≡ Menu




Penicilina g: Nombre comercial, farmacocinetica, farmacodinamia y más

La Penicilina g forma parte de la gran familia de los conocidos antibióticos, este destaca por su disponibilidad en variadas formas, donde destacan la de potasio, y sodio particularmente, aunque además se le incluyen otras.

 

Nombre comercial

La Penicilina g suele ser conocida a nivel comercial con otros nombres tales como: Benzetacil, al igual que la gran mayoría de los demás medicamentos este antibiótico puede encontrarse en el mercado bajo su forma genérica, además de ello existen diversas presentaciones.

Al igual que la mayoría de los medicamentos, la penicilina g suele encontrarse bajo diversos nombre genéricos, acotamos que esta forma parte de la familia propia de la penicilina. Resulta interesante acotar que cuando nos referimos a los fármacos en su forma genérica, este hace el mismo efecto que el medicamento original pero con una única diferencia de que se tomara un poco más su tiempo, para surtir su deseado efecto.

El fármaco genérico es muy fiable como el medicamento original en sí, con la única diferencia que mencionamos líneas más arriba, surte un efecto más lento, sin embargo antes de ingerirlo es recomendable consultarlo con un especialista, ya que una mala ingesta también podría ocasionarle grandes daños al organismo.

Volvemos a enfatizar que tanto el fármaco genérico como el original causan el mismo efecto, con la distinción que uno surte su efecto mucho más rápido que el otro, solo eso. Es un especialista el único indicado en recetar de manera responsable dicho medicamento, tengamos en cuenta que la ingesta inadecuada del mismo resulta bastante negativa.

Aquí tocamos un poco el tema de las dosis, ya que si un paciente hace un mal suministro de las mismas que deberían ser prescritas por un especialista, esto podría ser catastrófico. No debemos automedicarnos de manera irresponsable, siempre resulta una mejor opción consultar antes con un especialista.

En la mayoría de los casos los especialistas, recomiendan unas dosis considerables según sea el caso de cada uno de los pacientes, porque como ya sabemos el caso de cada uno de los pacientes es totalmente distinto, por ello tomar alguna dosis de referencia no es la mejor opción para nadie.

Para concluir este punto, es necesario volver hacer referencia a que no podemos ingerir ningún tipo de medicamentos, sin antes consultar con un especialista, y en el caso en particular de los antibióticos, estos deben ser ingeridos bajo la estricta supervisión médica, ya que como lo mencionamos líneas más arriba, una mala ingesta de estos antibióticos puede acarrear varias consecuencias.

Farmacocinética

Cuando nos referimos a este punto en particular, hacemos referencia a que “la penicilina g sódica o potásica se administra por vía intravenosa continua o intermitente o por inyección intramuscular. Las compuestas de procaina y de benzatina se administran por vía intramuscular (IM) solamente.”

Ello quiere decir de que manera debe ser el suministro de la conocida penicilina g. El suministro de la misma, debe estar regido por un especialista, solo el podrá determinar de que manera puede hacerse uso de la misma.

Además de ello ahora haciendo referencia a “la penicilina g potásica es susceptible a la destrucción por el ácido gástrico, y por lo tanto, cuando se requiere un tratamiento oral, se utilizan penicilina V o la amoxicilina, que tienen un mayor biodisponibilidad oral.”  Con la cita anterior se puede ver, de que manera es la farmacocinética de la penicilina g. (Ver articulo: Amoxicilina)

Aclararemos a continuación que es la farmacocinética, este se le conoce por destacarse como una vertiente de la farmacología la cual se enfatiza en estudiar, cuales son las posibles reacciones que puede causar dicho medicamento a ser ingerido, es decir, el proceso que fusiona al pasar al organismo como tal.

A continuación procederemos a explicar de que manera actúa la penicilina g potásica o bien sea sódica, vista claro está a través de la farmacocinética, para iniciar recalcamos que su suministro por vía parental ambos son iguales. Sus máximas concentraciones por así decirlo se dan entre los 15 o 30 minutos, luego de una dosis intramuscular.

