≡ Menu




Limeciclina: ¿Para qué sirve?, Nombre comercial, y más

La limeciclina es un antibiótico, es un fármaco que se utiliza contra las infecciones creadas por bacterias, lo cual hace que sea  muy eficaz en los tratamientos para el acné. A veces debido al exceso de grasa en la piel, los poros se obstruyen y se infectan, provocando lesiones de acné infectadas, para estos casos se cuenta con la limeciclina, cuya acción combate  las infecciones bacterianas que producen granos, comedones y pústulas en la superficie cutánea.

limeciclina capsulas

En este artículo informativo aprenderemos las propiedades, beneficios, efectos secundarios y los casos en los que se pueda utilizar este medicamento. Recuerde siempre antes de comenzar cualquier tratamiento, evitar automedicarse y consultar antes al médico.

¿Qué es?

La limeciclina es un antibiótico, es decir, es una sustancia química producida con la función específica de impedir el crecimiento e inhibir los procesos de reproducción de los microorganismos, para proliferar en el cuerpo, principalmente se utiliza contra las infecciones bacterianas.

Pertenece al grupo de antibióticos llamado Tetraciclinas, las cuales tienen un amplio espectro en su mecanismo de acción. Este grupo obtiene su nombre de que son sustancias derivadas de la naftacenocarboxamida policíclica, específicamente de su núcleo tetracíclico.

Las tetraciclinas es un grupo de antibióticos que pueden ser tanto naturales o sintéticos, y algunos de sus miembros del grupo son, la clortetraciclina, la demetilclortetraciclina, la rolitetraciclina, la oxitetraciclina, y la tetraciclina.  Esta familia de antibióticos tienen la característica común de que pueden formar tanto sales, ácidos como bases, aunque principalmente se usan los carbohidratos solubles.

La limeciclina es la más soluble de las bases de tetraciclinas, tiene un alto nivel de absorción, el cual es de forma rápida y completa, por medio del tubo digestivo, específicamente en el intestino delgado, y su mecanismo de acción comienza entre 3 y 6 horas después de haber ingerido una cápsula.

La administración de vía parenteral, es decir, la que introduce el medicamento al cuerpo de forma directa al torrente sanguíneo, es altamente absorbida por el organismo y llega rápido y eficientemente a las bacterias que debe atacar.

La acción de este antibiótico se metaboliza en todo el organismo, y se distribuye en todos los tejidos, llegando hasta el interior de las células, y hasta los tejidos blandos, fluidos y órganos principales, después de ejercer su efecto antibiótico en el organismo, y ser procesada por el hígado y los riñones, el restante se desecha por la orina y heces.

El proceso de absorción de la limeciclina, es parecido al de los carbohidratos, al ser la más soluble de las tetraciclinas, es absorbida de manera rápida por el tejido intestinal, en un proceso llamado transporte activo.

Debido a este nivel alto de absorción a nivel corporal, la limeciclina puede ser utilizada en una dosis más baja que las de las otras tetraciclinas, comúnmente con un efecto bacteriostático en el organismo, es decir, que evita que las bacterias se reproduzcan, cercándolas hasta que mueran, en dosis más altas, el medicamento se comporta como un bactericida.

¿Para qué sirve?

El uso de la limeciclina, inhibe el crecimiento bacteriano y disminuye las lesiones cutáneas que se producen por la acción de las bacterias, específicamente por el propionibacterium acnes.

Estos organismos están compuestos por las enzimas que procesan y descomponen las moléculas de grasa, llamadas lipasas, las cuales tienen como función principal convertir los triglicéridos en ácidos grasos.  Esta grasa se deposita en la superficie de la piel, brotando en cada poro, y ocasionando inflamación, lesiones con pústulas, agrupaciones de células infectadas y quistes de acné.

La limeciclina actúa directamente sobre las enzimas de lipasa evitando que los leucocitos lleguen a las células infectadas, lo cual genera un efecto antiinflamatorio y antibiótico sobre las zonas afectadas por el acné.

limeciclina mujer

La limeciclina tiene un amplio rango de acción , su efecto es utilizado para combatir las siguientes casos:

  • Brotes de acné causados por la bacteria Treponema pallidum.
  • Se utiliza contra las bacterias gram positivas como el streptococcus, diplococcus, y clostridium.
  • Infecciones por Spirochetas, como en la enfermedad de Lyme.
  • Tratamientos contra el gonococo.
  • Casos en donde tengamos bacterias gram negativas como la neisseria, bruselas, shigella, bordetella, klebsiella, y escherichia coli.
  • La presencia de la  haemophilus influenzae en el organismo.
  • Infecciones por pasteurella y rickettsia.
  • Casos causados por leptospira.
  • Se utiliza contra la mycoplasma pneumoniae.
  • Infección por E. Urealytycum.
  • Tratamientos para la chlamydia.

