≡ Menu




Piperacilina-tazobactam: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La piperacilina-tazobactam se le conoce por ser un medicamento compuesto, tanto por un antibiótico betalactámico (PIP), como por un inhibidor de betalactamasa (TZ), este es utilizado especialmente ante el padecimiento de enfermedades graves.

Piperacilina-tazobactam

Qué es y para qué sirve

La Piperacilina-tazobactam como lo mencionamos anteriormente su suministro se hace pertinente ante padecimientos de graves infecciones, en el caso de la conocida neumonía, distintas infecciones a nivel de la piel, así como también las ginecológica y abdominales, las cuales son causadas por bacterias.

Dicho medicamento se encuentra en la familia de los antibióticos de la conocida piperacilina, su principal y radical función es que mata a gran escala bacterias infecciosas. En el caso particular de “el tazobactam pertenece a una clase llamada inhibidor de beta- lactamasa. Funciona al prevenir que las bacterias destruyan la piperacilina.” (Ver artículo: Piperacilina)

Con lo mencionado con anterioridad podemos ver, la eficaz y potente función que posee nuestro fármaco en estudio, podemos observar también que el mismo es una combinación de uno y otro compuesto, y en su mayoría cuando el fármaco es así es mucho más eficaz y radical su efecto causado.

Los antibióticos en su mayoría no suelen ser recetados para tratar ningún tipo de infecciones virales, tales como los resfriados, o bien sea gripe, la función de ellos no está en tratar lo ciertamente mencionado, sino que su efecto vas más allá, por su condición de antibióticos los mismos suelen ser recetados ante la presencia de infecciones bacterianas.

La ingesta de dicho medicamento debe hacerse bajo la estricta supervisión médica, no podemos automedicarnos bajo ningún sentido, ya que al ser la Piperacilina-tazobactam un medicamento tan fuerte, hacer un mal uso de él podría traernos grandes consecuencias para el organismo.

Para finiquitar el presente punto tenemos que la Piperacilina-tazobactam, destaca por ser un antibiótico bastante fuerte, y es usado en el caso de que se presenten infecciones de alto riesgo, ya que como lo mencionamos líneas más arriba cuando nos referimos a los medicamentos compuestos, estos suelen ser mucho más potentes en cuanto a sus efectos.

Aunque es válido mencionar que no todos los organismos, poseen la capacidad de tolerancia que el medicamento necesita, es por ello que ante su ingesta debemos mantenernos alerta y ante un malestar desconocido, debemos estar alerta y contactar de manera inmediata al médico tratante; no debemos excedernos ni en su dosis, ni mucho menos en su uso.

Nombre comercial

La Piperacilina-tazobactam suele hallarse en el mercado bajo el nombre de tazobactam específicamente, la misma como lo mencionamos con anterioridad es un antibiótico que resalta por su eficiencia ante la presencia de varios tipos de infecciones bacterianas, además de ello es familia de la conocida penicilina; recalcamos que suele ser recetada ante la presencia de infecciones de alto riesgo particularmente, o que ya se encuentren avanzadas. (Ver articulo: Penicilina)

Solemos encontrar en el mercado la combinación tanto de piperacilina como de tazobactam, bajo el nombre de Zosyn esta composición la podemos encontrar con el presente nombre comercial, sin embargo el médico tratante del caso, nos indicara si la recomienda según sea la condición del paciente en específico.

Es importante enfatizar que en la mayoría de los casos todos los medicamentos, se consiguen en el mercado bajo su presentación genérica, esto no es una limitante para la ingesta del mismo, debido a que la diferencia existente ante el fármaco y su versión genérica, es que su efecto lo surte en un mayor tiempo específicamente.

Consecuentemente consideramos, que es totalmente recomendable la ingesta del fármaco, tanto en su versión original como en su presentación genérica, siendo la única diferencia la mencionada con anterioridad; pero nosotros les recomendamos que antes la ingesta de cualquier tipo de medicamentos, siempre resulta mejor antes consultarlo con el médico especialista.

