≡ Menu




Aprende todo sobre el medicamento llamado Axitinib

Los fármacos como el Axitinib, ayudan a las personas a combatir el cáncer que se origina en las células de los riñones a través de la quimioterapia, en conjunto con otros tratamientos, te invitamos a conocer todo sobre este medicamento.axitinib

AVISO: Este artículo es de carácter informativo recuerde siempre consulte a su médico antes de utilizar este u otro medicamento. Evite la automedicación.

Introducción

A lo largo de la historia del ser humano, este ha luchado por preservar su vida frente a cualquier eventualidad, desde fenómenos ambientales, animales e incluso enfermedades o situaciones que pongan su integridad física en riesgo. Todas estas situaciones han servido como motor para impulsar al ser humano a dar solución a los problemas que se le han presentado a lo largo de su vida.

A pesar de toda esta motivación, al ser humano se le han presentado retos que no ha podido superar del todo, así ocurre con ciertas enfermedades, para las cuales aún no se han hallado curas, pero esto no ha sido un factor que haya detenido los estudios, por el contrario ha impulsado aún más las investigaciones por parte de los científicos en todo el mundo.

Desde el desarrollo de las vacunas y la invención de las cirugías, la tecnología desde el punto de vista de la salud ha avanzado progresivamente, dando al ser humano una mayor oportunidad de vida cada vez, sin embargo enfermedades como el cáncer han significado un reto para todos los especialistas a nivel mundial.

El cáncer, es una enfermedad, muchas veces de causa desconocida, en la que las células del cuerpo comienzan a crecer rápida y desordenadamente, invadiendo con el tiempo el resto del cuerpo, generando tumoraciones por el aglutinamiento de estas células, e impidiendo el funcionamiento correcto del organismo, hasta que, si no se trata o el tratamiento no es efectivo, culmina en la muerte de quien la padece.

Ante este realidad, los científicos han ideado no solo técnicas que permitan diagnosticar de forma oportuna la aparición del cáncer sino una amplia gama de alternativas para tratarlo, con la finalidad de combatirlo y erradicarlo tan pronto como sea posible, y evitar también que este reaparezca. Entre las alternativas de tratamiento se encuentra la utilización de fármacos anticancerígenos.

Uno de los fármacos anticancerígenos empleado para combatir, mayormente, el carcinoma de punto de partida renal, se encuentra el medicamento conocido como Axitinib, fármaco que se desarrollará con detalle a lo largo de este artículo.

¿Qué es el Axitinib?

Es un fármaco anticancerígeno que se emplea para tratar el carcinoma con origen en las células renales en estado avanzado, este medicamento pertenece a la familia de los inhibidores de los receptores de la tirosina quinasa, lo que significa que impide o limita el crecimiento de las células tumorales, impidiendo así de forma consecuente la reproducción y diseminación del carcinoma a otras partes del cuerpo.

Este fármaco suele ser administrado por vía oral en pacientes que han recibido tratamientos previos y que no han sido eficientes, además su uso no se limita al carcinoma de origen renal, sino que se han estudiado los beneficios de su utilización en pacientes con cáncer de mama.

A pesar de que la indicación más común es para pacientes con carcinoma de origen renal en estado avanzado, el médico especialista puede considerar si este fármaco puede ayudar a pacientes que padecen otro tipo de cáncer, y en cuyo caso el medicamento puede aportar algún tipo de beneficio. Siempre considerando los mecanismos de acción y la farmacocinética propias del medicamento.

Farmacodinamia

Se refiere a todos aquellos mecanismos de acción a través de los cuales un fármaco ejerce su efecto en el organismo al ser administrado como tratamiento a un paciente.

axitinibEste fármaco posee un mecanismo de acción que se basa en la inhibición selectiva de la encima tirosina quinasa, específicamente de los receptores de los factores de crecimiento vascular del tejido endotelial los cuales nutren a nivel sanguíneo al tejido tumoral y propician su crecimiento, desarrollo y reproducción.

Este potente inhibidor, tiene como función principal impedir el crecimiento tumoral impidiendo la acción de la enzima que puede mediar los factores de crecimiento vascular, a través de los cuales el tejido tumoral recibe todos los nutrientes y elementos de sustento que requiere para existir, al impedirle acceder a este sustento, no solo deja de crecer el tejido tumoral sino que eventualmente muere el tejido tumoral ya existente.