Una vez suministrado dicho fármaco ya sea por vía intramuscular, entre el 45% y 68% circula unido por el plasma total del organismo, viaja especialmente por la albumina. Una vez suministrado dicho antibiótico, el mismo se esparce por todo el organismo de esta manera, logra atacar cualquier tipo de infección presentada, o bien sea de disminuir su riesgo.

Esta al expandirse lo hace por las distintas áreas del organismo, tales como hígado, pulmón, riñón, fluidos corporales, esputo, orina, bilis, huesos, entre otras partes, además de ello logra “también penetrar en las meninges inflamadas y alcanza niveles terapéuticos en el LCR.”

Con todo lo descrito con anterioridad podemos observar de que manera la farmacocinética, funciona y cómo entendiéndola a ella podemos nosotros mismos entender la eficacia y principal función de dicho medicamento.

Podemos observar también cómo al ser suministrado dicho antibiótico, el mismo tiene la facilidad de expandirse por todo el organismo, y de ese modo logro atacar la infección que pueda haberse estado presentando. Su uso debe estar estrictamente prescrito por un especialista, el cual nos asignará el medicamento indicado luego de un exhaustivo examen realizado.

Farmacodinamia

En cuanto a la farmacodinamia, la penicilina g se sigue situando en una de las mejores opciones ante la presencia de cualquier tipo de infección sensible, a nivel de microorganismos. “Al igual que otros antibióticos betalactamicos, la penicilina inhibe la síntesis de pared celular al unirse a las proteínas fijadoras de penicilina.” (Ver articulo: Penicilina)

Cuando nos referimos propiamente a la farmacodinamia, esta nos señala que la penicilina g, si suele ser una muy buena opción ante la manifestación de cualquier tipo de infecciones, sin embargo es un especialista, el que nos corroborará si podemos hacer uso de dicho medicamento y en tal caso, no podamos el nos prescribirá otro.

Es importante volver hacer referencia que el uso de antibióticos, está prohibido desde su forma irresponsable, es decir, nosotros mismos no podemos automedicarnos, ante la presencia de cualquier tipo de malestar lo más recomendable es acudir con el especialista.

Mecanismo de acción

Destaca principalmente por ser un antibiótico beta- lactamico bactericida. Logra combatir dichas infecciones debido a la unión de varias proteínas a la altura especialmente de la pared celular. “Estas proteínas de unión son responsables de varios cientos a varios miles de moléculas por célula bacteriana.”

La penicilina g como lo mencionamos líneas más arriba, destaca particularmente por la facilidad que tiene dicho medicamento, para atacar dichas infecciones bacterianas, además de ello “La actividad intrínseca de la penicilina g, así como las otras penicilinas contra un organismo particular depende de su capacidad para obtener acceso a la pared de la célula y poder formar estas proteínas.”

Con la cita anterior podemos ver como destaca el mecanismo de acción de la penicilina g, volvemos a recalcar que la misma suele ser bastante recetada ante la manifestación de ciertos tipos de infecciones bacterianas.

Aunque se ha comprobado que distintos organismos llegan a ser vulnerados por el uso de la penicilina g, es decir, el mismo no suele ser bien tolerado por todas las personas, como todo hay quienes si lo toleran bien y hay quienes no tanto, esto suele pasar con la mayoría de los medicamentos, no es nada nuevo. Ello va a depender prioritariamente del tipo de organismo.

Indicaciones

El uso de la penicilina g suele prescribirse ante la presencia particularmente de infecciones causadas por P. aeruginosa, infecciones a nivel del tracto urinario, así como también infecciones de tipo sistemáticas.

En cuanto a la ingesta de las dosis recomendadas por el especialista hace efectivo dicho tratamiento llevado a cabo, recalcamos que no está permitido excedernos con las dosis de los medicamentos, debido a que cada una de ellas va de acuerdo con cada paciente y su organismo en particular.

Haciendo alusión en este caso a la penicilina g, bien sea inyectable suministrada por vía intravenosa o intramuscular, se recomienda que ante su uso debe tenerse primero en cuenta el peso exacto del paciente, ya que la dosis del mismo se suministrará de acorde al peso del paciente en específico, no debemos automedicarnos.

