≡ Menu




Sulfametoxazol: Para qué sirve, nombre comercial, dosis y más

Sulfametoxazol bactericida incluido entre las sulfonamidas, un tipo de antibióticos administrado por vía oral e intravenosa para tratar enfermedades infecciones de diverso espectro. Descubre los beneficios de este agente antimicrobiano así como la dosificación, los efectos secundarios y precauciones a tomar en cuenta con este medicamento antibiótico.

Sulfametoxazol

¿Qué es el sulfametoxazol?

El sulfametoxazol tiene por nombre sistemático 4-amino-N-(5-metilisoxazol-3-il)-bencenosulfonamida. Aunque también se conoce en farmacias y laboratorios por las siglas del nombre o abreviatura SMX o SMZ, las cuales provienen de la palabra sulfamethoxazole.

Este medicamento forma parte de los antibióticos de los tipos de sulfonamidas, un compuesto químico capacitado para combatir la acción de las bacterias en el organismo. En su combinación se integran sustancias como azufre, oxígeno y nitrógeno. Cada una de las moléculas acompaña el núcleo de la sulfamida.

Las sulfonamidas son conocidas como medicamentos antibacterianos. De manera que la sulfametoxazol es un compuesto químico que se incluye entre los antibióticos bacteriostáticos útiles para los tratamientos de infecciones varias. El gran beneficio del efecto antibiótico del sulfametoxazol es que las bacterias dejan de reproducirse en el organismo, causando un detenimiento en el crecimiento de las cepas.sulfametoxazol y trimetoprima

Es importante  resaltar que este tipo de antibiótico no mata a las bacterias directamente, sino que imposibilita el proceso reproductivo, de manera que las bacterias mueren por envejecimiento evitando la formación de descendencias.

Cabe destacar que la sulfametoxazol puede hallarse en las farmacias como un medicamento combinado para potenciar y mejorar la acción de su fórmula antibiótica. Usualmente suele conseguirse en la siguiente combinación sinérgica꞉ sulfametoxazol- trimetoprima. Esto demuestra que es un medicamento que puede ser utilizado como tratamiento único para combatir infecciones, y no sólo eso, también puede formar parte de tratamientos alternativos o en combinaciones con otros fármacos.

Ya se ha definido la sulfametoxazol como un medicamento muy utilizado en la medicina general. Los tratamientos para infecciones suelen ser tratado con este tipo de sulfonamidas, muy habilidosos para eliminar las bacterias que afectan al organismo con sintomatologías de todo tipo.

Ahora bien, detallaremos en el siguiente apartado de este artículo el uso de la sulfametoxazol según cada uno de los casos. Si casualmente le han recetado sulfametoxazol como parte del tratamiento antibiótico a los síntomas que presenta, conozca muy bien para qué sirve este tipo de medicamento a profundidad.

¿Para qué sirve el Sulfametoxazol?

El sulfametoxazol es uno de los tratamientos antibióticos más comunes para tratar infecciones. Ahora bien, seguramente ya habrá leído o escuchado que se trata de un antibiótico de gran espectro, pero continúa con algunas dudas con respecto al mismo. Veamos la amplitud de infecciones que puede ser tratado con sulfametoxazol. Estos son los tipos de infecciones para los que está recetado dicho medicamento.

  • Este medicamento es utilizado para tratamientos de infecciones respiratorias tales como bronquitis, bronconeumonía o neumonía, específicamente, la cual ha sido ocasionada por la bacteria Pneumocystis carinii. Además se agregan otro tipo de infecciones como sinusitis, faringitis, traqueitis.bronquitis
  • El sulfametoxazol es un antibiótico que taca enfermedades ocasionada por una serie de bacterias y virus tales como: streptococcus, staphylococcus aureus, escherichia coli, haemophilus influenzae y toxoplasmosis.
  • Este medicamento es utilizado en infecciones de orina o genitourinarias como cistitis, pielonefritis, uretritis gonocócica, incluso suele estar recetadas en infecciones adquiridas luego de labores de parto.
  • Entre otras de las infecciones en las que es recetado el sulfametoxazol son las generadas en el oído como la otitis.
  • El sulfametoxazol está indicado para tratamientos cutáneos, por ejemplo, abscesos, heridas infectadas, presencia de furunculosis y dermatitis. Además es un tratamiento preventivo para evitar la infección en quemaduras.infección de orina
  • Y el sulfametoxazol suele ser indicado para tratar ciertas infecciones en el aparato digestivo tales como tifoidea, enteritis y gastroenteritis.

