≡ Menu




Aprende todo sobre el medicamento llamado Inosina aquí

La inosina es considerada un nucleósido, es decir, es una molécula, la cual es de tipo orgánico y ella integra las moléculas mas grandes de los ácidos nucléicos obteniendo como resultado la unión entre una base nitrogenada y una pentosa, la cual puede ser desoxirribosa o ribosa; la inosina funciona como intermediario para la ruta de la síntesis de estos ácidos nucléicos, la cual se forma cuando la ribosa y la hipoxantina se unen a través de un enlace glucosídico β-N9.

En la industria, generalmente se produce su adición en alimentos preparados, como por ejemplo: sopas de sobre, entre otras, esto es debido a que la inosina potencia el sabor. También se puede encontrar en algunos tipos de cremas.

¿Qué es la Inosina?

Como se dijo anteriormente, la inosina es un nucleósido (bases nitrogenadas, las cuales forman parte de la estructura de los genes), el cual es perteneciente al grupo de las purinas.

En forma natural, la inosina se sintetiza en el sistema esquelético y cardíaco. Este nucleósido es precursor de la adenosina, la cual conforma la estructura del ATP, es decir, forma parte de la estructura de la unidad energética del organismo.

Para la síntesis del 2,3 difosfoglicerato, también es necesaria la inosina, la cual actúa como transporte de oxígeno desde lo glóbulos rojos hasta las células del organismo; es decir, que la inosina es necesaria para permitirle el transporte de oxígeno hasta las células del cuerpo, lo que contribuye a la síntesis del ATP. Se sabe que la inosina también participa en la función inmune.

En la levadura y las carnes (principalmente las vísceras) se puede encontrar la inosina de manera narutal.

Una de las formas más activas de la inosina que podemos encontrar es la inosina ribósio hipoxantina. Ésta es parte de algunos pre-entrenamientos, los cuales contribuyen al metabolismo energético.

Aplicaciones

Los suplementos que contienen inosina, usualmente son utilizados para aumentar la concentración de ATP dentro de las células, lo cual se traduce en un mejoramiento de la captación de oxígeno por parte de las células musculares y de esta manera, poseen una recuperación más rápida.

Esto es utilizado principalmente por deportistas, como por ejemplo: fisicoculturistas.

Posteriormente a la administración de la inosina por vía oral, se produce ácido úrico; el cual en diminutas cantidades puede actuar como antioxidante, proporcionando variedad de beneficios. Es utilizada para el tratamiento de algunas patologías, como por ejemplo: la esclerosis múltiple.

También puede utilizarse como antiarrítmico para el tratamiento de algunas patologías de tipo cardiovascular, y como protector de trastornos de tipo neurológicos. (Para conocer un poco mas sobre este tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo: mexiletina)

inosina

Por desgracia, no hay muchos estudios sobre la inosina, los que han sido realizados no dan certeza de la efectividad que ésta tiene.

Se necesita hacer mas investigaciones sobre la inosina, sobretodo para estudiar en que tipo de circunstancias debe ser utilizada, como debe ser administrada y los beneficios que ésta proporcionara de acuerdo a los demás factores mencionados anteriormente.

Generalmente, los estudios sobre la inosina que se han realizado, han sido en cuanto a deportes de resistencia, pero no se han realizado estudios sobre la fuerza o la potencia, ni mucho menos sobre si posee acción sobre el desarrollo de la masa muscular.

Se recomienda que se realicen estudios con las dosis que son habitualmente utilizadas, las cuales son 1-2 gramos antes de realizar esfuerzo físico. Generalmente los estudios que se han realizado han sido a dosis de entre 5 y 10 gramos administrados diariamente.

Mecanismo de acción

La inosina participa de manera activa sobre la síntesis del ATP, la cual es la que proporciona energía a todo el cuerpo durante la realización de ejercicios.

Por esta razón, se sabe que la inosina favorece la captación de energía durante la realización de esfuerzo físico, además de que ésta proporciona que la parte muscular tenga más potencia.

La inosina penetra en las células musculares, lo cual favorece y estimula que ocurre la síntesis del ATP, por lo cual se considera que mejora la capacidad de contracción muscular, lo cual favorece a que se puede entrenar de una forma más intensa.

