≡ Menu




Tobramicina: ¿Qué es?, para qué sirve, nombre comercial y más

En este artículo informativo mostraremos las características de la tobramicina, la cual es un  potente antibiótico, como y para qué se utiliza, su composición indicaciones y efectos secundarios. Es importante  consultar al médico tratante antes de utilizar cualquier medicamento, para evitar cualquier riesgo para la salud, no debemos automedicarnos en ningún caso.

tobramicina inyectable

¿Qué es la tobramicina? ¿Para qué sirve?

La tobramicina es un antibiótico aminoglucósido, es decir, un antibiótico que actúa a nivel de ribosomas y detiene el procedimiento bacteriano de producción de proteínas, lo cual detiene su crecimiento y las deteriora hasta que desaparecen del organismo.

Este antibiótico es de amplio espectro, y es indicado para el tratamiento de las infecciones de tipo bacteriano, que se presentan en los órganos del aparato genital de la mujer. Este medicamento puede actuar sobre bacilos aeróbicos y sobre bacilo-cocos Gram negativas y Gram Positivas, incluyendo pseudomonas aeruginosas y enterobacterias.

Es recetada especialmente para tratar las infecciones bacterianas recurrentes de las vías urinarias bajas en la mujer. También es un antibiótico utilizado en los casos de pacientes con conjuntivitis bacteriana.

tobramicina composición

Otro de los usos de la tobramicina es en el tratamiento de la conjuntivitis bacteriana, enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la membrana que recubre el interior de los párpados hasta la parte posterior del ojo.

La tobramicina también se utiliza para el tratamiento de la bacteriemia. Esta enfermedad consiste en la presencia de bacterias en la sangre detectadas por medio de hemocultivo, originadas por un foco infeccioso, asociadas con la sepsis, que es el conjunto de alteraciones que puede presentar el paciente en su organismo, como lo son fiebre, índice elevado en el reconteo de leucocitos, y aumentos significativos de la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Cuando un paciente presenta un cuadro clínico complicado como este, se le conoce como septicemia y para enfrentarlo es recomendado el uso de la tobramicina.

En casos de infecciones de las vías respiratorias altas, en órganos como nariz, garganta, tráquea y bronquios; y en las vías respiratorias bajas, es decir infecciones pulmonares agudas causadas por bacterias, incluso en los casos de fibrosis quística, los especialistas indican tobramicina como agente antibiótico para tratar la infección.

La tobramicina también es utilizada en infecciones del sistema nervioso central, como por ejemplo en los casos de meningitis.

Si el paciente presenta infección en las vías del tracto urinario se puede recetar tobramicina como parte del tratamiento para evitar la proliferación de bacterias, este medicamento se utiliza principalmente en casos de infecciones en el aparato genital de la mujer, cuando son de tipo bacteriano.

Nombre comercialtobramicina tobrex

Usualmente la tobramicina la podemos encontrar con el nombre comercial de Tobrex. También existen otros nombres comerciales como:

  • Bioptic
  • Gotabioptic
  • Klonamicín
  • Oftalbrax
  • Radina
  • Tobragán
  • Tobla M
  • Toflamixina
  • Tobradex
  • Todex
  • Tobracín

tobramicina gotas

Efectos secundarios

Entre los efectos secundarios del uso de la tobramicina como antibiótico tenemos:

  1.  Podría causar trastornos neurológicos como pérdida momentánea de la audición, mareo y vértigo.
  2.  No es frecuente pero pueden presentarse cuadros de bloqueo neuromuscular, específicamente parálisis muscular y apnea, que es la suspensión transitoria o respiración entrecortada.
  3.  A veces se presentan trastornos renales, como la elevación de la creatinina sérica, lo cual podría causar nefrotoxicidad. También eleva la concentración de los niveles de urea y nitrógeno en sangre.
  4.  Altera los valores obtenidos de los exámenes de orina, al aumentar el nivel de leucocitos y eritrocitos presentes.
  5.  Aumento o disminución del volumen de orina.
  6.  Visión borrosa, los pacientes en algunos casos presentan disminución de su capacidad para conducir o realizar actividades complejas.