Reiteramos nuevamente que una mala ingesta del medicamento podría acarrear efectos negativos, consideramos importante mencionar que en algunos casos, pueden manifestarse diversos efectos adversos y es por ellos que no recomendamos hacer uso de este medicamento e incuso de ningún otro, de una manera irresponsable, únicamente un especialista podría prescribirnos dicho medicamento en estudio.

Al ir con un especialista, este inmediatamente nos examinara y posteriormente nos evaluara detalladamente y de este modo determinara cual tipo de medicamento debe recomendarnos, este recetara como es lo prudente según sea el caso en particular de cada paciente, por ello es que debemos asistir al médico ante cualquier malestar que se nos presente y no automedicarnos bajo ninguna razón.

Como recomendación final ante el presente punto, les recomendamos acudir al médico ante cualquier tipo de malestar presentado, no debemos caer en el error de automedicarnos, solo el especialista podrá determina que tipo de medicamento es el indicado ante la situación presentada de cada paciente en específico.

Ya que no todos los casos son iguales, cada uno de ellos posee su particularidad y debido a su condición particular lo hace distinto en cuanto a dosis y a prescripción se refiere.

Mecanismo de acción

Como lo venimos mencionando a lo largo de nuestro presente artículo, la Piperacilina-tazobactam es un fuerte y destacado antibiótico, el cual posee un mecanismo de acción que “inhibe la tercera y última etapa de la síntesis de la pared celular bacteriana uniéndose preferentemente a las proteínas de unión a penicilina (PBP específicas) que se encuentran dentro de la pared celular bacteriana.”

De esta manera se da el mecanismo de acción de dicho fármaco, además de ello la mezcla con la conocida del fármaco con el inhibidor tazobactam, hace posible que la bacteria presentada en el organismo no contrarreste baje ningún motivo el efecto de la penicilina como tal, esto es lo que evita la combinación de dicho fármaco.

Es decir que mientras la penicilina va haciendo su efecto atacando de manera imponente la infección presentada, la tazobactam evita que la infección le reste su efecto a la penicilina, es por ello que se sitúa en esta oportunidad la Piperacilina-tazobactam, en una de las mejores opciones presentes en el mercado.

Es mucho más potente que la penicilina como tal, ya que se encuentra compuesta, y evidentemente está confirmado por diversos estudios que solo únicamente puede hacerse uso, de dicho medicamento si estamos presente ante un padecimiento grave de alguna infección en particular.

Podemos encontrar el fármaco también bajo su presentación inyectable, este posee un mecanismo de acción mucho más sobresaliente por ser eficaz, en un menor tiempo notoriamente, está más que claro que todo medicamento suministrado por vía intravenosa hace mucho más rápida su función, ya que este entra directamente al organismo y se esparce, atacando de inmediato el sitio del organismo que se encuentra vulnerado.

Sin embargo, únicamente un especialista puede recomendar el suministro del mismo, ya sea por vía intramuscular o por su presentación en tabletas o bien sea en capsulas o comprimidos.

Farmacocinética

Antes de continuar con el presente punto, primero que todo definiremos que es la farmacocinética, este se conoce por destacarse como una vertiente de la farmacología la cual se enfatiza en estudiar, cuales son las posibles reacciones que puede causar dicho medicamento a ser ingerido, es decir, el proceso que fusiona al pasar al organismo como tal el fármaco en estudio.

En cuanto a la piperacilina sumado a ella la tazobactam, esta al ser suministrada bajo su forma intravenosa actúa en unos aproximadamente 30 minutos al ingresar al organismo. Se recomienda que al iniciar la ingesta de la misma, esta debe ser bajo una dosis baja inicial prioritariamente, ya que de este modo se puede ir observando el grado de tolerancia de dicho organismo en particular y el efecto que el mismo medicamento causa.