Tomando como referencia en esta ocasión a los pacientes obesos, en el caso específico de ellos la dosis del paciente se hará de acorde a la medición de su masa corporal, aparte de ello lo recomendable es limitar la perduración del medicamento a un tiempo limitadamente corto, en cuanto el mismo haga su efecto se recomienda detenerlo por completo.

Cuando se hace uso de la penicilina g, bajo su forma intravenosa se recomienda suministrarse de dos a tres veces al día, en su máxima concentración la cual está en el rango de 4 a 6 miligramos correspondientemente. No se recomienda exceder su dosis debido a que puede traer ciertos efectos negativos tales como convulsiones, mareos, fiebre entre otros.

Frecuentemente cuando nos referimos a los antibióticos, se recomienda que los mismos sean ingeridos por aproximadamente  siete o diez días, no mucho más, de igual modo el doctor es el único autorizado en prescribir las dosis exactas de este tipo de medicamentos y el tiempo indicado.

Refiriéndonos en esta oportunidad a los pacientes con infecciones severas y de normal función renal, se recomienda en cuanto a la penicilina g inyectable una dosis de 3 miligramos por cada kilo del paciente, colocadas en dos o tres dosis iguales, regularmente cada ocho horas por día; en el caso particular de los pacientes que tienen su vida mucho más en riesgo, se recomienda una dosis aun mayor de 5 miligramos por cada kilo, se recomienda que los mismos sean suministrados en dos o tres dosis iguales prioritariamente.

En el caso de los pacientes que presentan algún tipo de infección urinaria pero sin ninguna alteración en su sistema renal, se recomienda que la ingesta del mismo sea de  aproximadamente 50 miligramos, pero en el caso de suministrarlo por vía intramuscular puede contarse con una sola dosis de 160 miligramos al día, prolongándose durante 7 o 10 días, según lo allá prescrito el especialista. La piperacilina también destaca por ser un buen antibiótico y a su ves efectivo. (Ver articulo: Piperacilina)

Frecuentemente la dosis ideal para todos aquellos pacientes que no pasan de los 50 kilogramos, es de 3.0 miligramos, en un caso tal de ser mucho mayor la dosis solo el médico tratante podrá prescribirla sin problema alguno.

Finalizando dicho punto acotamos, que es de total importancia tener presente una dosificación adecuada sea cual sea nuestro caso, así como lo hemos mencionado líneas más arriba que la misma solo puede ser únicamente recomendada por un especialista, ya que la ingesta inadecuada de una dosis puede generarnos distintas consecuencias, es por ello no se puede jugar con este tipo de medicamentos, ni mucho menos con sus indicaciones.

Suele ser frecuente que muchos de nosotros solemos en algunos casos automedicarnos de forma irresponsable, y lo que no sabemos es que al hacer eso estamos deteriorando nuestro organismo de forma negativa, no debemos caer en ese error, todo medicamento que tomemos debe estar previamente determinado por el especialista adecuado, ante el caso presentado.

Con todo lo mencionado con anterioridad, podemos observar la importancia que tiene saber las indicaciones exactas de los medicamentos en general, el presente artículo esperamos sirva al menos a modo de referencia, para tener una previa idea de que manera deben ingerirse. Sin embargo, es totalmente recomendable acudir a un especialista antes de ingerir cualquier tipo de medicamento.

Solo un especialista luego de realizarnos una exhaustiva evaluación, y determinados exámenes clínicos, puede determinar y a su vez recomendar la dosis ideal y el medicamento exacto ante el caso presentado.

Penicilina g sódica

Como lo venimos mencionando a lo largo del presente artículo la penicilina g, es una de las mejores opciones que se sitúa ante la presencia de las conocidas infecciones bactericidas, claro que su grado de tolerancia no es tan positivo en los distintos organismos. Incluso llega a recomendarse que ante la presencia de cualquier tipo de efecto adverso, debe suspenderse de inmediato dicho fármaco.

Con lo anticipado el párrafo anterior, es que recomendamos acudir con el especialista antes de hacer uso de cualquier tipo de fármaco como tal, no nos limitaremos a mencionar únicamente a los antibióticos sino a los distintos medicamentos, que suelen encontrarse en el mercado.