Veamos algunas breves descripciones de las enfermedades o infecciones que contraataca el sulfametoxazol anteriormente puntualizadas.

 Bronquitis crónica

La bronquitis es una afección que acontece principalmente en los bronquios. La persona presenta inflamación en los mismos de manera severa, impidiendo la respiración continua y normal a causa de la tos seca o con flema. Cuando la bronquitis es crónica, hay disnea, en otras palabras, el paciente siente que le falta el aire y se presenta. El sulfametoxazol es utilizado como el tratamiento que previene que los síntomas se acentúen y la enfermedad progrese y se convierta en bronconeumonía.sulfametoxazol para la bronquitis

Infección en vías urinarias

El paciente que presenta infección en las vías urinarias presenta dos sintomatologías comunes, uno de ellos es ardor o una ligera molestia luego de orinar, y el otro es la presencia de temperaturas muy altas. El tratamiento con sulfametoxazol es ideal ya que combate de manera eficaz la infección urinaria así como los demás el dolor en la zona pélvica, evitando el ardor  mientras se orina y la aparición de sangre en el mismo, el mal olor en la orina y espasmos en la vejiga.

Usualmente las infecciones urinarias son presentes durante las relaciones sexuales. Y son tratadas con sulfamidas combinadas como la sulfametoxazol y trimetoprim. No obstante, hay otros medicamentos antibióticos alternativos para curar infecciones en la orina, entre ellas se encuentran fosfomicina, nitrofurantoína, cefalexina y ceftriaxona.

sulfametoxazol para la infección

Infecciones en los oídos

Las infecciones en los oídos más habituales suelen generarse en  el oído medio, este tipo de malestar es conocido como otitis media. Entre los principales síntomas de este tipo de infección auditiva se presenta una considerable inflamación en la zona, fiebre, pérdida de apetito, sensación de vértigo, silbido, congestión nasal, dolor de cabeza y náuseas.

Para tratar la infección en el oído medio, es muy usual que se utilicen analgésicos que ayuden a aliviar el dolor en el oído. También suelen ser recetado antiinflamatorios no esteroideos, los cuales aplacan la inflamación y bajan las temperaturas causadas por la fiebre. Además es indispensable el uso de medicamentos antibióticos que detengan el crecimiento de bacterias como la sulfametoxazol u otro tipo de antibióticos de penicilina como la amoxicilina.

otitis

Neumonía

Las infecciones pulmonares son muy frecuentes, una de ellas es la neumonía, un tipo de infección que inflama los sacos de aire de los pulmones, la cual es producida por bacterias, hongos o virus que se encuentran en el ambiente  o son transmitidas por contacto. Justamente esto ocurre con la neumonía causada por pneumocystis carinii, un tipo de infección que suele presentarse en pacientes con VIH. Este hongo comienza a desarrollarse en estos pacientes, ya que su sistema inmunitario es propenso a su crecimiento.

Los síntomas más usuales en pacientes con neumonía por pneumocystis carinii son tos seca, disnea, y fiebre. Para tratar dicha enfermedad es necesario un tratamiento antibiótico, normalmente se utiliza sulfametoxazol para prevenir la proliferación del hongo y la intensificación de los síntomas.neumonia

El no tratamiento preventivo y el diagnóstico acertado es un gran problema para la salud del paciente inmunodeprimido, ya que puede verse gravemente afectado, tanto sin oportuna medicación se puede causar la muerte. Los hongos pneumocystis carinii son considerados patógenos oportunistas, apenas el sistema inmunológico se encuentra debilitado, el hongo comienza a atacar negativamente generando la neumonía.

Cabe destacar que hay microorganismo que no son causantes de enfermedades agudas o crónicas, ahora, en el caso de los paciente inmunodeprimidos se encuentran propensos a generar infecciones graves.