Farmacocinética

Este término se refiere a la rama de la farmacología que estudia todo aquello que le ocurre al fármaco al entrar en el organismo, es decir, todo aquello que el organismo le hace al medicamento, como lo metaboliza, donde lo absorbe y más.

El Axitinib es un fármaco cuya vía de administración es la vía oral, una vez que este fármaco ingresa al organismo a través de la deglución, tiene una biodisponibilidad aproximada del 58%, cuanta con una vida media o semivida de entre 2 horas y media hasta 6,1 horas, teniendo en cuenta que los niveles de concentración en sangre se estabilizan al cabo de 2 o 3 días posteriores a la administración del fármaco.

Este medicamento alcanza niveles de efectividad en plasma cerca de 4 horas después de ser administrado, y las propiedades del fármaco no se ven afectadas de forma significativa al ser administrado conjuntamente con alimentos o sin ellos.

El Axitinib posee una tasa de unión a proteínas plasmáticas de aproximadamente 99%, con mayor empatía hacia la albúmina, este fármaco se metaboliza, mayormente en el hígado a través de algunas isoenzimas hepáticas específicas, para posteriormente ser desechado a través de las heces (en mayor porcentaje) y la orina (en menor porcentaje).

Este fármaco posee cierto grado de toxicidad importante, el cual ha sido estudiado en animales, es por este motivo que se maneja de forma cuidadosa en ciertas poblaciones, como pacientes con patologías hepáticas, renales o gastrointestinales graves.

A pesar de que no existen estudios o determinaciones en concreto, el Axitinib puede ser altamente toxico en pacientes en estado de gestación, pacientes que se encuentren lactando o que estén contemplando concebir, es por esto que se consideras estas condiciones como referentes de contraindicación para el consumo de este fármaco.

Indicaciones

El Axitinib es un fármaco anticancerígeno que se receta en pacientes en edad adulta, que presentan carcinoma de células renales en etapa avanzada y que ha recibido terapia farmacológico que no ha sido efectivo, estos tratamientos previos pueden haber sido administrados con fármacos como el Sunitinib o algunas Citoquinas. Esto significa que el Axitinib es considerado como un tratamiento de segunda línea bajo esta indicación.

Además este fármaco está siendo estudiado como tratamiento del cáncer de mama, sin embargo, en la actualidad no se tiene información en concreto sobre la evolución de dichos estudios, algunos médicos pioneros suelen indicarlo en estos pacientes de acuerdo a su propia opinión médica, pero a ciencia cierta este fármaco no ha sido aprobado aún para este uso. Esto no significa que el uso de este medicamento pueda dañar a estos pacientes.

axitinib

Para entender la indicación de este fármaco es necesario entender primero lo que su nombre significa, cuando se habla de carcinoma, se refiere a uno de los múltiples tipos de cáncer en el que se ven particularmente las células epiteliales del tejido al que atacan. Las células epiteliales son un tipo de célula que se encuentra, generalmente, en la parte superficial del tejido de diversos órganos, como por ejemplo la piel, los pulmones y como en este caso los riñones.

Cuando se hace referencia al término avanzado, se refiere al estadio donde se encuentra el cáncer para el momento del tratamiento, estas etapas hacen alusión al grado de invasión del organismo por parte de las células tumorales. Conforme una neoplasia maligna se haya extendido, mayor será su grado o etapa. El cáncer se tipifica por etapas de la siguiente forma:

  • Etapa 0: En esta etapa, a pesar de contener células cancerígenas tumorales, la tumoración se considera como benigna ya que se encuentra encapsulada.
  • Etapa I: En esta etapa las células tumorales han crecido de tamaño pero no se han expandido, se considera la etapa inicial del cáncer.
  • Etapa II: El tejido tumoral crece, se disemina a nivel local y comienza su migración cercana.
  • Etapa III: En esta etapa las células tumorales se diseminan a estructuras cercanas y la reproducción local sigue en aumento.
  • Etapa IV: En esta etapa las células tumorales han invadido otros órganos del cuerpo y se considera la etapa más avanzada y en la que se habla del término metástasis, que significa que la diseminación es inminente para la salud.

Tener un carcinoma en etapa avanzada no implica necesariamente que el paciente tenga metástasis, ya que el término puede hacer referencia al avance local de la enfermedad, sin que esto signifique la invasión a otros órganos.

axitinib

Carcinoma avanzado de células renales

Es un tipo de cáncer que afecta las células epiteliales, que se encuentran en la parte externa o superficial de los conductos o túbulos que poseen los riñones, este tipo de cáncer puede afectar a cualquier persona pero suele ser más común en pacientes masculinos en edades comprendidas entre la adultez mayo y la ancianidad.

