≡ Menu




Metenamina: Para qué sirve, nombre comercial, dosis y más

Para tratar las infecciones del tracto urinario existen múltiples medicamentos que actúan como atiinfecciosos, entre los cuales se encuentra la Metenamina. En este artículo daremos a conocer lo que todos necesitan saber al momento de consumir este producto.

¿Qué es?

La Metenamina es un fármaco que busca atacar los agentes bacterianos que provocan las infecciones de la vía urinaria específicamente. (Ver artículo: Ceftibuteno)

Generalmente este medicamento se receta cuando ya se han probado otros antibióticos y no se ha tenido la reacción esperada, pues sus componentes son más concentrados que los de los antiinfecciosos más conocidos.

Es decir, la Metenamina es, básicamente, un antibacterial que ejerce un efecto bacteriostático en contra de los microbios encargados de producir las infecciones en la vejiga y todo el tracto urinario a largo plazo, además de prevenirlas.

Los médicos especialistas recurren a este medicamento para tratar afecciones crónicas y como tratamiento permanente para prevenir otras posibles infecciones.

En este vìdeo, se puede observar un abreboca del antibiòtico que tiene como principio activo la Metenamina:

¿Para qué sirve?

Entre los usos más comunes que se le dan a la Metenamina se encuentra, como ya se ha mencionado, producido para combatir los microorganismos causantes de las infecciones de la vejiga y, también en otros casos, del riñón.

De la misma manera, es importante destacar que este medicamento no se prescribe cuando la infección está activa, pues para estos casos se recetan otros antibióticos como la Nitrofurantoína, la cual se encarga de aniquilar las bacterias causantes de afecciones agudas en el tracto urinario, como la cistitis o infecciones de la vejiga.

De esta forma, existen personas que desarrollan resistencia a los antibióticos debido a su constante consumo, lo que hace que las infecciones se repitan una y otra vez, sobre todo en aquellos pacientes que sufren de trastornos renales y tienen sondas para poder orinar. En estos casos, se receta la Metenamina para poder atacar la infección de raíz y prevenir, en la medida de lo posible, que vuelva a aparecer.

Metenamina

No obstante, la Metenamina también actúa como auxiliar para aquellos pacientes que utilizan de manera frecuente un catéter, pues elimina las bacterias que puedan ingresar al organismo mediante este objeto.

Es importante resaltar que, aun cuando es un producto médico y debería tener las condiciones necesarias de esterilización, a través del catéter se pueden producir múltiples infecciones, por lo que es sumamente elemental que las personas que hagan uso de él (bien sea por una cirugía cercana o por una condición especial) lo hagan usando como auxiliar antiinfeccioso algún medicamento, el cual podría ser la Metenamina siempre y cuando el médico tratante lo considere correcto.

La presentación de este fármaco, como casi todos los antibióticos encargados de combatir las mencionadas condiciones que afectan el organismo, viene en tabletas y en solución líquida. Es importante destacar que esta última opción está diseñada para niños mayores de 12 años, pues no es recomendable prescribir este tratamiento en infantes de edad escolar ni en bebés recién nacidos o en periodo de lactancia.

Factores importantes antes de ingerirlo

Es preciso resaltar, de igual manera, algunos factores que se deben tomar en cuenta al momento de empezar a ingerir este medicamento:

  • La orina: Es elemental que su médico verifique mediante exámenes urocultivos cuáles son los niveles de ácido presentes en su orina, pues de esto dependerá el correcto funcionamiento o no del medicamento.

Generalmente, en los resultados óptimos debe reflejarse que la orina tiene cifras acídicas con unas cifras de pH de 5.5 o menos; no obstante, estos datos deben ser verificados por el especialista quien, a su vez, indicará la dosis necesaria para que la Metenamina tenga el efecto deseado.

  • Deshidratación: Los pacientes que tengan deshidratación por factores anteriores a las infecciones urinarias o de la vejiga, deben comentarle la situación al médico tratante antes de que éste le prescriba la Metenamina.
  • Alergia: Además, alguna reacción alérgica a la Metenamina o a alguno de sus componentes deberá ser notificada al médico tratante, pues, en base a esto, éste determinará que la prescripción de este antibiótico no es la adecuada o, en su defecto, deberá evaluar la situación para saber si es recomendable recetarlo en dosis que no pongan en riesgo al organismo del paciente.
  • Embarazo: Es especialmente importante que se informe al médico si la paciente está embarazada o tiene planes de estarlo, pues, aunque se puede deducir su seguridad, las mujeres en este periodo de tiempo necesitan más cuidados y vigilancias de las habituales.