Si bien sabemos que el uso de los antibióticos es bastante delicado, como ya lo hemos reiterado una dosificación inadecuada puede deteriorar nuestro organismo por completo, estos tampoco pueden ser utilizados por un tiempo prolongado, en su mayoría se recomienda ingerirlos por 7 o 10 días no más.

penicilina g

En cuanto a “la sal sódica de la penicilina administrada por vía intramuscular se absorbe rápidamente, alcanza la concentración plasmática máxima entre 15 y 30 min, y 45 a 65% se une a la albumina. Se distribuye lo suficiente en los líquidos y tejidos corporales; sin embargo, su penetración en el líquido cefalorraquídeo es deficiente, aun con las meninges inflamadas.”

La cita anterior nos explica, el nivel de absorción que llega a tener la sal sódica al ser suministrada en el organismo por vía intravenosa, y a su vez de que manera esta llega a expandirse por las distintas partes del cuerpo, logrando de esta manera su merecido y deseado efecto. De esta manera es que logra contrarrestar cualquier tipo de infección bactericida.

Penicilina g cristalina

En el caso particular de la penicilina g cristalina, este es un antibiótico también bastante útil, en el particular tratamiento de enfermedades generadas “por microorganismos sensibles como actinomicosis, ántrax, artritis gonocócica, bacteriemia por neumococos y estreptococos sensibles.”  Dicho medicamento destaca por atacar infecciones particulares como las mencionadas con anterioridad.

Esta penicilina g cristalina en particular suele indicarse ante mordeduras de ratas, de perros, también suele recomendarse ante la presencia de fuertes quemaduras, infecciones contraídas de tipo anaerobios, la enfermedad de Lyme (mordedura de la garrapata), enfermedades y a su vez prevención ocular, entre otras.

Aunque como esta descrito arriba, a pesar de que este fármaco sirve para tratar esas distintas afecciones, en variadas oportunidades suele ser restringido su uso; dicho medicamento posee un potente efecto, por ello es que en variadas oportunidades debe suspenderse su suministro como tal. Es por ello que consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

Penicilina g benzatina

La penicilina g benzatina frecuentemente se usa para tratar y a su vez prevenir distintas infecciones generadas por variadas bacterias. En cuanto a la inyección esta “es una clase de antibiótico llamados tetraciclinas. Funciona matando las bacterias que causan infecciones.”

Cabe destacar que los antibióticos no aplican para mejorar la conocida gripe, ni los refriados, ni mucho menos las infecciones de tipo viral; estos como lo hemos venido mencionando a lo largo de todo el artículo, destacan por atacar todas aquellas bacterias que intenten instalarse en nuestro organismo, y de ese modo generan algún tipo de malestar.

Cuando nos referimos a dichos medicamentos inyectables, como es el caso en el presente punto; mientras sea inyectable mucho más rápido surtirá su efecto, y estos suelen ser prescritos por el especialista, cuando se presenta una infección de tal nivel, que debe ser atacada inmediatamente.

Es mucho más efectivo recomendar un antibiótico bajo su forma intravenosa, ante la presencia de una fuerte infección, las pastillas surtirán también su efecto pero en un tiempo más prolongado, aunque únicamente un especialista puede determinar de que manera debemos ingerir dicho medicamento recetado, según sea el caso.

En el caso de la penicilina g benzatina en su forma inyectable, se recomienda sea suministrada en una sola dosis, aunque sin embargo pueden suministrarse dosis extra en los primeros 7 días de transcurrido el tratamiento, además la misma debe colocarse sobre los músculos específicamente de las nalgas o los muslos como tal, debe colocarse preferiblemente en un centro médico.

Penicilina g procaina

La inyección de la penicilina g procaína, suele ser recetada ante la presencia de variadas infecciones, de tipología grave, sin embargo dicho medicamento no es recomendado para tratar enfermedades conocidas como la gonorrea (enfermedad de transmisión sexual), dicho fármaco es familia directa de los conocidos como la penicilina.

En su mayoría esta debe ser suministrada una vez al día, la misma debe ser colocada por un enfermero en los músculos de las nalgas o bien sea de los muslos. La prolongación del tratamiento dependerá netamente del tipo de infección que presente el paciente. Están prescritas para pacientes con infecciones graves.

