado en casos de mesotelioma ni en casos de sarcoma de Kaposi, ya que estas patologías requieren de otro tipo de tratamiento conjunto, y emplean medicamentos como Atazanavir.

Previamente, es importante explicarle al paciente, cuál es su diagnóstico, el pronóstico de su patología, el tratamiento sugerido para ella, la conducta a seguir para llevar a cabo dicho tratamiento, los efectos secundarios de la utilización del fármaco, las posibles reacciones adversas del medicamento y la forma como se llevará a cabo este tratamiento.

Una vez que el profesional de salud especialista en el área haya aclarado todas las dudas al paciente, este dará o no su consentimiento y en caso de ser positivo se iniciará el tratamiento.

Antes de entrar en materia farmacológica, es de suma importancia conocer los tipos de neoplasia maligna para los que se indica la Dacarbazina, progresivamente se desarrollará cada patología por separado, incluyendo su definición, diagnóstico, síntomas y tratamiento, para tener una visión más clara y amplia de los alcances de la Dacarbazina en cuanto a tratamiento se refiere.

¿Qué es el Melanoma?

Un melanoma, se da cuando las células de la piel, particularmente las que contienen melanina, comienzan a multiplicarse de forma rápida y descontrolada, mutando volviéndose células tumorales.

La piel es conocida como el órgano más extenso del cuerpo, y cumple múltiples funciones, como proteger la estructura interna del cuerpo, cumplir la función de barrera ante los agentes ambientales, ayudar a regular la temperatura del cuerpo, participar en la producción de vitamina D y más.

De la parte externa a la interna, la piel está formada por 3 partes o capas superpuestas, la Epidermis, la Dermis y la Hipodermis, en la Epidermis existen un conjunto de células, entre las que están los Melanocitos, que son los encargados de determinar el color de la piel de una persona de acuerdo a la concentración del pigmento que se encuentra en ellos, estas células llamadas Melanocitos son las que pueden mutar y convertirse en un Melanoma.

Estos melanomas pueden ser de tipo benigno o maligno, los del tipo maligno o cancerígenos son tratados con antineoplásicos como la Dacarbazina, mientras que los benignos, quedarán a juicio facultativo, si son tratados o no, y de ser tratados, de qué manera se llevará a cabo este tratamiento.

Diagnóstico

En estos casos, el primer indicio se da con la observación, bien sea por parte del paciente o por parte de un especialista en salud. Se puede evidenciar en forma de manchas o hasta bultos de distinto tono al resto de la piel del paciente, van desde rosado, pasando por blanco, marrón y hasta de color negro. Pueden aparecer en cualquier área del cuerpo, pero es común que aparezcan en el cuello o la cara.

En las mujeres suele iniciar su aparición en las piernas, y en el caso de los hombres la mayoría se manifiesta en el tronco, bien sea pecho o espalda.

Al realizar una inspección en la zona sospechosa se deben evaluar los siguientes aspectos: si hay o no asimetría, ya que por lo general son simétricos, si los bordes son regulares o no y si no lo son evaluar su forma, si su color es uniforme o difuso, su diámetro o tamaño ya que por lo general los lunares no miden más de 6mm y la evolución, si cambia o crece.

Además de este primer indicio visual, el siguiente paso para realizar un diagnóstico se basa en la biopsia, que puede obtenerse de tres formas:

  • Punción: Técnica que consiste en aspirar a través de una aguja especial, conocida como aguja Trucut, hasta obtener una pequeña muestra del tejido sospechoso.
  • Incisión: Se realiza empleando un bisturí y realizando un corte sobre el tejido sospechoso para obtener una trozo pequeño  de este tejido.
  • Extirpación: Se lleva a cabo realizando un corte completo del área sospechosa con un margen de tejido aparentemente sano, para posteriormente estudiar de forma comparativa el tejido obtenido y limitando la posibilidad temporalmente de la diseminación.

Síntomas

Además de la visible aparición de la alteración cutánea, se puede presentar:

  • Ardor, comezón o irritación del área sospechosa.
  • Aparición en el área, de una laceración que no sana.
  • Sensibilidad en el área.
  • Enrojecimiento en los límites del área, mancha o bulto sospechoso.
  • Expansión del área sospechosa.
  • Sangrado, supuración o descamación del área.
  • Abultamiento del área.

dacarbazina

Tratamiento

El tratamiento de un melanoma dependerá directamente de su diagnóstico, el grosor o extensión del tumor, su condición, estadio y hace cuanto fue diagnosticado. Teniendo en cuenta esto, se derivan los siguientes tratamientos:

  • Tratamiento de melanomas de pequeño tamaño: Este tratamiento, se emplea como tratamiento único en los momentos iniciales del melanoma, y consiste en la erradicación completa del melanoma, a través del mismo procedimiento que se emplea para tomar la biopsia. El cirujano se encarga de extirpar tanto el melanoma como un cierto margen más allá para evitar cualquier riesgo de propagación.
  • Tratamiento de melanomas que se han esparcido: Puede ocurrir que un melanoma se expanda a otras estructuras como es el caso de los ganglios linfáticos, en este caso se extirpan estos ganglios y se aplican tratamientos conjuntos, como la quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida y terapia biológica.