tobramicina indicaciones

Indicaciones

La tobramicina esta indicada para cuadros clínicos de infecciones de los órganos del tracto urinario bajo y área genital en la mujer.  En estos casos, el medicamento puede actuar sobre las siguientes bacterias:

  • Bacterias de Escherichia Coli:  Son de tipo enterobacterias,  tienen forma de bacilo, y se encuentran en el tracto gastrointestinal.
  • Chlamydia trachomatis: Bacteria perteneciente a la familia de la clamydia, es de tipo in tracelular y sólo afecta a los seres humanos. Esta bacteria es el origen del tacoma, que es una infección fuerte en la conjuntiva del globo ocular, causa inflamación y secreciones en el ojo y es muy contagiosa.
  • Gonococos:  Son la causa infecciosa de las enfermedades de trasmisión sexual.

Cuando nace un bebe, este medicamento se utiliza en el momento de la recepción neonatal, ya que sirve para el proceso de profilaxis antibiótica, lo cual quiere decir que se usa para prevenir o controlar algún cuadro infeccioso en el recién nacido.

La tobramicina es recetada en los casos de conjuntivitis bacteriana en niños y adolescentes, resultando un tratamiento sumamente efectivo en estos casos.

Cuando este medicamento tiene una presentación en aerosol, se utiliza tratar las enfermedades pulmonares crónicas,  causadas por bacterias pseudomonas aeruginosas (Gram negativas) que causan la fibrosis quística.

tobramicina contraindicaciones

Contraindicaciones

  • La tobramicina no se debe indicar sin saber si el paciente tiene hipersensibilidad a esta sustancia química, o a los aminoglucósidos en general.
  • No debe administrarse tobramicina en casos de que el paciente sufra de mal de Parkinson u otros trastornos neuromusculares.
  • No debemos utilizar el medicamento en bebés recién nacidos prematuros.
  • Si el caso es de un paciente que ha sido sometido a cirugía por trasplante de órganos no está indicado el uso de este medicamento.
  • Si el paciente padece de hemoptisis el uso de este medicamento provocaría hemorragias.
  • Cuando se tiene una condición postoperatoria u otra condición que pueda desencadenar un deterioro de la neurotransmisión muscular.

tobramicina contraindicaciones

Dosis

En adultos la tobramicina se receta de la siguiente manera:

  • Para infecciones graves: De 5  6 miligramos por kilo al día, cada 8 horas. La dosis se debe dividir en partes iguales y administrarse por vía intramuscular profunda o por vía intravenosa.
  • Para infecciones menos graves: De 3 a 5 miligramos por kilo al día, cada 8 horas.  Igualmente debemos dividir la dosis en partes iguales y administrarla por vía intramuscular profunda o por vía intravenosa.
  • Algunos tratamientos dependiendo de la sintomatología se puede indicar una dosis de tobramicina de 4 a 8 miligramos cada 24 horas vía intratecal, lo que quiere decir, que se inyecta directamente en el líquido que está entre la capa delgadas de tejido que recubre el cerebro y la médula espinal.

tobramicina via

Pediátrico

En los niños la tobramicina es utilizada como medicamento antibiótico para tratar las infecciones de una gran variedad de bacilos aeróbicos Gram negativos y Gram positivos, y sepas cocos Gram positivos. Tiene un efecto de concentración dependiente y  un efecto de postantibiótico prolongado.

La tobramicina tiene uso pediátrico, y se utiliza porque tiene un efecto bactericida sobre el Enterobacteriaceae, el cual es un microorganismo  enterobacterial que origina infecciones graves en recién nacidos, niños y adolescentes.

La tobramicina se receta para las infecciones oftálmicas, como la conjuntivitis, en la cual la acción de las bacterias causa la irritación e inflamación de la conjuntiva, que es la membrana que recubre el ojo. La conjuntivitis produce ardor, enrojecimiento, lagrimeo abundante y muchas veces secreciones purulentas. El medicamento puede venir en dos presentaciones en pomada y en gotas para aplicarlo directamente sobre el globo ocular.