La limeciclina además de actuar sobre las lesiones por crisis de acné, moderado a grave, que se sitúan comúnmente en cuello y cara, pero como el medicamento se absorbe y se procesa con facilidad y llega a la mayoría de los tejidos y órganos corporales, podemos tratar desde infecciones urogenitales hasta rosácea.

La acción de la limeciclina evita  el proceso de adición de un grupo fosfato a las moléculas de las bacterias, y no permite que se genere la síntesis proteica en el centro celular de la misma, lo cual impide que las bacterias se reproduzcan y eventualmente mueran.

La limeciclina altera la capa lipídica de las células, llamada membrana citoplasmática, provocando que se salgan los componentes intracelulares, con esto logra fácilmente ingresa al núcleo de la bacteria, y ejercer su poder bacteriostático desde allí.

limeciclina bacterias

La dosis que comúnmente se utiliza es de 408 miligramos, y como su nivel de absorción por el organismo es rápida, los valores plasmáticos en los que el medicamento comienza su efecto antibiótico se da después de 3 o 4 horas de la ingesta oral. En algunos casos de acné severo o muy severo, se puede incrementar de 1 cápsula a tres o cuatro cápsulas al día, dependiendo del tipo de acné y de la severidad de las lesiones.

La alta capacidad de difusión a nivel celular, con una vía de administración común, da como resultado que la limeciclina alcance concentraciones efectivas en sangre, en los fluidos corporales y en los tejidos blandos, también en los órganos objetivos como los pulmones, la vejiga, el hígado, los riñones, la próstata y el sistema músculo esquelético, así como  en la bilis y la orina.

Como la limeciclina es útil en los tratamientos en donde tengamos que deshacernos de las bacterias antes mencionadas, se puede utilizar de manera conjunta con otros medicamentos, para cuando el paciente tiene las siguientes infecciones:

  • De la piel: Como por ejemplo lesiones por acné severo y rosácea.
  • Urogenitales: como la sífilis.
  • Gastrointestinales: como el cólera y la disentería.
  • Respiratorias como la bronquitis.
  • Infecciones en casos de tifus.

El acné

El acné es una enfermedad de la piel muy común que provoca el brote de espinillas o granos en la superficie cutánea, frecuentemente en la zona de la cara, cuello, espalda y torso; es común que una persona que esté viviendo la etapa de la adolescencia presente casos de acné, pero las personas de cualquier edad pueden desarrollarlo en algún momento de su vida.

limeciclina acne

Las espinillas se forman cuando los folículos pilosos y las glándulas sebáceas se tapan con grasa o sebo, y se quedan atrapadas bajo la piel y eventualmente van generando los llamados comedones, espinillas o barros, los cuales surgen a la superficie de la piel cuando el canal del folículo donde drena la glándula sebácea se obstruye, inflamando la parte afectada y llenándola de pus, estas lesiones a veces pueden infectarse y si no son tratadas de manera adecuada dejarán marcas y cicatrices muy visibles en la piel.

Cuando se esta en el periodo de la adolescencia la apariencia es muy importante, y el tener un rostro con comedones llenos de pus hace que la persona sufre depresión y cambie su vida social y prefiera el aislamiento, por eso se necesita un medicamento que ofrezca un tratamiento efectivo para contrarrestar la infección y ayudar con la aparición del acné.

El acné se clasifica en leve, moderado, grave, y muy grave,  siguiendo una escala que los divide por tipo de infección, severidad y cantidad de brotes de granos en las lesiones que se presentan en la piel.

Cada caso es diferente y cada tratamiento también lo es, se deben identificar el origen, los antecedentes familiares, porque hay casos en donde el acné pudiera tener cierta condición hereditaria, también se debe tomar en cuenta la alimentación diaria, el tipo de piel que tenga el paciente, y si ha tenido contacto con sustancias químicas que pudieran generar un brote, en relación a esto debemos saber que a veces se puede tener reacciones alérgicas a maquillaje, si este está vencido o es de mala calidad.