En la quimioterapia, se emplean medicamentos antineoplásicos que tienen como objetivo erradicar las células tumorales, en los casos de melanoma se suele aplicar quimioterapia endovenosa e incluso se aplica la perfusión aislada del miembro, que es un procedimiento en el que el fármaco endovenoso se aplica directo al miembro afectado, y se retiene allí a través de la compresión para que la sangre que lleva el fármaco se concentre solo allí y cumpla su objetivo.

La radioterapia se realiza emitiendo radiaciones directas sobre la zona afectada con el fin de matar las células tumorales. También se emplea la terapia dirigida, la cual se basa en la utilización de medicamentos que arrasan con las estructuras que sustentan y nutren las células tumorales.

La terapia biológica por su parte busca repotenciar las defensas inmunológicas del organismo para que combata las células tumorales, administrando ciertos fármacos que estimulan el sistema inmunológico, como por ejemplo el Pembrolizumab.

De igual forma, en todos los casos de cáncer o neoplasia maligna, otro de los tratamientos básicos es el tratamiento psicológico, el cual busca reforzar y sustentar el bienestar mental y emocional de los pacientes, ofreciéndoles las herramientas para sobrellevar su situación actual. Reforzando la salud psicológica se puede influir positivamente sobre el éxito de los demás tratamientos.

Un paciente que carece de salud psicológica, es probable que se deprima y su organismo no reaccione efectivamente a otros tratamientos, ya que el paciente deja de comer, deja de ejercitarse, e incluso de acudir a las sesiones de quimioterapia y radioterapia.

Causas

Los melanomas pueden tener distintas causas, en general son difusas, pero a lo largo de los años se ha sospechado que su causa puede radicar en el ambiente, es decir, siendo la piel, la barrera entre el organismo y el exterior, ciertas incidencias ambientales podrían estar relacionadas a su aparición, como por ejemplo la exposición prolongada y sin protección a los rayos UV. También la exposición a otros agentes de radiación o contacto con pesticidas podrían ser factores de riesgo.

Los factores hereditarios también son considerados como atenuantes de riesgo, no solo en el caso de los melanomas malignos, sino en todos los tipos de cáncer.

De estas causas, se derivan las medidas de prevención en general, evitar la exposición a los rayos UV, utilizar bloqueador solar, cuidarse de los factores ambientales en general que pudieran ser dañinos o perjudiciales para la salud. Mientras que, en el aspecto hereditario, solo realizarse autoexámenes con regularidad y asistir al médico periódicamente puede alertarnos de forma temprana de cualquier anomalía y prevenir una situación peor.

Linfoma Hodgkin

La palabra linfoma se refiere al crecimiento rápido y descontrolado de los linfocitos, que son los glóbulos blancos, encargados de la defensa del organismo, en el sistema inmune. Estos linfomas pueden ser de dos tipos: linfoma hodgkin y linfoma no hodgkin.

Estos linfomas hodgkin y no hodgkin se diferencian entre sí por su comportamiento, su forma de extenderse y su reacción ante los tratamientos. En este caso nos enfocaremos en el linfoma hodgkin.

El linfoma hodgkin es un tipo de cáncer que afecta las células linfocíticas (por lo general células B) el cuerpo y que puede propagarse a través del tejido linfocítico, de ganglio a ganglio. Este linfoma puede presentarse de varios tipos:

  • Con esclerosis nodular.
  • Con células mixtas.
  • Con dominio linfocitario.
  • Con depleción linfocitaria.

Esta subclasificación se basa principalmente en la ubicación de los ganglios que afecta, y en su nivel de agresividad. (También puede que te interese conocer más sobre Temozolomida.)

dacarbazina

Diagnóstico

El diagnóstico del linfoma hodgkin se lleva a cabo a progresivamente a través de:

  • El examen físico: Es llevado a cabo por el médico especialista y consiste en la palpación de las áreas ganglionares como las axilas, el cuello y la ingle, en busca de abultamiento o crecimiento anormal de los ganglios.
  • Imagenología: Se emplea para ayudar en el diagnóstico de linfoma hodgkin y consiste en practicar rayos x, tomografías o resonancias magnéticas en busca de alteraciones visuales.
  • Exámenes de laboratorio: Se realizan exámenes sanguíneos para evaluar alteraciones en los glóbulos blancos, que son las células linfocitarias.
  • Biopsia: Se emplea para obtener muestras del tejido linfocítico sospechoso, y puede realizarse a través de la punción con una aguja Trucut o a través de la realización de una cirugía para extirpar el ganglio completo del que se tiene sospecha, y poder estudiarlo fuera del organismo.
  • Biopsia de médula ósea: Esta biopsia se realiza a través de la punción de una sección específica de la cadera y la toma mediante aspiración de una pequeña muestra de médula, que contiene alto grado de células linfocíticas, para su estudio.