“Tanto la piperacilina y el tazobactam se unen aproximadamente en un 30% a las proteínas plasmáticas y se distribuyen ampliamente en los tejidos y fluidos corporales, incluyendo los riñones, el corazón, la vesícula biliar; óseas; biliares, la mucosa intestinal, pulmón, tejidos reproductivos femeninos.” Entre otros.

Con la cita anterior podemos ver de que manera actúa la Piperacilina-tazobactam, una vez ingresada al organismo, podemos ver también de que manera se fusiona y de ese mismo modo se esparce por las distintas partes del organismo y hace su efecto deseado.

Dicho fármaco tiene la total capacidad de atacar, todas aquellas graves infecciones que se presentan en las distintas partes del cuerpo, y lo peculiar dentro de todo es que este medicamento posee también la capacidad de respaldar su compuesto activo, mediante su inhibidor llamando tazobactam.

Interacciones

La interacción de dicho medicamento es totalmente variante en cada organismo, hay organismos que si poseen un gran grado de tolerancia, como hay organismos que no tanto, es por ello que ante el suministro del mismo, lo más recomendable es acudir inmediatamente con un especialista y no automedicarnos.

“En general, esta interacción farmacocinética no es perjudicial y, en algunos pacientes, puede ser deseable. Los médicos deben tener en cuenta, sin embargo, que las altas concentraciones de penicilina han sido asociadas con las convulsiones, aunque este efecto adverso por lo general se presenta en pacientes con insuficiencia renal que reciben grandes dosis de penicilina, IV.”

La cita anterior nos explica que los especialistas son los encargados de supervisar de manera positiva, la interacción de dicho medicamento en conjunto con el organismo, ya que si bien en varias ocasiones es muy bien tolerado, puede presentarse algún caso donde no lo sea tanto.

Incluso la interacción del mismo, va a ir de acorde a la dosis a ingerir, es por ello que debemos tener total prudencia al seguir las instrucciones del medicamento como tal, ya que una mala ingesta del mismo podría ocasionarnos diversos y variados daños en nuestro organismo.

Efectos secundarios

Las contraindicaciones son muy parecidas a los efectos secundarios que suelen manifestarse, iniciando con ellos es frecuente la fiebre constante, la presencia de fuerte estreñimiento, así como también de náuseas, diarrea,  vómito, acidez, intermitentes dolores estomacales, fuerte cefalea (dolor de cabeza), aftas en la boca e insomnio (total dificultad para conciliar el sueño) durante el día en general, no solo por las noches.

Como efectos secundarios aún más severos, tenemos la presencia de cierto sarpullido, así como también de picazón, se hace presente la dificultad para tragar, urticaria, y sumado a ello se intensifica totalmente la diarrea, e incluso se hace presente (líquido o sangre en las heces) puede manifestarse con presencia de fiebre y ciertos calambres estomacales, ante estos síntomas hay que tener total cuidado.

Lo mencionado con anterioridad nos muestra todos aquellos efectos que pueden hacerse presente ante el uso de este fármaco, volveremos a reiterar en esta oportunidad que ante la presencia de dichos malestares, lo más recomendable es asistir de manera inmediata al médico tratante y no conseguir con la ingesta del medicamento, a menos que el especialista así lo indique.

Como lo observamos líneas más arriba, se hacen presente ciertos efectos pero a su vez, pueden manifestarse unos aún más severos, por ello la automedicación no la recomendamos bajo ningún motivo, siempre resulta más importante acudir con un especialista mucho ante de empezar a ingerir cualquier tipo de fármaco, y cuando se refiere a los antibióticos más prudencia debemos tener aun.

Como recomendación final, siempre resulta una buena idea que antes de ingerir cualquier tipo de medicamentos leamos antes los efectos secundarios que pueden causar, de este modo estaremos mayor informados nosotros mismos como pacientes, y ante la presencia de alguno de ellos podamos identificarlos de manera inmediata, esperamos que el siguiente articulo sirva a modo de referencia o bien sea a modo informativo.