Esto quiere decir que mientras más ATP exista a nivel muscular, más cantidad de oxígeno será aprovechado, por lo cual ocurre una afinidad de este con la hemoglobina, la cual se sabe que es una proteína que está encargada de transportar el oxígeno en la sangre.

Gracias a ella, ocurre la oxigenación muscula . Mientras mayor sea el flujo de oxígeno que se encuentre en la musculatura, se obtendrá un rendimiento mas elevado y la recuperación será mas rápida.

Se considera que la Inosina CN, es un complemento ideal para utilizarlo alternamente con la suplementación con Monohidrato de creatina CN, se considera que esta combinación hace que las reservas de ATP se mantengan al límite sin necesidad de dosis altas de creatina.

Dosis

Según estudios realizados, la dosis recomendada a utilizar es de 5 a 10 gramos diariamente, es decir (5-10 mg /kg /día).

No obstante, se sabe que las dosis que son recomendadas normalmente por los fabricantes, son menores antes del esfuerzo deportivo, es decir, a dosis entre 600 mg y 2 gramos.

Precauciones

Se recomienda tener precaución con la dosis a administrar, ya que se han visto casos de toxicidad cuando son administradas dosis de 10 gramos.

En cantidades pequeñas el ácido úrico aparentemente actúa como antioxidante, cuando hay excesos de éste, puede presentarse un efecto contrario, además de que incrementa el riesgo de presentarse gota.

No se recomienda la suplementación prolongada o a dosis altas

No es recomendable la administración de inosina a niños ni a mujeres que se encuentren en periodo de gestación ni en periodo de lactancia, tampoco en individuos que posean enfermedades hepáticas o renales.

Propiedades nutricionales

Se recomienda a los atletas, a personas que poseen un estilo de vida bastante agitado, para que lo utilicen como estimulante energético.

La inosina puede encontrarse en presentaciones de polvo, cápsulas, pastillas o suplementos nutricionales. Generalmente los deportistas ingieren la inosina a  dosis de entre 5 a 6 gramos al día mediante suplementos.

Se puede encontrar de forma natural en la levadura de cerveza, en hígado, riñón y carne, sin embargo, no es considerado un nutriente esencial.

Se considera que este es un factor bastante beneficioso para los atletas, sin embargo también es considerado beneficioso y es recomendada su utilización en aquellos individuos que sufren de arritmias, o que han experimentado ataques cardíacos.

Suplementación deportiva

En el siglo XIX, la inosina fue aislada del músculo esquelético por primera vez, esto ocurrió gracias a un personaje científico alemán llamado Justus Von Liebig.

Su función se relacionó directamente con la regeneración de adenosin trifosfato (ATP), es decir, que ella se convirtió en el componente que desencadena la contracción muscular en conjunto con la programación de las células para llevar a cabo la síntesis proteica.

Es decir, que la inosina es considerada un factor complementario o alternativo de la creatina, esto según sea el objetivo que se quiera alcanzar y de acuerdo al entrenamiento realizado.

Se sabe que lo que causa la fatiga muscular es el déficit de adenosín trifosfato (ATP), por lo cual, se considera que la inosina es la que nos da ese empujón para correr ese kilómetro extra, para realizar la última repetición de un ejercicio, en pocas palabras, para llevar a cabo un entrenamiento completo.

Fue hasta 1970 que se pensó que la inosina era un producto de desecho del metabolismo de las células.

Mediante estudios realizados, se pudo determinar que la inosina era necesaria para llevar a cabo la contracción del músculo cardíaco y el impulso de sangre hacia las arterias coronarias. En la actualidad se determinó que además de lo antes mencionado, también es considerado un regulador nutricional, debido a que esta regula el metabolismo.

En japón, fueron realizadas investigaciones, estas fueron las primeras que explotaron de manera terapéutica a la inosina, es decir, fue probada en pacientes que presentaban enfermedades de tipo cardiovascular. Además también se utilizó en el tratamiento de la angina de pecho, la esclerosis miocárdica, la miocarditis crónica, la arritmia cardíaca y el infarto de miocardio. (Para conocer un poco más sobre el tema, le recomendamos visitar el siguiente artículo: furosemina).