Cuando estas pruebas diagnósticas arrojan un resultado positivo, se realizan también pruebas específicas para determinar el estadio del linfoma.

  • Linfoma Hodgkin en etapa I, en esta etapa las células tumorales se ubican en una sola región o un solo ganglio.
  • Linfoma Hodgking en etapa II, en esta etapa las células tumorales han invadido 2 regiones ganglionares, solo en la parte superior del cuerpo o solo en la parte inferior.
  • Linfoma Hodgking en etapa III, cuando las células tumorales invaden un órgano, o se propagan tanto a la parte superior como la inferior del cuerpo.
  • Linfoma Hodgking en etapa IV, cuando se ha propagado a muchas partes del cuerpo e invade tanto ganglios como órganos y tejidos.

Síntomas

Este tipo particular de cáncer puede cursar sin presentar el paciente ningún tipo de síntoma además del recrecimiento de un ganglio. Sin embargo, en los pacientes que si presentan síntomas, estos pueden ser:

  • Fiebre.
  • Sudoración excesiva sobretodo durante la noche
  • Pérdida de peso.
  • Debilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Comezón o enrojecimiento de la zona abultada.
  • En casos de linfomas ubicados en el tórax, el paciente puede presentar disnea, fatiga, dificultad para respirar, tos y dolor en el pecho.

dacarbazina

Tratamiento

En este tipo de neoplasia maligna, se emplea diferentes tipos de tratamiento, de acuerdo al subtipo de linfoma, el estadio en el que se encuentre y las condiciones generales del paciente, entre los más utilizados están:

  • Trasplante: Los pacientes que padecen de linfoma hodgkin reincidente, son candidatos a trasplante de médula ósea, básicamente se toman células precursoras o madres de la sangre del paciente, se congelan y se le trasplantan posteriormente, con la finalidad de que las células nuevas en la médula estimulen la producción de células sanas y, conjuntamente con quimioterapia o con radioterapia, erradicar las células tumorales.
  • Terapia Biológica: Consiste en emplear fármacos que estimulen y refuercen el sistema inmune para que este combata a las células tumorales.
  • Quimioterapia: Consiste en utilizar fármacos antineoplásicos, como la Dacarbazina, que atacan directamente el ciclo vital de la célula tumoral. Con la finalidad de eliminarlas evitando su reproducción.
  • Radioterapia: Se lleva a cabo sometiendo al paciente a la emisión de rayos x dirigidos, directamente a la zona donde se encuentra el linfoma hodgkin, con el objetivo de matar las células tumorales.
  • Tratamiento psicológico: Al igual que en otros tipos de cáncer, en el linfoma hodgkin, el paciente debe recibir apoyo emocional y atención psicológica para asegurar su bienestar mental, que le ayudará a superar su enfermedad.

Sarcoma de partes blandas

Se refiere al crecimiento acelerado y desordenado de células en los tejidos denominados blandos, estos tejidos forman parte de estructuras corporales de soporte, como los músculos, tendones, venas, arterias, órganos, entre otros. Los sarcomas de partes blandas pueden ser de muchas clases, a pesar de ello, su tratamiento es prácticamente igual, ya que el curso de casi todos estos sarcomas es igual, con la excepción de los del tracto gastrointestinal que son tratados de manera diferente.

El mayor número de veces, los sarcomas de partes blandas, aparecen en las extremidades, pero pueden desarrollarse en cualquier área del cuerpo.

Diagnóstico

Al igual que en las patologías descritas anteriormente se emplean dos recursos para el diagnóstico de sarcoma de partes blandas, los cuales son:

  • Imagenología: Se emplea para evidenciar cualquier anomalía visible, por medio de rayos x, Eco de partes blandas, tomografías y resonancias.
  • Biopsia: Con la finalidad de extraer una muestra de tejido para su estudio.

A diferencia de otras neoplasias malignas, en el caso de los sarcomas de partes blandas solo se emplean dos recursos para su diagnóstico, es por esto que los sarcomas suelen pasar mucho tiempo ocultos en el organismo del paciente, sin mostrar señales visibles de su existencia. Incluso, es común que un sarcoma se encuentre por accidente durante un examen de rutina (en el caso de la imagenología) o al buscar otra cosa en el estudio.