Shigelosis

La shigelosis es una infección ocasionada por  bacterias llamadas como Shigella, las cuales se alojan en el intestino de la persona. Es una enfermedad intestinal muy propagada, ya que los individuos pueden contagiarse con el contacto de  alimentos infectados o con las heces de las personas infectadas. La bacteria afecta y se aloja en el revestimiento intestinal, es decir, los pliegues internos de los intestinos. Las personas que presentan shigelosis presentan los siguientes malestares diarrea, vómito, dolor abdominal y náuseas.dolor abdominal

Tras la descripción de las enfermedades que ataca el sulfametoxazol, se puede notar que es un medicamento de alto espectro, es decir, que tiene la facultad de combatir un amplio grupo de bacterias satisfactoriamente. Este fármaco se destaca por ser un inhibidor de la acción de la bacteria  y del crecimiento de la misma.

Es importante conocer claramente los usos y las propiedades químicas de los medicamentos para asegurar la efectividad de los medicamentos. Ahora conozca las dosis regulares para un tratamiento antibiótico con sulfametoxazol.

Dosis

La administración de la sulfametoxazol puede ser por vía oral, intravenosa y muscular. Además posee una serie de instrucciones precisas, estas son las indicaciones generales, no obstante la dosificación es cambiable según la patología del paciente y las condiciones en la que se encuentre. Para ello se requiere de una evaluación médica previa.

  • Dosis para adultosdosis

2 tabletas de sulfametoxazol  de 80mg/400 cada 12 horas.

También puede tomarse 1 tableta de sulfametoxazol de 160mg/800mg  cada 12 horas.

Generalmente este tipo de tratamiento dura entre 7 a 10 días. Todo dependerá del grado de la patología.

Dosis pediátrica

dosis

En niños de 2 meses  en adelante, la dosis recomendada es de 8 s 10mg/kf/día con base base de trimetoprima. La dosis debe ser dividida en 4 dosis aproximadas.

  • Dosis intramuscular

Se inyecta un ampolla cada 12 horas.

  • Dosis intravenosa

La solución inyectable de 3ml debe ser diluido en 250ml de solución glucosada al 5%. El tratamiento debe ser administrado lentamente. El tiempo aproximado es de 60 a 90 minutos.posologia de sulfametoxazol

En pacientes con restricción de líquidos, el uso de solución glucosada es menor, entre unos 125 ml al 5% dextrosa con un ampolla de 3ml de sulfametoxazol.

Ahora conozca cuáles son los nombres comerciales de la sulfametoxazol, uno de los bacteriostáticos más utilizado en la medicina general.

Nombre comercial

Los medicamentos se conocen de acuerdo a su nombre genérico y su nombre comercial. Es natural que el sulfametoxazol sea conseguido en dispensarios y farmacias según su nombre genérico, pues su uso frecuente lo ha posicionado entre uno de los fármacos más usuales  y esenciales en la medicina, por lo tanto no debe faltar en cualquier tipo de botica médica para combatir enfermedades infecciosas.nombre comercial del sulfametoxazo

El protagonismo de la sulfametoxazol se debe al efecto bacteriostático, es decir, al poder de inhibir el crecimiento de bacterias en el organismo, un mecanismo propio de las sulfamidas. Dicho uso ha sido fundamental para que sea uno de los fármacos comercializado con gran éxito. A continuación se indicarán los nombres comerciales más conocidos del sulfametoxazol.

  • Bactrim
  • Bactrim DS
  • Septra
  • Sulfametoprima
  • Sulfametoprima DS
  • Sulfatrim

Mecanismo de acción

El sulfametoxazol es un medicamento que actúa de la siguiente forma en el organismo

Es importante tener en cuenta que es un fármaco familia de las sulfamidas. Así que su estructura análoga hace que posea un sustrato natural apto para inhibir sustancias como el ácido paraaminobenzoico (PABA). (Ver Artículo: ceftriaxona)sulfametoxazol mecanismo de acción

Dicho esto, las sulfamidas son sustancias químicas que se han destacado en la inhibición de PABA, las enzimas bacterianas que se encuentran involucradas la síntesis del ácido fólico. Cabe destacar que la presencia de los metabolitos de ácido fólicos es realmente indispensables en el proceso sintético de DNA. De tal procedimiento se hace notar que la sulfametoxazol es un antibiótico de tipo bacteriostático.