También se indica para las infecciones de las vías respiratorias, en tratamientos de larga duración (28 días), para combatir las pseudomonas aeruginosas, bacterias que causan infecciones crónicas, como la fibrosis quística.  Para estos casos la tobramicina se indica en la presentación para inhalador por nebulización, en los niños de 6 años o más. El tratamiento con tobramicina inhalada debe ser cíclico, 28 días con el medicamento y 28 días sin el mismo, para no generar un deterioro pulmonar.

Cualquier tratamiento, sobre todo cuando es pediátrico, debe llevar un estricto control sobre la evolución clínica del paciente, monitorear los niveles  hematológicos, y chequear en todo momento la frecuencia cardíaca y respiratoria, y cualquier otro síntoma que pudiera surgir durante el uso de este medicamento. (Ver artículo: Acemetacina)

tobramicina inhalador

Dosis Pediátrica

Las dosis pediátricas de la tobramicina por  vía intravenosa pueden ser de la siguiente manera:

  •  En neonatos y hasta una semana de nacidos:  se indica 5 miligramos por kilo, cada 48 horas.
  • Si el bebé tiene entre 1 semana de vida y hasta el mes de nacido, se indica 4 miligramos por kilo al día cada 24 o 36 horas según lo amerite el caso, y a juicio del pediatra.
  • Con más de un mes de nacidos de receta 4 miligramos por kilo cada 24 horas, monitoreando los signos y síntomas.

Las dosis del medicamento por vía inhalatoria son:

  • Cuando es por vía inhalatoria la tobramicina es de una ampolla dos veces al día, esta ampolla es de 300 miligramos del medicamento, con 5 mililitros de solución para utilizar con un inhalador, en un lapso de cada 12 horas, durante 28 días, después de los cuales se debe realizar un estudio completo para saber el progreso del medicamento sobre la infección.

En los casos que se utilice la tobramicina en pomada, se coloca una capa sobre el ojo de aproximadamente 1 centímetro de espesor, se deja actuar, se enjuaga y se repite el procedimiento dos veces al día.

Embarazo

tobramicina embarazada

El administrar cualquier antibiótico en mujeres embarazadas es delicado, ya que los fármacos son absorbidos por el organismo y podrían pasar desde el cuerpo de la madre a través de la placenta  hasta el bebe, poniéndolo en riesgo.

La tobramicina es un antibiótico tópico de tipo aminoglucósido, el cual, según estudios, atraviesa la barrera placentaria y llega al feto durante el embarazo. Este medicamento está clasificado como categoría B, es decir, que hay estudios científicos completos y comprobados en animales de prueba en laboratorio, que afirman que la tobramicina no representa alto riesgo para el feto.  Sin embargo, no existen estudios certificados realizados a mujeres embarazadas que apoyen esta teoría.

Se recomienda el uso con mucha precaución de este medicamento en mujeres en estado de gravidez, y siempre bajo revisión constante, ya que el efecto del medicamento atraviesa la barrera placentaria, pero los niveles de la sustancia química en la sangre del bebe no son altos. Debemos evaluar y asegurarnos que el riesgo sea mucho menor que el beneficio a obtener.

Tobramicina con Dexametasona

La tobramicina con la dexametasona es la combinación de 2 sustancias químicas, en un solo fármaco. La tobramicina es un fuerte antibiótico de tipo  aminoglucósido, y la dexametasona un corticoide de larga duración, con un nivel elevado de potencia antiinflamatoria y efecto de larga duración.

La dexametasona es un corticosteroide, que actúa de forma similar que las hormonas  producidas de manera natural por la glándula suprarrenal. Esta sustancia actúa para aliviar la inflamación, enrojecimiento, temperatura y dolor de la parte afectada por la infección. La podemos utilizar para tratar las infecciones que pueda presentar el paciente en la sangre, los ojos, los riñones, las infecciones estomacales, las de la glándula tiroides y las alergias severas en las vías respiratorias.