  • Lactancia: Si al momento de presentar una infección en el tracto urinario no funcionan los antibióticos prescritos para acabar con ella, el médico podría recomendar el uso de Metenamina a largo plazo, pues este componente se excreta en cantidades mínimas por la leche materna, lo que significa que no aporta un riesgo potencialmente importante para el bebé. No obstante, se debe consultar al médico antes de ingerir este antibiótico.
  • En caso de causar vómitos: Los componentes de la Metenamina suelen estar en niveles altamente concentrados en sus presentaciones, lo que muchas veces puede provocar náuseas y vómitos.

Si el paciente tiene un mecanismo de defensa del organismo inestable, se recomienda que el medicamento sea ingerido antes de dormir o después de las comidas, así como también debe estar acompañado de agua que disuelva su contenido dentro del cuerpo, de manera que no quede encapsulado en un lugar específico ya que esto podría acentuar las náuseas.

  • Cambios en la dieta: Como se explicó anteriormente, es necesario que la orina tenga niveles ácidos óptimos para que el medicamento pueda cumplir sus funciones adecuadamente, lo cual puede verse afectado si lo que consume el paciente disminuye dichos niveles.

Por ello, se recomienda que durante la ingesta de la Metenamina se eviten alimentos lácteos tales como leches, sueros y quesos, además de las frutas y demás productos que puedan contener antiácidos. Lo indicado sería que consumiera proteínas y comidas como arándanos, que si tienen vitamina C agregada será mucho mejor.

Asimismo, todos estos consejos deben ser tomados en cuenta siempre y cuando el médico especialista esté de acuerdo y considere que son necesarios para que la Metenamina cumpla sus funciones, así como también se hace un llamado especial a aquellos pacientes que sufran de enfermedades estrictas y controladas, como la diabetes o las afecciones del riñón, puesto que ellos deberán tener especial cuidado a modificar algún alimento de su dieta.

  • Ingerir todo el contenido: Cuando se tome la dosis recomendada por su médico, debe asegurarse de que todo el contenido de la pastilla ingrese al cuerpo de manera correcta. Si está consumiendo tabletas recubiertas no puede partirlas ni extirparlas para agregarlas a algún otro líquido, pues esto influirá negativamente en las funciones antiinfecciosas de la Metenamina.

De igual manera, si los niños quieren ligar el medicamento oral con agua, leche o jugo, tampoco deben hacerlo, pues esto traería consecuencias negativas para el organismo.

Estas indicaciones parecen irrelevantes, pero a la hora de administrar el fármaco son muy importantes pues, por el amargo sabor producto de sus componentes, puede resultar desagradable y las personas buscan otras opciones más viables para consumirlo, sin tomar en cuenta que esto podría tener efectos adversos.

  •  Almacenamiento: Este medicamento debe estar almacenado en un lugar fresco y seco no mayor a los 30°C, sobre todo si se trata de la solución oral. Asimismo, es importante que, una vez abierto el envase, se consuma todo su contenido de acuerdo, claro está, a las indicaciones del médico tratante.

Es decir, no se puede dejar el líquido por la mitad para ser refrigerado y usado en otra ocasión, pues esto haría que los componentes del antibiótico se desvanecieran y, por ende, se perderían los efectos antibacteriales y antiinfecciosos del medicamento.

  • Es importante que, tanto pacientes como médicos especialistas y tratantes, tomen en cuenta estos factores a la hora de prescribir y consumir un antibiótico de componentes fuertes como lo es la Metenamina.

Asimismo, resulta elemental que se evalúen exhaustivamente las condiciones de los niños, pacientes diabéticos, renales y con otras enfermedades de tal gravedad, pues el uso de este antibiótico podría causar potenciales problemas si ingresa a organismos no aptos para sus efectos.

Nombre comercial

La Metenamina también puede ser recetada y conseguida bajo los siguientes nombres comerciales:

  • Hiprex
  • Mandelamine
  • Urex

Bacterias que ataca

Como se ha venido explicando, la Metenamina se encarga de eliminar y de controlar aquellas bacterias y demás microorganismos que causan las infecciones urinarias. Por esta razón, es importante que se conozcan cuáles son exactamente esos factores que generan este tipo de malestares. (Ver artículo: caspofungina)

  • Escherichiacoli:Esta bacteria es la principal causante de los problemas que se desencadenan en el tracto urinario, tanto que, según diversos estudios médicos, provoca el 80% de las este tipo de infecciones.