Este es el tipo más común de cáncer renal que suele presentarse, a pesar de que las tumoraciones son masas solidas en estos casos, suele ser poco común la manifestación de esta patología en las etapas tempranas, sin embargo conforme avanza se va haciendo notoria su presencia ya que se manifiesta a través de la orina.

Causas

A pesar de que no se le conoce una causa específica o concreta de su desarrollo, para el carcinoma de riñón, existen ciertos factores que se consideran predisponentes para padecer esta patología, los factores predisponentes son todas aquellas condiciones que vuelven a una persona, más propensa a padecer o desarrollar ciertas condiciones que pueden afectar su salud y su estilo de vida.

Los factores de riesgo o predisponentes para desarrollar en general cáncer de células renales, pueden ser:

  • Antecedentes familiares de cáncer de cualquier tipo.
  • Mantener hábitos tabáquicos.
  • Mantener hábitos de consumo excesivo de alcohol.
  • Condiciones como el sedentarismo.
  • No ejercitarse con regularidad.
  • Mantener niveles de peso elevados, también llamado obesidad.
  • Consumir poca agua y muchas bebidas con alto contenido de sodio y de azúcar.
  • Recibir tratamientos médicos invasivos como la diálisis.
  • Manejar niveles de presión arterial elevados, o padecer de hipertensión.
  • Padecer de condiciones morfológicas como deformación renal o riñón en herradura.
  • Mantener regímenes de tratamiento por periodos de tiempo prolongado, que sean metabolizados a nivel renal, como por ejemplo los analgésicos como el Ketoprofeno.
  • Padecer de patologías como quistes renales únicos o múltiples.
  • Padecer enfermedades de tipo congénito o crónicas que puedan afectar el estado general de salud del paciente de cualquier forma.

Siempre es importante tomar en cuenta que estos factores de riesgo, no implican que una persona vaya a sufrir obligatoriamente de algún tipo de cáncer de células renales, por presentar alguna de estas condiciones, sino que en la medida que la persona presente un mayor número de estas condiciones y un mayor grado de intensidad de estas, el factor de riesgo será proporcionalmente más elevado de desarrollar cáncer de células renales.

Diagnóstico

No existen técnicas diagnósticas específicas para la detección del carcinoma de células renales y ya que este suele permanecer silente en las etapas iniciales, su diagnóstico, muchas veces, se realiza por coincidencia o casualidad, cuando el paciente acude a exámenes o revisiones de rutina, o en el caso de las etapas más avanzadas, cuando el paciente acude por algún síntoma en particular y se inicia la búsqueda de una causa concreta de ese síntoma.

A pesar de existir una herramienta concreta para su diagnóstico, el carcinoma de células renales, puede ser detectado a través de otras técnicas de diagnóstico las cuales pueden ser:

  • Entrevista médica: Durante el desarrollo de la consulta médica, el especialista interrogará al paciente sobre sus antecedentes familiares, sus hábitos o estilo de vida, si padece o no alguna patología y si presenta actualmente algún síntoma que esté afectando su salud. Esta técnica suele darle al especialista un indicio sobre hacia qué sistema direccionar su búsqueda para dar con un diagnóstico acertado.

Alguna de las manifestaciones verbales que podría hacer el paciente son variación de color en la orina (color oscuro o rojizo) o sensación de dolor en los laterales del abdomen.

  • Examen Físico: Es una técnica diagnóstica que realiza el especialista a través de la observación o inspección, palpación e interpretación de signos o señales físicas que manifieste el cuerpo del paciente, acerca de la presencia de algo anormal en su organismo que esté afectando su salud.

Durante el desarrollo del examen físico el especialista buscará la presencia de masas palpables en el abdomen, bien sea en la parte frontal, lateral o posterior, edematización evidente de ambos miembros inferiores, dolor proyectado o irradiado desde la parte posterior del abdomen hacia adelante o hacia los miembros inferiores y en el caso de los hombres varicocele que no se reduce de forma manual.

axitinib

  • Exámenes de laboratorio: Este método permite al especialista conocer y estudiar los niveles de distintos elementos que maneja el organismo del paciente y determinar no solo la alteración de alguno de ellos, sino también relacionarlo para orientar el diagnóstico en la dirección correcta. Algunos de los exámenes que se practican a los pacientes son exámenes sanguíneos y de orina.