El ácido fólico no presenta una reducción a través del proceso orgánico, mejor dicho, en forma natural, sino que necesita ser reducido mediante un régimen alimenticio, es decir, con una dieta. Tales efectos permiten que haya un estado de toxicidad selectiva entre la cantidad de células bacterianas y las células no bacterianas.

No obstante, el organismo presente, en ocasiones, cierta resistencia a la medicación. La sulfametoxazol no es aceptada por la mutación de las enzimas bacterianas. El proceso de síntesis es permitido por parte del ácido fólico mediante el ácido PABA.

Tras haber conocido el mecanismo de acción del sulfametoxazol, ahora invitamos a conocer cuáles son los efectos secundarios de este tipo de sulfamida. Pues todo medicamento genera  beneficios al organismo, pero otros suelen ocasionar ciertas alteraciones en el mismo. Es importante tomar en cuenta las reacciones adversas a los medicamentos para saber si hay presencia de intoxicación medicamentosa y evitar un cuadro clínico peligroso que desmejore la salud del paciente.

Efectos secundarios

efectos secundarios sulfametoxazol

Los pacientes que toman sulfametoxazol pueden presentar algunos se los siguientes efectos secundarios descritos a continuación꞉

  • Hay personas que están bajo tratamiento antibiótico, las cuales son sensibles a las sulfamidas y presentan desórdenes gastrointestinales. Entre las reacciones más comunes se encuentran꞉ diarrea o estreñimiento, náuseas, vómitos y espasmos intestinales.
  • Otros de los efectos más frecuentes en los pacientes que toman sulfametoxazol son las erupciones cutáneas y la urticaria.interacciones del sulfametoxazol
  • Hay una complicación durante el tratamiento con sulfametoxazol, el paciente presenta dificultad a la hora de respirar o tragar. En ese caso, es importante que acuda en un médico para descartar la formación de un edema
  • Usualmente el paciente duele presentar dolor de cabeza cuando está bajo a esta medicación.
  • Algunos pacientes suelen presentar hipersensibilidad cuando el tratamiento excede la cantidad del tiempo recomendada o simplemente a los pocos días de su administración, en esos casos se han presentado que los pacientes desarrollan el síndrome de Stevens- Johnson.  En situaciones extremas suele ocasionarse trombocitopenia y neutropenia.sulfametoxazol suspensión
  • Y, por último, cuando el sulfametoxazol suele administrarse por vía intravenosa, el tratamiento genera cierta irritación e inflamación en la zona local donde se ha colocado el medicamento.

Es importante tener en cuenta la frecuencia de dichos efectos secundarios gastrointestinales, el paciente puede presentar un cuadro de deshidratación debido a la pérdida de líquidos. En caso de gravedad o incidencia de dichos efectos, acuda al médico, es indispensable que se le administre suero para reponer la cantidad de electrolitos y minerales desechados. Esta sugerencia es aplicable en cualquiera de los otros efectos adversos, si estos se agravan durante la medicación no dude consultar con un especialista.

Hay efectos secundarios graves tales como:

  • Presencia de sangre en la orinaorina
  • Somnolencia exagerada
  • Rigidez en el cuello
  • Ritmo cardíaco lento
  • Sangrado o formación de hematomas espontáneos
  • Daño hepático
  • Sangre en las deposiciones fecales
  • Ictericia

Efectos adversos por sobredosis o ingesta accidental

La administración de sulfametoxazol debe estar bajo estricta vigilancia médica. No se debe cometer el error de automedicarse, ya que puede ocasionar una sobredosificación perjudicial para la salud. Conozca cuáles son las reacciones adversas que indican que tiene una sobredosis de sulfametoxazol.efectos secundadios del sulfametoxazol

  • Desordenes gastrointestinales como náuseas y diarrea.
  • Alteraciones neurológicas como confusión, depresión mental y cefalea.
  • Otras alteraciones como elevación en las transaminasas y depresión en la médula ósea.