El acné puede clasificarse en:

  1. Leve: Podemos encontrar menos de 5 lesiones inflamatorias en uno de los lados de la cara, pueden aparecer pústulas pero poco numerosas.
  2. Moderado: Puede haber entre 6 y 20 lesiones inflamatorias en solo un lado del rostro, y tiene un número mayor de pápulas y pústulas infectadas.
  3. Severo, pueden haber entre 21 y 50 lesiones solo en un lado de la cara, este tipo de acné presenta numerosas lesiones, entre comedones, pápulas y pústulas infectadas, a veces muy inflamadas, muy profundas  y llenas de pus.
  4. En los casos de acné muy severo se pueden presentar todo tipo de lesiones, casi siempre más de 50 regadas en muchas zonas del cuerpo, como en los hombros, espalda y cuello, estas lesiones se caracterizan por ser grandes, dolorosas y pustulosas, tiene nódulos inflamatorios, abscesos que duelen al tacto y algunos quistes que han formado costras, pero que sangran al contacto.

Un recién nacido de entre 1 y hasta 4 semanas de edad puede presentar lo que se llama acné neonatal, en el cual se presentan pequeñas pápulas y comedones en la carita del bebe, notándose en las primeras 48 horas de vida. Este tipo de acné se genera cuando durante el periodo de gestación fue excesiva la producción de la dehidroepiandrosterona, la cual es una prohormona secretada por la zona reticular de las glándulas suprarrenales del bebe. (Ver artículo: Estrógenos)

También tenemos los casos de acné infantil, el cual es el que se presenta después de las 6 semanas de nacido hasta el año de edad, suele tener lesiones pequeñas, comedones no muy inflamados.

El acné de la infancia media se presenta después del año de edad y aproximadamente hasta los 8 años y medio, cuando tenemos un niño con esta condición se relaciona con un síntoma de un trastorno endocrino.

Luego tenemos al acné pre adolescente, el cual se presenta en niños de entre 9 y 11 años de edad, los cuales muestran las lesiones en la llamada zona T, frente, nariz y mejillas, y se considera que es parte del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios de la etapa previa a la pubertad.

Las mujeres pueden manifestar acné premenstrual, el cual aparece en el periodo previo a la menstruación, las lesiones pueden manifestarse solo durante el periodo o pueden empeorarse las que ya previamente se tengan.

¿Por qué se genera el acné?

Los factores principales que generan el acné son, principalmente el aumento de la producción de sebo en las glándulas sebáceas, comportamiento anormal de la epidermis, que es la capa más superficial de la piel, como manifestación de síntomas de alergia a algún medicamento, o a alguna sustancia química con la que hayamos tenido contacto, y la presencia de la bacteria propionibacterium acnés.

Otros factores que generan la aparición del acné son los efectos secundarios en el uso de algunos medicamentos como esteroides anabolizantes, los cuales se utilizan para incrementar el crecimiento de tejido, los glucocorticoides, los cuales regulan el metabolismo de los carbohidratos, también con sustancias como bromuros, yoduros y cuando se utilizan anticonceptivos orales.

El incremento de la producción de sebo debido a los procesos hormonales, como los cambios en la adolescencia y los ciclos menstruales, suelen generar acné. En este sentido tenemos a las hormonas que segrega la hipófisis, como la de crecimiento, la luteinizante y la prolactina, cuya acción promueve  la aparición del acné. Los andrógenos son los principales reguladores de la producción de las glándulas sebáceas, un desequilibrio hormonal podría desencadenar un brote de acné.

Tratamiento

Para indicar un tratamiento eficaz para combatir el acné, debemos conocer a fondo la causa del origen de la infección. (Ver artículo: tirotropina)

Las bacterias que producen el acné son parte normal de nuestra piel, solo que en una cantidad reducida ayudan a evitar que se efectúe una acumulación de grasa en los conductos de los folículos pilosos.

Cuando una persona no se lava bien la cara, tiene una  extra producción de grasa, o atraviesa un periodo de cambios hormonales, la superficie de la piel cambia, haciendo que se vuelva más sensible, sus poros obstruidos se infectan y dan alimento a las bacterias, las cuales inflaman la zona afectada y muchas veces se llenan de pus.

limeciclina tratamiento

Para tratar estas infecciones podemos utilizar la limeciclina, ya que por tener amplio espectro, actúa en el proceso de crear proteínas lo cual las elimina del organismo. Es común que en un tratamiento para el acné se recete un fármaco antibiótico como la limeciclina y un tratamiento tópico, como el peróxido de benzoilo, que se aplique directamente sobre la lesión, para una rápida mejoría de los síntomas externos, también reduce la capacidad de las bacterias de hacerse resistentes al medicamento.