La dexametasona viene en presentación de tabletas y solución líquida para tomar por vía oral.  También podemos encontrar este medicamento en forma de ampolla inyectable, lo que comúnmente se utiliza en situaciones de emergencia para controlar de inmediato cuadros alérgicos graves.  El fármaco también puede ser inyectado directamente sobre el tejido blando de la parte afectada, como por ejemplo, en una articulación para aliviar la inflamación presente en los cuadros de artritis.

La dosis recomendada de este medicamento varía mucho, ya que se tiene que tomar en cuenta el peso y la condición clínica de cada paciente, así que el doctor después de un examen físico completo determinará la dosis a prescribir.

A veces la dexametasona puede causar efectos secundarios como:

  • Malestar estomacal (irritación de las paredes del estómago).
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Vómito.
  • Insomnio.
  • Ansiedad.
  • Menstruación irregular o ausencia total de la misma.

Este medicamento no debe utilizarse en mujeres embarazadas, ni en periodo de lactancia, ya que no se ha comprobado que su efecto sobre el feto es dañino o riesgoso para la vida del bebé.

También se debe tomar en cuenta si el paciente es alérgico a los componentes de la fórmula, o presenta alguna condición de inmunodeficiencia en su historia clínica.

Si se administra el medicamento se debe tener en cuenta que altera los valores hematológicos, debemos informar al médico tratante, ante cualquier cambio que estamos tomando dexametasona.

Se receta  tobramicina con dexametasona, cuando se presenta un paciente que necesita  un tratamiento por:

  • Un proceso grave, agudo o crónico del globo ocular, como por ejemplo: iridociclitis, coriorretinitis, neuritis óptica, úlceras marginales corneales de tipo alérgico, y conjuntivitis alérgica.
  • También se utiliza este medicamento en tratamientos para infecciones dermatológicas agudas  en su etapa inicial.
  • Estado de alergia severa o incapacitante resistente a los tratamientos convencionales.
  • Como parte del tratamiento a corto plazo para ayudar en los casos de episodios graves de enfermedades reumáticas, como la artritis y la bursitis.

tobramicina dexametasona

Tobramicina Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una biomolécula, de la familia de los glicosaminoglicanos, que son moléculas de función  estructural que se encuentran presentes en el tejido conectivo, epitelial y óseo. Es de textura viscosa y se encuentra en la sinovia, que es el fluido transparente que se encuentra en las articulaciones, en el humor vítreo, que es el líquido semi transparente que rellena la parte interna del ojo, y en el tejido conjuntivo colágeno, que es la molécula proteica que forma las fibras.

El ácido hialurónico es importante en el proceso de homeostasis articular, y en nuestro cuerpo su nivel de concentración más elevada es en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Un tercio del total del ácido hialurónico de nuestro cuerpo se sintetiza cada día, retiene grandes cantidades de agua y se origina de la unión de amino azúcares y ácidos urónicos.

En medicina los usos del ácido hialurónico son los siguientes:

  • Como cicatrizante de heridas y úlceras en aplicación tópica.
  • Para sustituir el líquido sinovial perdido en las articulaciones, y durante las artroscopias.
  • El ácido hialurónico se utiliza en tratamientos para incrementar el volumen de tejido en las articulaciones y alivio del dolor en las mismas.
  • Como material de relleno en cirugía y odontología, comúnmente utilizado en implantes.
  • En la parte de medicina estética, se usa el ácido hialurónico como relleno dermatológico para contornear y alisar arrugas, cicatrices o rellenar labios.
  • Para suavizar los efectos de problemas cutáneos severos causados por el acné.
  • Este medicamento ayuda a eliminar los radicales libres, derivados del metabolismo de oxígeno que pueden provocar inflamaciones.
  • El ácido hialurónico se emplea para la hidratación de la epidermis, ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos en la piel.
  • Acelera el proceso de recuperación después de una lesión en la estructura corporal como cuando se tiene un esguince.
  • Ayuda en tratamientos para contrarrestar la pérdida de colágeno.