Efectos adversos de la piperacilina-tazobactam

Cuando ingerimos la Piperacilina-tazobactam suelen manifestarse variados efectos adversos, los cuales suelen ser recurrentes, al igual que la gran mayoría de los medicamentos estos pueden o no presentarse, por igual recomendamos mantenerse alertas en el caso de estar tomando algún medicamento, y ante posibles reacciones desconocidas, lo recomendable es asistir de inmediato con el especialista adecuado, ante la presencia de alguna sintomatología.

Es por ello que muchas veces reiteramos que la automedicación no está bien, y no se la recomendamos a nadie, ya que una mala medicación podría generarnos varios problemas, logrando ser en algunos casos peor el remedio que la enfermedad, y con ello debemos estar atentos.

Prosiguiendo el desarrollo de nuestro presente punto, procederemos a mencionar varios de los efectos adversos que nos puede generar la ingesta como tal de la Piperacilina-tazobactam; ciertas erupciones cutáneas bastante severas, como la dermatitis bullosa, la dermatitis exfoliativa, pueden aparecer también ciertos lunares de color rojo en distintas partes, así como también úlceras a nivel de la boca, garganta, nariz, extremidades, genitales y hasta conjuntivitis.

Los distintos efectos adversos a los que anteriormente se hicieron referencia,  suelen ser frecuentes en el caso de los pacientes que poseen algún tipo de sufrimiento renal, así como también los que no son tratados a tiempo y con dosis no recomendadas, volvemos a puntualizar aquí que una mala ingesta del medicamento puede llegar a ser totalmente perjudicial, por ello consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

Es meramente importante hacer referencia, a que en el caso de los pacientes que posean algún tipo de padecimiento renal, hay que suministrar dicho fármaco con más prudencia aún, debido a que las funciones de su organismo no son iguales a los demás, ellos suelen encontrarse un poco más vulnerable.

Además de ello se hacen presente otros diversos efectos adversos conocidos como como: cierta hinchazón a nivel de la cara, la lengua, los labios, así como también en otras distintas partes del organismo, lo cual deviene de una procedencia desconocida; además suele manifestarse la falta de aire para respirar, y erupciones a nivel de la piel bastante graves.

Ahora bien, cuando nos referimos propiamente a la toxicidad esta suele manifestarse ante la ingesta inadecuada (excesiva) de la dosis del medicamento, también suele hacerse presente en caso de deshidratación, con un medicamento de fuerte reacción como lo es la Piperacilina-tazobactam hay que tener sumo cuidado en los distintos sentidos, sobretodo a la hora de ingerirlos.

Aparte de lo anteriormente mencionado también “se han reportado neuropatía periférica o encefalopatía, incluyendo adormecimiento, hormigueo de la piel, fasciculaciones musculares, convulsiones y un síndrome similar a miastenia gravis.” A los efectos anteriormente mencionado se le suman los citados con anterioridad, que si bien no suelen manifestarse tan frecuentemente es de vital relevancia, mantenerlos presentes.

Es importante recalcar que las reacciones tóxicas en pacientes que no presentan ningún tipo de padecimiento renal, no son tan frecuentes a menos que se exceda por completo la dosis a ingerir y por un largo periodo de tiempo sobretodo, esto suele hacerse presente ante el consumo de cualquier tipo de fármacos como tal, si se exceden las dosis repercute en nuestro funcionamiento renal, los riñones suelen ser los más tocados ante la ingesta de los distintos medicamentos. Al igual que en el caso de la penicilina g. (Ver articulo: Penicilina g)

También pueden presentarse otras reacciones adversas conocidas como: graves erupciones a nivel de la piel, cierto tipo de picor o bien sea urticaria, además de ello se manifiesta presencia de depresión, confusión, reducción total del apetito, hipotensión (presión arterial baja) así como también hipertensión (presión arterial alta), todo esto suele manifestarse es por ello que debemos estar atentos ante la ingesta de dicho medicamento.