Nombre comercial de la limeciclina

La presentación comercial de la limeciclina es el medicamento llamado Tetralysal, el cual se utiliza como antibiótico de amplio espectro, el cual tiene todas las propiedades de acción de la limeciclina, y puede ser parte de los tratamientos para erradicar las infecciones bacterianas.

El tetralysal viene en una presentación de una caja que contiene 16 cápsulas, cada cápsula contiene 408 miligramos de limeciclina, lo cual equivale aproximadamente a 300 miligramos de tetraciclina base.  Estas cápsulas también contienen el estearato de magnesio y sílice coloidal hidratado, sustancias que actúan como excipientes en la formulación química del medicamento. (Ver artículo: Glucagón)

 

La dosis recomendada para el medicamento tetralysal es de 1 cápsula, diaria, por al menos 8 semanas, en el caso de ser un paciente adulto y si es un caso de tratamiento del acné. Si se trata de otro tipo de infección, cualquiera de  las mencionadas para la limeciclina, la dosis indicada es de 1 cápsula en la mañana y otra por la noche.

Otro medicamento en el que se comercializa la limeciclina, es el Lymecin el cual viene en una caja que contiene 16 cápsulas, de las cuales se recomienda tomar una a la mañana y una por la noche, este medicamento es indicado para las infecciones de la piel.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que se pueden presentar cuando se está bajo el tratamiento con limeciclina pueden ser:  dolor de cabeza intenso, diarreas, náuseas, urticaria, prurito, vómitos, inflamación en el hígado, reacciones alérgicas a los componentes de la fórmula, o de hipersensibilidad a la misma, y trastornos visuales, como visión borrosa, enrojecimiento y fotosensibilidad.

limeciclina efectos

Cuando el paciente debe someterse a  un tratamiento a largo plazo, se pueden presentar malestares estomacales serios, como el reflujo gastroesofágico y el dolor epigástrico. (Ver artículo: Omeprazol)

Se puede sufrir también de una inflamación leve o moderada en la lengua, la cual es llamada glositis.

Se debe estar seguro como médico tratante, que el paciente no tiene reacción alérgica a ninguna de las tetraciclinas, para que no se desarrolle un cuadro alérgico grave al exponerse a un tratamiento con limeciclina. De presentar alergia a esta familia de antibióticos se deben buscar otras opciones para efectuar el tratamiento.

Cuando el paciente a ingerido su dosis de limeciclina, debe tener en cuenta que los resultados que obtenga en exámenes de laboratorio pueden resultar alterados, especialmente para determinar el nivel de glucosa, ya que puede arrojar un valor falsamente elevado.

Para las pacientes que estén en estado de gestación o en periodo de lactancia, no se recomienda el uso de este antibiótico, ya  que atraviesa la barrera placentaria y no hay estudios científicos suficientes que certifiquen que sea  seguro para el bebe, el mismo principio se aplica a las madres en periodo de lactancia ya que a través de la leche materna, se le traspasa en efecto del antibiótico al bebe, lo cual es totalmente nocivo para la salud del niño.

La limeciclina no debe administrarse bajo ninguna circunstancia cuando este vencido, ni este ni ningún medicamento, ya que si expiró su fecha de vencimiento al ingerirlo nos ponemos en riesgo, la reacción en el organismo puede variar, o puede perder el efecto antibiótico sobre la enfermedad que se intenta combatir. Cuando la limeciclina se ingiere estando vencida puede causar acidosis tubular renal, dolencia que desaparecerá cuando dejemos de tomar el medicamento.

Reacciones adversas

limeciclina reacción

Las reacciones  a los medicamentos, es la respuesta del organismo a la acción de un medicamento, esta respuesta puede ser nociva, o riesgosa o simplemente no es la esperada por el medico tratante que lo receto. Se debe a varios factores biológicos que se deben tomar en cuenta, como el uso de otros medicamentos al mismo tiempo, o condiciones de patologías preexistentes, las cuales puedan convertir en un riesgo el ingerir un medicamento.