Combinando la tobramicina con el ácido hialurónico obtenemos el efecto antibiótico contra las infecciones de tipo bacteriano y los beneficios que proporciona las biomoléculas en el ácido hialurónico.

tobramicina ácido hialurónicoa

Tobramicina y la Betametasona

La betametasona es un glucocorticoide sintético, lo cual quiere decir, que es, es secretado por las células de las capas fasciculares y ventriculares de la corteza suprarrenal, tienen condición reguladora e inmunosupresora y actúa sobre el metabolismo de las grasas y las proteínas en el organismo. Los glucocorticoides son el cortisol, la cortisona y la corticosterona. Este tipo de hormonas son de acción contraria a la de la insulina en la sangre.

El medicamento tiene acción prolongada en el organismo y evita que se presenten o ayuda a controlar y desaparecer las manifestaciones de los procesos inflamatorios. Este medicamento es el antiinflamatorio más potente que existe, además que es el único  que no causa retención de líquidos en nuestro cuerpo. Como la betametasona no tiene acción mineralocorticoide, es recomendada para el tratamiento del edema cerebral.

Este medicamento viene en presentaciones para ser aplicado de manera tópica, en forma de cremas,  aerosol, loción o gel, y se utiliza para el alivio de las lesiones cutáneas y sus síntomas , como lo son: picazón, enrojecimiento, sequedad, formación de costras, despellejamiento, inflamación y malestar agudo provocados por infecciones y eczemas.

También se indica este fármaco para administrarlo vía oral, para el tratamiento de reacciones alérgicas graves, o por vía intramuscular para combatir afecciones reumáticas, reacciones alérgicas, dermatológicas o relacionadas con el colágeno.

La betametasona reduce la formación de moléculas que promueven la inflamación y proteje al organismo de la formación de tejido fibroso en esa área.

tobramicina betametasona

Gotas

La tobramicina cuando viene en la presentación de solución en gotas se utiliza únicamente para las infecciones bacterianas superficiales del ojo.  Su acción es la de un antibiótico, aminoglucósido potente y de amplio espectro.  Actúa sobre las bacterias evitando el proceso de síntesis en el ribosoma.

La tobramicina en gotas puede administrarse en adultos y niños, y algunos de los nombres comerciales que tiene en el mercado son: tobrabact, tobrex, tobrexan, ursitan.

Para utilizar las gotas de tobramicina debemos tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • Lavarse bien la parte infectada.
  • Tener las manos limpias.
  • Aplicar la dosis recomendada, no excederse en el número de gotas o en la frecuencia de aplicación.
  • No tocar la superficie del ojo con el gotero.
  • Evitar el tocar con las manos la punta del gotero así se tengan las manos limpias, porque existe el riesgo de contaminación.
  • Después de la aplicación, cerrar el ojo suavemente y dejarlo cerrado por algunos minutos.

tobramicina tobrex2

Ungüento

La tobramicina en ungüento es un antiinfeccioso oftálmico que se puede encontrar en presentaciones de  3 o 3.5 miligramos. Preferiblemente se recomienda usarlo antes de irse a la cama.

La manera de utilizarlo es aplicarlo suavemente sobre la superficie infectada, con entre 1 y 1,5 centímetros de espesor, para lograr una mayor efectividad en el tratamiento.  La dosis recomendada es de 3 a 4 veces por día manera inicial y dependiendo de la sintomatología que se tenga.

Algunos efectos secundarios cuando se utiliza de manera prolongada la tobramicina en ungüento, es el aumento de la presión intraocular, irritación, escozor y visión borrosa. Se debe tener extrema precaución en pacientes con cataratas o glaucoma.

tobramicina unguento

Pomada

Con la tobramicina en su presentación de pomada oftálmica se combate de manera eficaz las infecciones ocasionadas por bacterias en el globo ocular.