El tratamiento indicado para evitar los efectos secundarios en caso de sobredosis es el siguiente꞉ se realiza un vaciamiento gástrico, en otras palabras, se induce al vómito para realizar un lavado estomacal, de manera que no queden restos del medicamento en el organismo.

Posteriormente se debe realizar un chequeo biométrico hemático y de electrolitos séricos para ver las concentraciones plasmáticas en el cuerpo. El vaciamiento gástrico es el método más viable en comparación con  la hemodiálisis  o la diálisis peritoneal. El retiro del medicamento puede ser mínimo.

Contraindicaciones

contraindicaciones del sulfametoxazo

Los medicamentos antibióticos como la sulfametoxazol no pueden ser indicados en algunos tipos de pacientes, ya que puede ocasionar efectos muy peligrosos para su estado de salud. Para evitar cuadros clínicos mayores, es indispensable que le indique a su médico tratante si sufre de algún tipo de enfermedad o si sospecha de los siguientes casos꞉

Insuficiencia hepática

Los pacientes que tienen problemas hepáticos tienen baja potencialidad de respuesta hepática. Se sabe que el hígado es un órgano importante en el organismo, ya que mantiene la correcta funcionalidad del mismo, especialmente eliminar las sustancias tóxicas administradas como el alcohol y fármacos.bactrim sulfametoxazol

Ahora bien, si el hígado no funciona muy bien porque presentan hepatitis, cirrosis, o insuficiencia hepática, el cuerpo pierde la facultad de desechar los restos de estas sustancias tóxicas. Una vez que el organismo no tiene la potestad de eliminarlos, entonces tiende acumularlos, especialmente aquellas sustancias que aún no han sido metabolizadas. La acumulación de sulfametoxazol puede generar intoxicación medicamentosa o producir efectos secundarios severos.

Insuficiencia renal

Los pacientes con insuficiencia renal no son aptos para recibir tratamientos con sulfamidas, particularmente sulfametoxazol. Si el funcionamiento de los riñones no es el óptimo, ocurre que no se podrán filtrar apropiadamente los desechos tóxicos que se encuentra en la sangre.

Por otra parte, hay una pérdida en el equilibrio hormonal y de los líquidos corporales que mantienen en el organismo estable. Una de las funciones fundamentales de los riñones para el desecho de los compuestos químicos es la excreción de los mismo por medio de la orina. Si el paciente tiene insuficiencia renal no podrá eliminar por vías naturales el sulfametoxazol, de manera que el cuerpo continuará recirculando los restos del medicamento en el organismo por mucho más tiempo, aumentando las concentraciones plasmáticas del fármaco.

Embarazosulfametoxazol en el embarazo

Si sospecha o se encuentra embarazada. El uso de compuestos químicos puede ser perjudicial en cualquiera de las etapas de formación del feto. Actualmente no se ha comprobado la incidencia de la sulfametoxazol en el embarazo, ni alteraciones o efectos secundarios; sin embargo, es recomendable prevenir riesgos. Ahora bien, hay una excepción, si el riesgo de la embarazada está por encima del daño que puede generarse al feto, entonces debe incluirse el sulfametoxazol como parte del tratamiento para la infección.

Lactancia

No es recomendable aplicar durante el proceso de lactancia materna, ya que la lactancia es un proceso de excreción al exterior. Este medicamento antibiótico altera la composición proteica de la leche materna, haciendo de la misma una sustancia tóxica para el bebé. Entre las principales complicaciones que se pueden generar al alimentar al lactante con este tipo de leche mezclada con antibióticos son las siguientes: patologías renales o hepáticas.

Niños menoressulfametoxazo pastillas

No se recomienda en niños menores de 3 años de edad, hasta los momentos no se ha comprobado la efectividad y los riesgos de los antibióticos en menores.

Otros casos

  • Discrasia sanguínea, anemia megaloblástica secundaria
  • Hipersensibilidad a los componentes químicos de la sulfametoxazol

Interacciones medicamentosas

interacciones medicamentosas

El sulfametoxazol ocasiona interacciones con otros medicamentos. Tales interacciones deben tener especial atención, ya que pueden generar aumento o disminución en el efecto de los fármacos.