Los soviéticos fueron los primeros en utilizarla para propósitos deportivos; pudo evidenciarse en los atletas a los cuales se les había proporcionado inosina que, antes de empezar el entrenamiento poseían un elevado nivel energético, el cual iba a permitirles realizar un mayor número de repeticiones durante el ejercicio, también se determinó que estos individuos podían entrenar por mas tiempo y realizar ejercicios más fuertes.

Se considera que existen al menos dos tipos de inosina, entre los cuales tenemos:

  • El ácido inosínico, el cual posee 25% de agua, se considera potencialmente tóxico, ya que posee una elevada cantidad de ácido úrico y de amonio, los cuales se producen en el organismo posteriormente al uso de la inosina.
  • La inosina, la cual es utilizada por lo efectos de tipo beneficiosos que esta posee, químicamente es denominada como un nucleósido, de la D-ribosa y la hipoxantina.

Se considera que la inosina incrementa la potencia de los atletas que llevan a cabo ejercicios de tipo anaerobios como aerobios por las siguientes razones:

  1. El estiramiento es considerado un factor de tipo universal, es común antes, durante y después de la realización de ejercicios, y se considera que es totalmente dependiente de adenosin trifosfato (ATP), esto sin importar el tipo de deporte que se lleve a cabo, ya que sin importar esto, el adenosin trifosfato se encuentra en el interior de las fibras musculares, las cuales producen contracción.
  2. Se considera que sin importar el tipo de atleta, todos son susceptibles a agotar los niveles de ATP.
  3. Se considera que la inosina es uno de los factores principales en la bioquímica para producir adenosin trifosfato (ATP).

Se considera que la inosina además de producir adenosín trifosfato, también produce una sustancia química, la cual es denominada 2,3 difosfoglicerato, el cual es considerado un factor muy importante para el trasporte de las moléculas de oxígeno desde la sangre al músculo, para de esta manera obtener energía.

En aquellos individuos en los cuales se ha administrado suplementación con inosina, se ha evidenciado que en los entrenamientos incrementa aproximadamente un 5% de su intensidad máxima, además de poder realizar mayor número de repeticiones con cualquier peso.

En aquellos individuos atletas que están fuera de forma, ya sea porque no han tenido un entrenamiento constante, o han dormido mal, se ha evidenciado que la inosina permite que estos individuos realicen mayor carga en cada ejercicio realizado.

Se recomienda que en los individuos promedios, se administre una dosis de inosina de 25 a 30mg/kg antes de empezar a entrenar.

En el caso de aquellos atletas que poseen un entrenamiento riguroso y constante, se recomienda que la dosis a administrar sea de unos 40mg/kg.

Algo muy importante que se debe tener presente es que la inosina es considerada una sustancia sumamente segura, ya que no se observa que esta produzca ningún tipo de efectos secundarios. (Para conocer un poco más sobre el tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ácido láctico)

Inosina para enlentecer el avance del párkinson

En el Hospital General de Massachusetts, científicos pudieron determinar que la inosina posee otras propiedades, las cuales van más allá de ser antioxidante, se pudo determinar que esta sustancia también es estimulante de los astrocitos, y anteriormente se pudo concluir que estos son vinculados con la enfermedad de parkinson.

Después de haber realizado experimentos con células que fueron cultivadas dentro de laboratorio; es decir, con los astrocitos que fueron tratados con urato, de pudo determinar que estos podían proteger a las células que liberan a la dopamina del daño oxidativo, esto es similar a lo que ocurre con los individuos que sufren la enfermedad de Parkinson. (Para conocer un poco más sobre el tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo: dopamina)

Pero eso no es todo. Los científicos e investigadores pudieron descubrir que los astrocitos están recubiertos por un líquido, el cual posee elevados niveles de glutatión, es decir, otro tipo de antioxidante, el cual tiene participación en los procesos que regula la proteína Nrf2; es decir, que algunos problemas en cuanto a la codificación de esta proteína puede provocar múltiples enfermedades de tipo neurodegenerativas, por lo cual es posible que este sea uno de los factores que provoca la enfermedad de Parkinson.