La tobramicina pomada oftálmica no debe bajo ningún concepto colocarse en otro lugar que no sea en el ojo.

Al aplicar este medicamento no debemos tocar el extremo del tubo con los dedos, la manera correcta es apretar desde el extremo inferior del tubo de manera suave para que salga un poco de la pomada y colocarla en el párpado directamente, para esto movemos con el dedo y con mucho cuidado el párpado hacia abajo, y debemos pestañear hasta que se disperse el medicamento en la superficie del ojo.

Inhalada

La tobramicina también puede encontrarse como solución para nebulizador, y es utilizada para el tratamiento de larga duración de infecciones pulmonares, por contener un agente aminoglucósido bactericida en su composición.

El medicamento para uso inhalatorio posee un alto nivel de antibiótico y combate las bacterias en el tracto respiratorio, el organismo lo tolera muy bien, a nivel renal y ótico. Para un tratamiento a largo plazo se recomienda consultar al médico y evaluar las opciones del paciente según su cuadro clínico.

A veces al utilizar el medicamento el paciente siente opresión en el pecho, si esto ocurre, debemos informarlo al médico lo antes posible, a veces los especialistas recomiendan, según sea el caso, combinar el uso de la tobramicina con un broncodilatador para controlar de manera eficaz la función pulmonar. (Ver artículo: Salbutamol)

Debemos tener en cuenta que no podemos administrar un medicamento sin la prescripción médica correspondiente. Así como tampoco se debe abusar de las dosis o frecuencia de las mismas.

tobramicina inhalador

Inyectable

La tobramicina inyectable viene en presentación de una ampolla de 50 miligramos, con un aspecto incoloro o ligeramente amarillo, limpio y transparente.

Está indicada para las infecciones causadas por microorganismos sensibles, como en los casos de:

  • Sepsis.
  • Meningitis y otras infecciones del sistema nervioso central.
  • Infecciones osteoarticulares.
  • Indicada para infecciones intra abdominales (también en casos de peritonitis).
  • Infecciones complicadas del tracto urinario en todos sus órganos.
  • Recetada para infecciones agudas o crónicas de las vías respiratorias incluyendo la fibrosis quística.
  • Cambien actúa en infecciones complicadas de la piel incluyendo quemaduras.
  • Infecciones recurrentes en los tejidos blandos del organismo.

La administración de la dosis se establece de acuerdo al peso, talla, tipo de bacteria a atacar, la gravedad de la infección y estado físico en general. Es frecuente que el tratamiento con tobramicina inyectable dure 7 a 10 días, pero en los casos de ser tratamientos de larga duración, pueden ser más tiempo con una dosis menor del medicamento.

Es importante que en los pacientes renales, la tobramicina se indique solo cuando no haya otro tratamiento alternativo, puesto que el riesgo de causar trastornos hemáticos y signos de nefrotoxicidad y neurotoxicidad.

El riesgo de desencadenar una ototxicidad es alto, lo que produciría perdida auditiva, total, parcial o irreversible si no es tratada a tiempo.

tobramicina inyecciónCrema

La tobramicina en crema se utiliza para tratar los molestos síntomas de las infecciones de los ojos, como la hinchazón, el ardor y la picazón, propios de cuando se tiene esta dolencia.  Al ser un medicamento que contiene un antibiótico fuerte, resulta beneficioso para tratar las infecciones y matar las bacterias que las originan.

Para aplicar la tobramicina en crema sólo debemos recostarnos, mover la cabeza hacia atrás, y con el dedo índice mover el párpado hacia abajo para hacer una bolsa, y poner la crema en ese punto. Luego se debe parpadear varias veces hasta que todo el ojo tenga su capa de crema oftálmica.

Tabletas

La tobramicina solo viene en presentación inyectable, para colocarse  por vía oral o intravenosa y en solución para utilizarse con nebulizadores, también tenemos la presentación de ungüento y cremas oftálmicas, pero no viene en tabletas.

Dejar Comentario