Este microbio forma parte de la familia de las enterobacterias, y su lugar de estadía es el tracto urinario de seres humanos y animales. Este microorganismo está implicado en la mayor parte de las infecciones que afectan a las personas, especialmente a nivel sanguíneo y de las mucosas.

Es por ello que una de las principales funciones de la Metenaminaes mitigar el proceso infeccioso producido por la Escherichiacoli.

  • Serratia: Este tipo de bacterias suele frecuentarse en áreas hospitalarias, y su zona de ataque es el tracto urinario.

Por ser un microorganismo intrahospitalario, la Serratia puede producir infecciones agudas en la vejiga e incluso la zona gastrointestina; además, su reproducción es acelerada y dentro de los nosocomios busca crear una colonia desestabilizadora que es capaz de debilitar de manera importante  el sistema inmunológico del paciente.

Las variantes más comunes de estas bacterias son la Serratiaplymuthica, Serratialiquefaciens, Serratiarubidaea, y Serratiaodoriferae, las cuales son las responsables de aproximadamente el 2% de infecciones de cualquier tipo, entre las cuales también destaca la urinaria. En este caso, la Metenamina se receta para contrariar los efectos adversos de esta familia de bacterias.

  • Klebsiella: Este tipo de bacterias son las responsables de un gran número de afecciones al cuerpo humano, pues en esta familia se encuentran diversos tipos, entre las que destaca la Klebsiellaoxytoca.

Esta variable de la Kebsiellano es la principal causante infecciones en los humanos, pero cuando su aislada participación está estrechamente ligada con infecciones del tracto urinario o de vías biliares, las cuales, en la mayoría de los casos, forman parte de un grupo mayor de bacterias, cuya acción unificada se denomina “polimicrobiana”.

La Klebsiellaoxytoca generalmente se adquiere en los centros hospitalarios, sobre todo en pacientes diabéticos o en aquellos que ya han recibido dosis considerables de antibióticos, además de presentar alguna enfermedad de gravedad.

La Metenamina, como ya se ha mencionado, se encarga de reforzar el sistema antiinfeccioso de aquellas personas que terminaron con algún tratamiento con este tipo de fármacos, por lo que sus componentes pueden disminuir las acciones de este microorganismo dañino.

Además, la Metenamina también lucha con hongos.

  • Candida: Este tipo de hongos es uno de los más peligrosos y difíciles de controlar, tanto por su rápida propagación como por sus efectos mortales.

La variable de esta familia que afecta directamente el tracto gastrointestinal y la vagina es la Candidaalbicans, cuya colonización de dicha parte del cuerpo humano resulta sumamente comprometedora para el organismo, y es aquí donde la Metenamina puede fungir solo como auxiliar de un tratamiento líder que sea más fuerte, que este antibiótico por sí solo no podría mitigar en su totalidad el nivel de infección que puede causar este hongo.

En todos los casos de infecciones urinarias que se presenten, es necesario que el médico tratante realice los exámenes pertinentes para determinar cuáles son las bacterias que las están causando.

¿Con qué medicamentos puede interactuar y con cuáles no?

Por ser un antibiótico que se ingiere a largo plazo, es posible que el paciente ingiera otros medicamentos en paralelo  con la Metenamina. Por esta razón, es elemental que se conozcan cuáles pueden ser consumidos al mismo tiempo que el fármaco mencionado para así evitar posibles problemas de salud.

No puede ingerirse con

  • Sulfamidas: Este componente representa el principio activo de muchos antibióticos, entre los cuales destacan la Eritromicina- sulfisoxazo, Sulfametoxazol-trimetoprima, Septra y Bactrim.

A pesar de que dichos fármacos también pertenecen a la familia de los bacteriostáticos de amplio espectro, no es recomendable que se medique al mismo tiempo que la Metenamina; aun así, es necesario que se consulte con el médico tratante.

Puede ingerirse con

  • Acetazolamida: Este medicamento se receta para reducir los síntomas causados por factores externos, como pueden ser los mareos por la altura de un lugar específico, disnea, fatiga y somnolencia. Además, reduce la presión del ojo y los malestares causados por mareos, vómitos y diarreas.
  • Antiácidos: Todos los medicamentos de la familia de los antiácidos pueden ser ingeridos sin ningún problema en paralelo con la Metenamina, pues sus efectos incluso podrían ser aliados para disminuir el malestar del paciente.