Si se está en tratamiento con retinoides orales, que son compuestos químicos derivados de la vitamina A, cuya función es la de regular la proliferación y diferenciación celular, es mejor evitar el uso de la limeciclina, ya que se puede presentar el riesgo de un aumento de la presión intracraneana, condición a la cual se le debe tener observación constante por la grave de sus consecuencias.

Si el paciente esta en tratamiento con antiácidos, o con medicamentos que contengan hierro, hidróxido de magnesio, hidróxido de aluminio, o con sales de calcio, pueden generar como efecto secundario que interfieran con la acción de la limeciclina, de hecho podrían interferir en su absorción por el organismo. También debemos tomar en cuenta que el uso de barbitúricos presenta un riesgo y en estos casos debemos evaluar si es mayor el riesgo o el beneficio.

La limeciclina podría tener como reacción adversa la aparición de trastornos hematológicos, como por ejemplo la anemia hemolítica, la trombocitopenia, neutropenia, eosinofilia, e hipernatremia. También se han informado de casos en los que se ha elevado el nivel de sustancias nitrogenadas en la sangre, por efecto anti anabólico. (Ver artículo: Fumarato ferroso).

La limeciclina no se recomienda para tratamientos en niños menores a 8 años, ya que es en esta etapa, en la que el esmalte dentario está más vulnerable, la pigmentación dental cambiará para tornarse de un color amarillento, en algunos casos esta condición es irreversible, este efecto en los dientes se llama discromía dental, también se ve afectada la corona de los dientes, puesto que aparecen zonas o áreas sin esmalte, lo cual hace que se torne doloroso y débil.

limeciclina tetralysal

Siempre debemos recordar que es muy importante consultar con el médico tratante, antes de ingerir cualquier medicamento, ya que cada organismo de acuerdo a los síntomas y otros indicadores personalizados crean una respuesta propia y única a cada medicina, si otra persona tiene los mismos síntomas no se puede asegurar que tendrá la misma respuesta o incluso si puede presentar algún efecto secundario no deseado, o en algunos casos una alergia o una intoxicación por sobredosis del medicamento en cuestión.

No se debe tampoco tomar más de la dosis que el doctor prescribe, el hacer esto no generará que el alivio ante la dolencia se produzca antes, o que tenga un efecto más fuerte de lo que su mecanismo de acción le permite tener, de hecho podría producir un efecto adverso importante.

Nuestra recomendación es consultar al médico antes de iniciar la ingesta de cualquier medicamento, y bajo ningún concepto, automedicarse, ya que cada caso y cada paciente son diferentes siempre, por eso es necesario un examen médico y pruebas de laboratorio antes de iniciar cualquier tratamiento.

Limeciclina y al alcohol

Existe un riesgo latente al consumir alcohol y estar bajo tratamiento con antibióticos o con algún otro medicamento. La recomendación es evitar totalmente el ingerir alcohol y antibióticos al mismo tiempo, el nivel de riesgo es diferente en cada persona y se determina con ciertos factores como la edad, que tipo de  medicamento se trata en cada caso en particular, para descubrir y evaluar los potenciales riesgos para cada paciente.

limeciclina y alcohol

La ingesta del alcohol junto con medicamentos podría potenciar los efectos secundarios de los fármacos, se pueden presentar casos en donde los vómitos, las náuseas, los mareos, la desorientación y el malestar general, pueden llegar a niveles de tener en los que se tiene que ir a la emergencia hospitalaria para tratar estos síntomas.

Un paciente debe vigilar de manera estricta sus niveles de hidratación, porque el consumo de alcohol incrementa los niveles de deshidratación.

Los medicamentos son sustancias químicas que deben ser procesadas por los órganos internos, como los riñones y el hígado, lo cual es un proceso complejo que implica un trabajo extra de estos órganos vitales los cuales deben cumplir con sus funciones diarias dentro del organismo, si además de estos complejos procesos metabólicos tiene la tarea extra de filtrar el alcohol del cuerpo, generará un estado de presión que puede desencadenar un mal funcionamiento del órgano en cuestión, con todas las consecuencias que esto provoque, lo que pondría la vida en riesgo.

Estas terribles consecuencias, se pueden evitar solamente con no consumir  alcohol durante el tratamiento con antibióticos, para lo cual debemos esperar entre 36 y 48 horas para poder ingerirlo, con esto ganamos los beneficios del tratamiento, nos aliviamos de cualquier dolencia, y nos alejamos de la posibilidad de hacernos daño y desencadenando en el cuerpo reacciones molestas y peligrosas para el bienestar de cada persona.

Dejar Comentario