Las interacciones medicamentosas más resaltantes se destacan꞉

  1. El sulfametoxazol es un medicamento que aumenta el efecto de los anticoagulantes.
  2. También influye considerablemente en la deficiencia de folato, la cual es inducida por la fenitoína.
  3. Otras de las interacciones que se le acredita al sulfametoxazol es que deja a un lado al metotrexato de las proteínas, ocasionando un aumento de las concentraciones plasmáticas.

Precauciones

El sulfametoxazol tiene distintas aplicaciones patológicas, hay algunas precauciones que se deben tener en cuenta cuando se toma este tipo de antibiótico. A continuación dejamos algunas medidas preventivas importantes.

No se recomienda la administración de sulfametoxazol en niños menores de 5 años a través de inyecciones intramusculares.sulfametoxazol jarabe

Tampoco se recomienda la administración intramuscular de la combinación química de sulfametoxazol con trimetoprima en niños menores de 3 años de edad.

Si el medicamento es administrado por vía intravenosa, este debe ser diluido según las indicaciones médicas. Bajo ninguna circunstancia altere las instrucciones sugeridas por el médico tratante.

Es importante que el paciente sea evaluado con anterioridad, especialmente si tiene problemas urinarios como obstrucción. Además es indispensable que el médico conozca las condiciones de la salud del paciente, por ejemplo, si sufre de asma o de alergias severas. Igualmente es indispensable realizar que el paciente realice los exámenes pertinentes para tener seguridad de que no sufra de deficiencia de glucosa 6-fosfato deshidrogenasa.medicamento

No se recomienda la administración de sulfametoxazol en pacientes con insuficiencia renal o hepática. En caso de ser necesaria, es importante la evaluación previa del funcionamiento renal o hepático, de acuerdo del porcentaje de operatividad renal o hepática, el tratamiento de sulfametoxazol debe ser ajustado a las condiciones orgánicas del paciente. De ahí depende la eficacia del tratamiento y la reducción de efectos adversos provocados por los componentes del medicamento.

Regularmente se ocasionen reacciones cruzadas en pacientes hipersensibles a tres tipos de medicamentos꞉ la acetazolamida, las tiazidas y la tolbutamida.sulfametoxazo para la tos

Sulfametoxazol y alcohol no son recomendados, ya que puede inducir a problemas hepáticos. Este tipo de medicamento está contraindicado en personas con problemas en dicho órgano. (Ver Artículo: Linezolid)

Los estudios preventivos han demostrado que no existe riesgo potencial en el uso de sulfametoxazol. Hasta los momentos las combinaciones químicas entre la sulfamida con otras sales no se ha arrojado niveles de carcinogénesis, mutagénesis o ha influencias negativas en la fertilidad en humanos, aunque este último aspecto no se ha comprobado del todo. Por otra parte, hay investigaciones que han arrojado que los animales tienen riesgos teratogénicos. En un experimento con ratas, el sulfametoxazol no influenció en la fertilidad ni causó efectos de ningún tipo.

Recomendaciones

sulfametoxazol tabletas

El tratamiento con sulfametoxazol requiere de recomendaciones pertinentes para su efectividad. Es indispensable que se cumplan las indicaciones médicas y las que apuntaremos a continuación:

  • Si el tratamiento antibiótico es administrado por vía oral, se recomienda tomar la pastilla con suficiente cantidad de agua, al menos un vaso de agua lleno.
  • Si presenta desordenes estomacales, el antibiótico deberá ingerirlo acompañado con alimentos o leche.
  • Es recomendable que tome suficiente cantidad de líquido durante el tratamiento con sulfametoxazol. De esta manera previene la producción de cálculos renales. No obstante, esta sugerencia deberá preguntársela a su médico, puede que le indique lo contrario, pues todo dependerá de sus patologías.sulfametoxazol combinada
  • La dosificación de sulfametoxazol depende de la patología del paciente, así como de la respuesta al tratamiento. La efectividad del tratamiento depende del cumplimiento de las dosis exacta y constante tal como ha sido indicada por el médico.
  • La conservación de la sulfametoxazol requiere de un seguro, a temperatura ambiente y sin luz directa.

Dejar Comentario