Asimismo, es importante recalcar que los antiácidos, en la mayoría de los casos, no son fármacos prescritos bajo receta médica, sino aliados a los que el paciente recurre cuando presenta acidez estomacal.

  • Bicarbonato de sodio: Este componente químico tiene muchos usos, tanto en la medicina como en la vida diaria; sin embargo, en el caso específico de la primera, se trata de un antiácido especialmente recomendado para aliviar la indigestión estomacal, así como también para disminuir los niveles de acidez en la sangre o en la orina.

Debido a que sus efectos no interfieren con los de la Metenamina, el Bicarbonato de sodio puede ser ingerido en paralelo con el mencionado antibiótico.

  • Metazolamida: Este fármaco es uno de los que conforman la familia de los inhibidores, especialmente se médica para tratar casos de glaucoma en cuanto a la oftalmología.

Por ser un medicamento que se prescribe a largo plazo y la enfermedad que trata puede considerarse aguda, la Metenamina puede estar prescrita al mismo tiempo sin ningún tipo de inconvenientes; no obstante, esto dependerá del contexto particular de cada paciente, siendo el médico especialista el encargado de determinar esta relación.

Todos estos medicamentos y componentes activos nombrados son apenas algunos de la larga lista de fármacos que pueden tener o no interacciones sanas con la Metenamina.

En el caso de los pacientes diabéticos renales o de cáncer, es elemental que se consulte con el médico la lista de los medicamentos ingeridos para tratar dichas enfermedades y, a partir de ahí, éste determinará el uso de la Metenamina. (Ver artículo: Ivermectina)

Dosis

Las dosis, como todo lo relacionado a este medicamento, dependerán de lo que indique el médico encargado de las prescripciones. Sin embargo, se pueden recomendar las siguientes:

  • Dos veces al día cada 12 horas en caso de ser un tratamiento a largo plazo.
  • Cuatro veces al día que pueden distribuirse después de las comidas y a la hora de acostarse.

Todas estas indicaciones son prescritas dependiendo de cada persona y así mismo debe ser su ingesta. Es de vital importancia que el medicamento no sea compartido con otras personas, aun cuando éstas tengan diagnosticado el mismo tipo de infección.

Efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios de la Metenamina que deben ser consultados con su médico de manera inmediata son los siguientes:

  • Dolor en la vejiga e irritación, las cuales podrían indicar algún posible rechazo del organismo hacia el medicamento, pues no se debe olvidar que esta es la principal zona donde actúa el mismo.
  • Dolor en la espalda baja: Si el paciente presenta dolores agudos en la región del coxis mientras toma la Metenamina, puede indicar que algún componente del medicamento está actuando de manera irregular.
  • Reacciones alérgicas: Otros de los efectos secundarios de la Metenamina son las erupciones cutáneas que se manifiestan a través de sarpullidos o inflamaciones tipo acné principalmente en la cara, aunque no se descarta el hecho de que puedan aparecer en el resto de la piel.

Esta es, quizás, una de las reacciones adversas más incómodas para los pacientes.

  • Orina de color oscuro: Este efecto es uno de los más comunes al ingerir la Metenamina y es causado por los componentes del antibiótico, los cuales tienen la capacidad de cambiar el color de la orina. Sin embargo, ésta no siempre es una señal que indica que algo grave anda en el organismo; aun así, el médico será quien lo determine.
  • Dolor al orinar: Este síntoma debe ser notificado al médico tratante de inmediato, pues puede indicar que la infección no está desapareciendo, sino que está acentuándose con la Metenamina. Además, ésta es una de las señales de que el tracto urinario no está sano y requiere atención.

Sumado a todos estos factores, existen otros síntomas que pueden aparecer con el uso de la Metenamina, pero que no necesariamente ameritan que se consulte a un médico.