Se determinó que el efecto neuroprotector que proporciona el líquido que se encuentra alrededor de los astrocitos, se reduce significativamente cuando el glutatión es eliminado. Esto desconcierta y hace que se creen algunas interrogantes, como por ejemplo: ¿Es esencial que para obtener los efectos neuroprotectores proporcionados por el urato, se tenga que activar la proteína Nrf2 en los astrocitos?

Mediante otros estudios que han sido realizados durante un par de años a pacientes que sufren a enfermedad de Parkinson, se ha podido demostrar que la inosina incrementaba los niveles de urato, esto sin ocasionar efectos secundarios graves.

Posteriormente a ese estudio realizado, se reclutaron otros pacientes que presentaban la enfermedad de Parkinson para ser estudiados durante dos años, en los cuales estos pacientes debían ingerir el complemento alimenticio, para de esta manera poder determinar si de esta manera el progreso de la enfermedad de Parkinson disminuía.

Se considera importante y prudente que se advierta a los individuos del uso no supervisado de medicamentos que no han sido probados aún. En el caso del uso de la inosina, se considera importante ya que al ser ingerida en exceso puede ocasionar que el ácido úrico se exacerbe y se produzcan cálculos renales o gota.

Ácido inosínico

También llamado Inosina monofosfato. Es un nucleótido, más específicamente un nucleósido monofosfato; se considera un factor importante en el metabolismo.

Éste es un ribonucleótido de la hipoxantina, y además es el primer nucleótido que se forma durante la síntesis de purina.

Este ribonucleótido es formado mediante la desaminación del adenosín monofosfato (AMP), la hidrólisis de esto forma la inosina.

Entre algunas de las sales que se conocen con más frecuencia tenemos: al inosinato disódico, el cual es empleado como un potenciador del sabor, estos son considerados unas 20 veces mas potentes que el glutamato monosódico.

Generalmente se encuentra en los tejidos de animales mamíferos, y posterior a la muerte del individuo estas concentraciones se incrementan.

Función y Efectos

Es considerado un componente importante en el metabolismo, esto es debido a lo que se dijo anteriormente de que es un ribonucleótido de la hipoxantina y a que es el primer compuesto que se forma durante la síntesis de purina.

Otros compuestos de tipo químico derivan de este ácido, entre ellos se encuentran nucleótidos de purinas como por ejemplo: el adenosín trifosfato (ATP), el cual tiene como principal función el almacenamiento de energía en las células.

Se han evidenciado algunos efectos, como consecuencia del prolongado y elevado consumo de la inosina monofosfato (IMP) en distintos tipos de roedores.

La ingestión prolongada en los humanos puede ocasionar un incremento en el índice de ácido úrico, además de que puede ocasionar una adicción a su consumo.

Estos efectos adversos, por llamarlos de algún modo, han ocasionado que la industria alimentaria indique en las etiquetas de los productos procesados, si este posee inosina monofosfato.

Obtención y Uso

Se obtiene mediante hidrólisis, normalmente posterior a la obtención ocurren una serie de reacciones químicas que ocurren a partir de extractos de carne, de pescado o de levaduras.

Esta se encuentra de manera natural en las carnes que son destinadas a consumo humano, es decir, cuando el animal es beneficiado y posteriormente se deja curar la carne, en determinados casos las concentraciones pueden llegar hasta 2.8 g/kg, las cuales van desapareciendo a medida que va transcurriendo el tiempo

Esta es utilizada en la alimentación aproximadamente desde los años sesenta, ha sido utilizada como un reforzador de sabor muy potente, generalmente es combinada con glutamato monosódico.

En ocasiones la preparación de platillos culinarios como por ejemplo: el Dashi japonés proporciona la inosina monofosfato. También puede ser incluida en aperitivos y/o sopas, o en cualquier otro platillo en el cual se desee resaltar el sabor a carne.

Es considerado un aditivo alimenticio, sin embargo, en los platillos vegetarianos se evita su utilización, esto es debido a que este compuesto es elaborado a partir de productos cárnicos; se considera necesario colocarlo en la etiquetas de los productos para que las personas puedan elegir si desean consumirlo o no.