Entre los elementos más comúnmente estudiados están la hemoglobina, la urea, la creatinina, el calcio, la fosfatasa alcalina, los niveles de filtración glomerular, la velocidad de segmentación glomerular, glóbulos blancos, hematíes, proteínas en orina, glucosa en orina, niveles de colesterol, entre otros.

Estos resultados permiten determinar el estado renal a través del desempeño de sus funciones, ya que estos elementos se encuentran directamente relacionados a las funciones del sistema renal.

  • Imagenología: Estas técnicas suelen ser primordiales para el diagnóstico de cualquier tipo de cáncer de células renales, ya que permiten dar una visión clara del estado físico de las estructuras del sistema renal y su funcionamiento. Algunas de estas técnicas son:

Ecografía: Es una técnica primaria que se basa en la utilización de ondas que transmiten una imagen con tonos opacos y claros de los órganos y estructuras del organismo, a través de este se pueden evidenciar masas tumorales presentes en los riñones.

axitinib

Rayos X: Esta técnica emplea rayos directos sobre el paciente para posteriormente emitir una imagen impresa de las estructuras solidas del cuerpo de acuerdo a su densidad.

Tomografía con y sin contraste: Consiste en emplear un tomógrafo computarizado que permite dar una imagen con cortes dimensionales del cuerpo, cuando se aplica con contraste, este da coloración a los vasos sanguíneos o tracto digestivo de acuerdo a la naturaleza del contraste, y permite visualizar cualquier estructura normal o anormal del cuerpo y los vasos sanguíneos que la sustentan.

Resonancia Magnética: Es una técnica que se aplica a través de un resonador que contiene imanes que conforman un campo magnético, por medio del cual se proyecta una imagen en tres dimensiones, de las estructuras internas del organismo, y puede ser dirigida a la zona en concreto que se desee o al cuerpo en general.

  • Biopsia: A pesar de no ser una técnica común en el carcinoma de células renales, el especialista puede indicar la realización de una biopsia, esta técnica se lleva a cabo a través de la obtención de tejido celular sospechoso por distintas técnicas, como la punción, aspiración, corte o extirpación del tejido tumoral previamente ubicado.

Síntomas

Son todas aquellas señales que alertan sobre alguna anormalidad que esté sucediendo en el organismo, en el caso del carcinoma de células renales los signos evidentes no aparecen en las etapas iniciales, sino conforme las células tumorales aumentan de tamaño y comienzan a ocasionar alteraciones visibles en la función normal del organismo. Entre los síntomas más comunes que aparecen progresivamente se encuentran:

axitinib

  • Oscurecimiento del color de la orina.
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Sensación de presión o dolor en la parte lateral de la espalda.
  • Masa solida palpable o abultamiento en la parte lateral de la espalda.
  • Anemia por disminución de los niveles de glóbulos rojos.
  • Disminución o pérdida del apetito.
  • Edematización de los miembros inferiores.
  • Aparición de varicocele con preferencia en el testículo derecho, en el caso de los hombres.
  • Elevación de la presión arterial con punto de partida renal.
  • Cansancio extremo o fatiga.
  • Pérdida de peso aparentemente sin motivo.
  • Estados transitorios febriles repetitivos.

Tratamiento

Generalmente, en pacientes que padecen de carcinoma de riñón, el tratamiento depende del estadio donde se encuentre la enfermedad, es decir si se encuentra en etapa inicial o avanzada, entre las opciones de tratamiento se encuentran:

  • Tratamiento quirúrgico: Es una alternativa que se emplea para combatir el carcinoma de riñón, suele emplearse en etapas iniciales cuando las células tumorales no han alcanzado a expandirse, y consiste a grandes rasgos en la extirpación parcial del riñón, en específico la parte donde se encuentran las células tumorales o la extirpación total del riñón cuando las células tumorales han invadido la mayor parte del riñón.
  • Tratamiento con radioterapia: Consiste en la emisión directa de rayos gamma sobre el paciente que padece del carcinoma de riñón, con la intención de eliminar las células tumorales y erradicar el cáncer, esta técnica suele usarse como terapia conjunta con otras, incluso antes o después del tratamiento quirúrgico para potenciar el efecto de los tratamientos.

axitinib

  • Tratamiento con quimioterapia: Esta técnica se emplea mediante la utilización de fármacos anticancerígeno para detener la reproducción y el crecimiento de las células tumorales, con el objetivo de que consecuentemente puede erradicarse el cáncer y limitar la posibilidad de que reaparezca, se utilizan para este tipo de tratamientos, medicamentos como el Axitinib.
  • Tratamiento de terapia dirigida: Se trata de una terapia que se utiliza de forma conjunta, en el que se le administra al paciente además de los medicamentos antineoplásicos otros fármacos que a través de su mecanismo de acción, buscan eliminar todas aquellas estructuras que proveen el sustento nutricional a las células tumorales.