  • Pérdida del apetito: Cuando el organismo recibe dosis de un antibiótico tan concentrado como la Metenamina, es posible que disminuya la necesidad de alimentarse. No obstante, es importante que el paciente no deje de comer, pues esto podría ocasionar otras consecuencias más graves como una anemia o alguna deshidratación.
  • Diarrea: Por ser un producto que se consume, es posible que el organismo pueda experimentar una leve alteración en sus procesos digestivos, lo que acarrea un desorden en las evacuaciones. Sin embargo, esto podría resolverse en cuestión de pocos días y no necesitará de la suspensión de la Metenamina siempre y cuando no exceda los límites de días y cantidad.
  • Náuseas: El consumo de Metenaminapuede ocasionar náuseas e incluso vómitos debido a la alta cantidad de componentes químicos que existe en su interior, por esta razón, las personas que sufran de estos síntomas debido a que su organismo es sensible, deberá consultar al médico y explicarle el contexto para que no sufra ningún daño adicional a la infección que se está tratando.

Hipurato de Metenamina

El hipurato de Metenamina es el principal componente del antibiótico, por lo que su uso y su mecanismo de acción son los mismos que se han venido explicando.

Diversos especialistas han realizado numerosos estudios médicos para determinar cuál es el efecto y la efectividad de este fármaco en las infecciones urinarias, llegando a la conclusión que puede ser utilizada para prevenir estas afecciones a corto plazo y luego de que el paciente haya recibido un tratamiento base sin resultados positivos.

No obstante, los mismos estudios arrojaron que el Hipurato de Metenamina no tiene efectividad comprobada en los pacientes que sufren de vejiga neuropática (también llamada vejiga neurogénica). Esta condición ocurre, básicamente, cuando los nervios no llevan los mensajes de la vejiga al cerebro, cuya información permite que la persona pueda contener la orina o vaciarla.

Cuando este proceso de comunicación entre los sistemas internos falla, trae como consecuencia que la vejiga se paralice y, por consiguiente, trae daños al riñón, retención y escape de orina, además de infecciones en el tracto urinario.

Por ser una condición que afecta seriamente los órganos, los especialistas quisieron determinar si el Hipurato de Metenamina podía ayudar a controlarla, llegando a la conclusión de que no es efectiva para estos casos. (Ver artículo: Ácido clavulánico)

Uso pediátrico

En caso de que el afectado por alguna infección urinaria sea un niño, es necesario que su representante se comunique de inmediato con el pediatra y le explique detalladamente todos los factores médicos del infante. A partir de estos datos, el doctor decidirá cuál será la dosis de Metenamina adecuada.

No obstante, se recomienda que la edad mínima para recibir este antibiótico sea de 6 años.

Metenamina cloreto de metiltionínio

Por su parte, el cloreto de Metiltionínio es un medicamento producido por primera vez por la compañía farmacéutica TauRxTherapeutics, la cual se desarrolló en base a estudios que determinaron un efecto retractor de la proteína tau en enfermedades degenerativas, siendo el mal de Alzheimer la más relacionada con este medicamento.

En este sentido, cuando los niveles de la proteína Tau experimenta alteraciones, según un estudio realizado por investigadores de Argentina con colaboración de científicos de la República Checa y el Reino Unido, puede relacionarse con la aparición de enfermedades crónicas como el ya mencionado mal de Alzheimer, Parkinson o demencia fronto temporal.

A través de este vídeo, podrán aprender consejos sobre este síndrome:

La función del cloreto de Metiltinínioes mantener las proteínas de tau en sus niveles normales, porque, evidentemente, éstas son necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso central. Sin embargo, cuando el paciente sufre de Alzheimer, las tau sufren un descontrol que afecta las neuronas de la persona, y es justamente ahí donde este medicamento actúa bloqueando la conexión entre ellas.

Asimismo, la Universidad de Aberdeen desarrolló un estudio con aproximadamente 321 pacientes del mal de Alzheimer leve que consumen este medicamento para determinar la efectividad del mismo. La investigación fue realizada con habitantes del Reino unido y Singapur, y arrojó como resultado que la enfermedad puede retrasarse hasta en un 81%si se ingiere el fármaco tres veces al día durante 50 semanas.

Precauciones

  • Si se olvida de tomar alguna dosis, no la duplique cuando le toque la siguiente. Es mejor tomarla apenas lo recuerde, siempre y cuando no se acerque el momento de su dosis habitual.
  • Conserve el medicamento fuera del alcance de los niños, esto debido a que el antibiótico solo puede usarse bajo estricta vigilancia.
  • Debería evitarse el consumo de alcohol mientras se ingiere este medicamento, pues esto podría acarrear graves consecuencias para la salud.

Como se ha explicado en el desarrollo de este artículo, la Metenamina es un medicamento que debe ser administrado bajo estricta supervisión médica.

Dejar Comentario