Síntomas

Usualmente, los pacientes con sarcoma de partes blandas no manifiestan síntomas hasta que la tumoración no alcanza un tamaño lo suficientemente grande como para causar impacto, y esto suele ocurrir en las últimas etapas del sarcoma. Uno de los síntomas que puede presentarse es dolor en el área donde está creciendo el sarcoma, ya que este causa compresión en las estructuras cercanas.

La sintomatología que presente el paciente también dependerá del área donde se encuentre el sarcoma, por ejemplo los sarcomas que se originan en el tórax pueden causar problemas respiratorios, mientras que un sarcoma originado en un tendón en la rodilla, puede afectar la marcha.

Tratamiento

Para tratar el sarcoma de partes blandas se emplean:

  • Quimioterapia: Teniendo como fármaco de primera línea la Dacarbazina. También se emplean Vincristina, Epirrubicina, Metotrexato, Docetaxel, entre otros. Todos estos fármacos pueden ser utilizados o en conjunto, 2 o más, de acuerdo a las necesidades individuales de cada paciente.
  • Tratamiento quirúrgico: La extirpación del tumor a través de una cirugía, y en casos más extremos la amputación de alguna extremidad, todo esto considerando tanto el tamaño del tumor como su etapa y el daño que este ha ocasionado.
  • Radioterapia: La cual puede ser externa, durante la cirugía, terapia de protones o braquiterapia o implantación de semillas de radiación.
  • Tratamiento psicológico: Ofrecer al paciente ayuda o soporte emocional es vital para su recuperación, más aún en los casos donde hay amputación de alguna extremidad, es necesario ofrecer apoyo al paciente para aprender a vivir con este nuevo reto.

dacarbazina

Adaptarse a la pérdida de una parte del cuerpo, no es una tarea sencilla, requiere tiempo y mucha ayuda psicológica para alcanzar el éxito y devolver al paciente su calidad de vida.

Nombre Comercial

P0r ser un fármaco de primera elección en el tratamiento de las patologías descritas, muchos laboratorios, fabrican y comercializan la Dacarbazina, se le puede encontrar bajo nombres comerciales como: Dacarbazine, Tiforomed, Dac-200, Acocarb.200, DTIC-Dome, Dacarbazina Medac e incluso Dacarbazina. Se comercializa en presentaciones endovenosas de 200mg por lo general, pero también las hay de 100mg, 500mg y 1000 mg.

Habitualmente vienen en frascos de color ámbar, para proteger su contenido de la luz solar, ya que son fotosensibles, mientras que sus etiquetas se presentas de diversos colores y formas.

Dosis del Dacarbazina

La cantidad de Dacarbazina, que se debe administrar a un paciente dependerá de factores como el tamaño de la tumoración y la etapa de la enfermedad, y es tarea del especialista determinar la dosis más adecuada, lo más común es que se administre durante 6 ciclos, sin embargo las dosis y los periodos de descanso suelen ser muy variantes.

Por ejemplo se puede administrar una dosis relativamente baja por 5 días con un descanso de 3 semanas y repetir, o por el contrario, administrar una única dosis alta con un periodo de descanso de 15 días. En cualquier caso, no hay una dosis general, si no que se diseñan planes de tratamiento individualizados.

Efectos Secundarios

Suelen ser muy similares los efectos secundarios de todos los antineoplásicos, algunos de ellos son:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Cambio en el patrón regular de las evacuaciones, diarrea o estreñimiento.
  • Cambio en el color y consistencia de las heces.
  • Cambio la coloración de la orina.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de estómago.
  • Malestar general, tipo cuadro viral.
  • Edematización general o de los miembros.
  • Comezón.
  • Pérdida parcial o total del cabello.
  • Alteraciones visuales.
  • Debilidad.
  • Desmayos.
  • Escalofríos.
  • Mareo.
  • Decaimiento.
  • Lesiones orales.
  • Erupción, hematomas, ictericia, palidez.
  • Adormecimiento del rostro.
  • Dificultad para respirar.
  • Dificultad para tragar.
  • Alteración en el contaje de células sanguíneas.
  • Sensación de ardor en el área afectada.
  • Sensibilidad aumentada en la piel.

dacarbazina

Contraindicaciones

Su utilización está contraindicada en personas alérgicas a los componentes del fármaco, bien sea a su principio activo o a sus excipientes. No se debe utilizar en pacientes embarazadas ni en período de lactancia, tampoco en pacientes que padezcan alteraciones inmunológicas previas, pacientes que estén en tratamiento con fenitoína, ni pacientes que padezcan enfermedades hepáticas o renales crónicas.

Dejar Comentario