Se hace presente también ante el consumo de la piperacilina-tazobactam, una cierta coloración un tanto amarillenta tanto a nivel de los ojos, como a nivel de la piel, disminución en los glóbulos rojos, dolor a nivel de las articulaciones, presencia tanto de rigidez como de escalofríos, y puede llegar a manifestarse cierta inflación a nivel del hígado,  y es a todo ello que debemos mantenernos alerta, ante esto debemos acudir de inmediato con un especialista.

La gran mayoría de lo anteriormente descrito suele manifestarse inicialmente como efectos adversos, ante la ingesta de la piperacilina-tazobactam, claro está que el hecho de que pueda presentarse no lo hace un patrón, puede que si como puede que no; cabe acotar que todos estos fármacos al ser elaborados y posteriormente comercializados, es frecuente que en el empaque se les comunique a los pacientes los posibles efectos que pueda llegar a causar.

Sin embargo, nosotros en nuestro presente artículo lo consideramos importante, nuestro fin es que el mismo pueda servir de guía informativa a todos aquellos que deseen obtener una información recomendable, conocer del medicamento que ingerimos a diario o por un determinado tiempo siempre resulta importante, no podemos desconocer lo que ingerimos, eso no estaría permitido.

La Piperacilina-tazobactam suele conseguirse también en su forma intravenosa, mediante varios estudios realizados se ha demostrado que llega a ser muy bien tolerada, incluso son contadas las situaciones de que al inyectarla se presente algún tipo de dolor considerable; y en cuanto a la presencia de algún tipo de irritación local es casi nulo el reporte de algún caso, así como también en los casos de atrofia o necrosis.

En cuanto a estudios más recientes los efectos adversos que llegaron a manifestarse con mayor firmeza fueron los siguientes: debilidad, dificultad para respirar, mareos, vómito, fiebre, fuertes malestares estomacales, cansancio y cierta dificultad para conciliar el sueño de manera positiva, refiriéndonos al caso en particular de la piperacilina-tazobactam inyectable.

Concluyendo el presente punto es justo hacer referencia a que los efectos adversos que suelen presentarse ante el uso de la piperacilina-tazobactam varían, ya que en una primera instancia hicimos referencia a los efectos que puede causar desde su forma de comprimidos (tabletas o capsulas), y por ultimo mencionamos sus efectos en modo inyectable.

Es totalmente importante hacer referencia a todo lo mencionado con anterioridad, ya que funciona de un modo preventivo, y siempre es bueno estar completamente informados de todo esos efectos que logra causar un determinado medicamento en sí, ya que si los conocemos podemos mantenernos alerta y ante un malestar no esperado, podríamos tener una pronta razón y por consecuente buscar ayuda.

Sumado a ello también hay que tener en cuenta, que no todos los medicamentos le caen bien a todos os organismos, hay personas que tienen mucha más capacidad de tolerancia y hay quienes no tanto, es por ello que un especialista es el único que de manera responsable podrá recetarnos algún tipo de medicamento, elaborándonos antes la evaluación adecuada.

Debemos mantenernos alerta ante la presencia de los distintos efectos adversos, y a su vez mantenernos informados para así de eso modo lograr reconocerlos.

Indicaciones

Las indicaciones de la piperacilina-tazobactam suelen ser frecuentes ante la presencia de infecciones bactericidas, así como lo hemos venido mencionando con anterioridad. Esta suele indicarse a los pacientes mayormente que poseen un alto grado de infección (en su estado avanzado).

Sin embargo, el especialista es el único indicado en recetar dicho medicamento, según sea en caso de cada uno de los pacientes en particular, es por ello que no debemos automedicarnos ni mucho menos excedernos en su dosis, debemos más bien limitarnos a lo que recomiende el especialista.

Contraindicaciones

Son diversas las contraindicaciones que pueden presentarse ante el uso de la Piperacilina-tazobactam, es por ello que se recomienda que ante el caso de una de ellas, debe contactarse lo antes posible a un especialista específicamente al que lleva el caso. Particularmente “la piperacilina es una penicilina y no debe utilizarse en pacientes con hipersensibilidad a la penicilina.”