Esto es beneficioso, ya que cuando se priva a las células tumorales de sus sustento nutricional, se les imposibilita el crecimiento y la reproducción, y eventualmente mueren.

  • Tratamiento de terapia biológica: Es un tipo de tratamiento que se emplea de forma conjunta con la finalidad de potenciar el tratamiento anticancerígeno, sus mecanismos de acción se basan en respaldar el fortalecimiento del sistema inmune del organismo, para que las defensas naturales del cuerpo sean quienes combatan las células tumorales del carcinoma de células renales.

Suele emplearse de forma conjunta para potenciar su eficiencia, uno de los fármacos más comúnmente empleado es el Pembrolizumab, en los pacientes que padecen de cáncer.

  • Tratamiento psicológico: Cuando un paciente padece de cualquier enfermedad que afecta significativamente su estilo de vida, se hace indispensable recibir terapia psicológica como método de apoyo para el paciente. Recibir terapia psicológica le permite al paciente, que padece carcinoma de células renales, recibir las herramientas y el apoyo emocional necesario para sobre llevar su situación actual.

Además de los beneficios emocionales que se pueden obtener del tratamiento psicológico, el bienestar emocional del paciente puede colaborar con la obtención de mayores beneficios del resto de los tratamientos.

Ya que, por lo general, un paciente animado se cuida, come de forma saludable y acude regularmente a sus tratamientos, mientras que uno que se encuentra deprimido deja de comer, no se cuida y puede dejar de cumplir con el resto de los tratamientos, empeorando su condición, es posible que se empleen antidepresivos.

Nombre Comercial

Este fármaco es producido por distintos laboratorios, en el mercado los nombres más comunes que se pueden encontrar son Inlyta, Luciax y Axinix, la presentación es en tabletas para vía de administración oral en concentraciones que van desde 1mg hasta 5mg.

Dosis del Axitinib

La dosis más común es de 2 tabletas de 5mg al día, repartidas en 2 tomas, cada 12 horas. Es común que se inicie con esta dosis y en caso de que el paciente no presente evidencias de toxicidad ir aumento la dosis a 7mg dos veces al día, y progresivamente llegar a una dosis máxima de 10mg al día repartido en 2 dosis.

Cuando se manifiesta la evidencia de toxicidad o efectos secundarios severos, es posible que se realice una reducción de las dosis hasta un mínimo de 2mg al día en 2 tomas diarias. Este fármaco siempre debe administrarse bajo estricta vigilancia médica de la toxicidad.

Efectos Secundarios

Son todas aquellas consecuencias reversibles del uso del medicamento que pueden afectar a la persona que lo consume, estos síntomas suelen ser comunes para la mayoría de los fármacos anticancerígenos, entre ellos están:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Disminución o pérdida del apetito.
  • Alteración en la percepción de los sabores.
  • Pérdida de peso sin causa aparente.
  • Dolor de estómago.
  • Acidez estomacal.
  • Cansancio extremo.
  • Debilidad constante.
  • Sed constante o mal sabor en la boca.
  • Cambio en el tono de la voz.
  • Alteración de la integridad de la piel, enrojecimiento, erupción, descamación, resequedad y en algunos casos aparición de ampollas.
  • Tos.
  • Dolor en los músculos o las articulaciones.
  • Exacerbación de las hemorroides o aparición de ellas.
  • Ampollas en la boca.
  • Alteración de la cicatrización normal.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Sensación de calor extremo o frío extremo.
  • Palidez de la piel.
  • Taquicardia.
  • Caída o pérdida total o parcial del cabello.
  • Zumbido en los oídos.

Es importante tener en cuenta que no todos los pacientes presentan estos efectos secundarios en la misma intensidad, es posible que los efectos sean leves o intensos, o incluso algunos puedan aparecer y otros no, esto va directamente relacionado a las características particulares de cada paciente de forma individual y debe acudir a su médico especialista ante la aparición de cualquier señal o síntoma de efectos secundarios. (Puede que también te interese saber sobre la Pregabalina).

Dejar Comentario