Inosina pranobex

La inosina pranobex es un inmunoestimulante, el cual proporciona un efecto antiviral directo, el cual causa una respuesta de tipo inmunitaria mediante la estimulación recibida.

La inosina pranobex se encuentra indicada en los casos de:

  • Herpes labial simple
  • Herpes facial.
  • Herpes genital.
  • Herpes zoster.
  • Virosis de tipo eruptivas que generalmente ocurren en la infancia.

Algunos de los efectos secundarios (que ocurren de manera esporádica, y son de forma transitoria) producidos por el incremento del ácido úrico urinario y sérico son:

  • Alteraciones en el sistema nervioso central.
  • Alteraciones en el aparato digestivo.
  • Alteraciones en la función hepática.
  • Alteraciones de tipo cardiovascular.
  • Alteraciones de tipo hematológico.

Todas estas alteraciones se normalizan después de haber suspendido el tratamiento.

La inosina pranobex se encuentra contraindicada en los casos de:

  • Pacientes con hiperuricemia.
  • Pacientes que padecen de gota.
  • Pacientes que presentan urolitiasis.
  • Pacientes que padecen de nefrolitiasis.
  • Pacientes con alteraciones renales en general.
  • Embarazo.
  • Lactancia.

En caso de que usted experimente una sobredosis, le recomendamos trasladarse inmediatamente a un centro asistencial de salud y llamar sin demora a su médico.

La inosina pranobex puede encontrarse en las siguientes presentaciones:

  • Caja con 10 y 20 tabletas.
  • Caja con frasco con 60 ml.

Para la adquisición de la inosina pranobex es necesaria la prescripción de su médico.

Inosina monofosfato disódico

Su presentación es de:

  • Frascos con 10 ml de solución oftálmica estéril (INOKAT®)

Características farmacológicas

A nivel ocular el monofosfato de inosina, es el que suministrar, uno de los factores resultantes de la síntesis de nucleótidos, los cuales están involucrados en el metabolismo del cristalino, este proporciona energía mediante el desdoblamiento que sufre.

Se ha determinado que mediante un sistema de enzimas purificadas, la inosina de monofosfato (IMP) es el precursor biológico de las bases púricas.

La formación de la 5-monofosfato de adenosina (AMP) es obtenida mediante la reacción que produce el ácido aspártico cuando se encuentra en presencia del trifosfato de guanosina (GTP).  A partir del 5-monofosfato de inosina (IMP) se puede obtener la monofosfato de guanosina (GMP)

En el interior de la célula se encuentra la molécula de 5-monofosfato de inosina, formada a partir de la 5-monofosfato de ribosina. Para que ocurra esta síntesis deben llevarse a cabo diez pasos intermedios, y se necesita al menos cinco moléculas de adenosín trifosfato (ATP).

A nivel del cristalino, el aporte de 5-monofosfato de inosina aporta múltiples factores, los cuales intervienen en la síntesis, además de suministra energía.

Cuando el monofosfato de inosina es administrado conjuntamente con el glicerofosfato, la nicotinamida y el aspartato, esta cumple mucho mejor con su función.

Administración y dosis

Se recomienda la administración de una gota en el ojo que se encuentra afectado, tres veces al día. Se deberá administrar en el fondo del saco lagrimal.

Contraindicaciones

La administración de este medicamento mediante solución oftálmica esta contraindicada en los siguientes casos:

  • Hipersensibilidad conocida al yodo.
  • Hipersensibilidad a la inosina
  • Alteraciones de la función tiroidea.

Precauciones y Advertencias

Posterior a la administración del medicamento, es recomendable mantener el gotero cerrado herméticamente para eludir su contaminación.

Según los expertos, se debe evitar el contacto de la punta del gotero con la superficie del ojo y/o piel al ser aplicado. Después de haber abierto el gotero, recomendamos que posterior a los 30 días lo deseche.

Durante el tratamiento con el inokat no podrá utilizar lentes de contacto.

Sobredosis

No se han evidenciado casos de sobredosis, sin embargo, en caso de que pudiese llegar a ocurrir le recomendamos trasladarse al centro de salud más cercano y llamar a su médico.

Dejar Comentario