Es decir, que con el uso de la Piperacilina-tazobactam debe tenerse mucho cuidado debido a que suele causar cierto grado de hipersensibilidad, tal cual lo indica la cita del párrafo anterior. A su vez pueden presentarse distintas alergias tanto a la penicilina, como a la cefalosporinas, así como también a los inhibidores de beta- lactamasa. Además de ello pueden manifestarse cierto tipo de hemorragias, particularmente a la que se refiere a la insuficiencia renal. Es por ello que el fármaco, debe ingerirse bajo la estricta vigilancia médica.

La hipersensibilidad suele hacerse aún más frecuente en el caso de los pacientes que padecen: alergias, asma, eczema, rinitis alérgica, urticaria entre otros, además de ello debe tenerse mucha precaución con los pacientes que poseen algún tipo de alergias.

Frecuentemente no se recomienda la ingesta prolongada de dicho medicamento, ya que si se excede su dosis podría ser peor, frecuentemente el uso de antibióticos suelen ser recetados por 7 días o cuando mucho 10 días, sin embargo ello dependerá según la tipología de la infección presentada en cada paciente en particular.

Debe tenerse mucha prudencia en el caso de los pacientes que padecen de algún tipo de insuficiencia renal, debido a que el medicamento suele excretarse mediante el mecanismo renal, con esto debe tenerse mucha precaución.

Su uso prolongado podría llegar a deteriorar el funcionamiento renal, así como también el hepático, con ello lo que puede lograrse es que las bacterias alojadas se vuelvan resistentes ante el uso extendido de la piperacilina-tazobactam, o ante cualquier tipo de medicamento. Es decir, que su uso prolongado es totalmente destructivo.

En diversos casos los pacientes pueden llegar a presentar fiebres constantes, además de algún tipo de erupción; pueden manifestarse también convulsiones, pero estas suelen ser frecuentes en el caso de los pacientes que ya tienen un historial médico con esta patología, el médico tratante debe estar al tanto de esto.

Para  concluir el presente punto, recomendamos la importancia de ingerir un medicamento siempre y cuando sea de manera responsable, no debemos automedicarnos nosotros mismos, ya que esto podría llegar a ser mucho peor que la enfermedad misma.

Dosis

Cuando nos referimos a las dosis a ingerir el tema resulta importante, se recomienda que al iniciar las dosis estas se hagan inicialmente en sus cantidades más mínimas, en el caso de los adultos se recomienda ingerir 4,5 miligramos cada 8 horas específicamente. En el caso de los pacientes que superen los 50 kilogramos, se recomienda una dosis inicial de 4,5 miligramos pero cada 6 horas.

Estas dosis se irán ajustando según sea la condición de cada paciente, y es el especialista el único encargado y responsable de prescribirlas.

Dosis pediátrica

En cuanto a las dosis pediátricas estas suelen prescribirse con aun más detenimiento, en su mayoría las mismas van a ir de acorde al peso en particular de los niños. En cuanto a los niños que tienen aproximadamente 36 semanas se recomienda una dosis de 75 miligramos, la misma puede ser suministrada cada 12 horas o también cada 8 horas, depende del grado de infección.

Los niños entre 1 y 6 meses, pueden suministrarle una dosis comprendida entre los 150 miligramos y 240 miligramos, distribuidos en tres dosis diarias, o bien sea en 4. Y finalmente en los niños que poseen entre 2 años y 12 años, las dosis a suministrar se ponderan entre los 80 miligramos y los 100 miligramos correspondientemente, cada 6 o 8 horas.

Aunque el pediatra es el único indicado para prescribir dichas dosis, esperamos que el presente artículo haya servido de referencia alguna, no nos auto mediquemos y mucho menos lo hagamos con nuestro niños.

Dejar Comentario