No debe hacerse uso de las mismas, si antes no son prescritas por el médico tratante, ya que como lo mencionamos con anterioridad, estos antibióticos en su presentación inyectable únicamente pueden ser suministrados si el caso lo amerita, porque de no ser así podría ocasionar diversos deterioros al paciente.

Su uso está fuertemente limitado, estos medicamentos no deben ser suministrados por un largo periodo de tiempo, ya que su efecto es bastante potente, además que al ser suministrados se esparcen rápidamente por todo el organismo, y es por ello que debe mantenerse total precaución a la hora de hacer uso de ellos.

Penicilina g potásica

Finalmente cuando nos referimos a la penicilina g  potásica, este antibiótico si suele ser utilizado para tratar distintas infecciones bacterianas que llegan a manifestarse por la neumonía, las infecciones de oído, la garganta, la piel y a su vez también la escarlatina. A su vez también llega a ser bastante recomendada ante la presencia de fiebre de tipo reumática.

Reiteramos nuevamente que los antibióticos no sirven para tratar ningún tipo de infección viral, ni mucho menos resfriados ni gripes, sino propiamente infecciones bacterianas como es el caso del antibiótico trabajado en el presente artículo.

En cuanto a su suministro, suele recomendarse su ingesta a modo de tabletas cada 6 horas, 4 veces al día, o bien sea cada 8 horas, 3 veces al día; se recomienda seguir al pie de la letra las indicaciones prescritas por el médico tratante, ante la presencia de cualquier tipo de dudas, se recomienda contactar de inmediato al mismo especialista y que sea este quien la aclare.

Para finiquitar este punto, recomendamos que si llegara a presentarse algún tipo de malestar o bien sea efecto adverso ante la ingesta de dicho fármaco, debe suspenderse el mismo de inmediato y debe contactarse al médico especialista, no debemos excedernos en su dosis y mucho menos debemos automedicarnos, ya que esto sería muy irresponsable.

Tabletas

La ingesta de la penicilina g en forma de tabletas o bien sean capsulas o comprimidos, se sitúa en una de las formas más efectivas y a su vez eficaces, además de su forma inyectable; estas al ser consumidas entran al organismo en su manera totalizada, se recomienda mantener las capsulas fuera del alcance de los niños, y a su vez deben mantenerse respetablemente envasadas, de esta forma se mantendrán óptimas ante su ingesta.

Una vez destapado el envase donde se mantienen las tabletas, estas deben ser ingeridas de inmediato, tanto su conservación como su uso ya quedan prioritariamente a total responsabilidad del paciente; además no deben mantenerse en un ambiente caluroso ni mucho menos en el baño.

Se recomienda ingerirlas regularmente a la misma hora, haciendo uso del vital líquido, no pueden triturarse ni masticarse ya que de esta manera se estaría perturbando su efecto, además de ello no hay problema alguno que estas se ingieran entre comidas, ya que esto no imposibilita su efecto, más bien evita que peguen en el estómago.

Nuestra máxima recomendación es que todo tipo de antibiótico se ingiera posterior a una comida, debido a que todo antibiótico es bastante fuerte para tomarlo sin antes ingerir algo, incluso en varias oportunidades se recomienda ingerir el mismo acompañado de un protector gástrico, lo que va a imposibilitar que dicho fármaco pegue de forma abrupta a nivel estomacal.

Solo el especialista sabe en que momento enviar el medicamento en forma de tabletas, y en  que momento hacerlo en su forma inyectada, como lo mencionamos líneas más arriba, en cuanto se recomienda el medicamento inyectado es porque la infección presentada esta bastante fuerte y debe atacarse velozmente.

En cuanto a las tabletas están también surten rápido su efecto pero sin embargo, más rápido lo hace el tratamiento en su forma intravenosa, claro está que su uso está estrictamente limitado si antes no lo prescribe un especialista.

Con todo lo acotado en el presente artículo, podemos observar la importancia que tienen los medicamentos y mucho más los antibióticos, para no salirnos de nuestro medicamento en estudio la penicilina destaca dentro del mercado actualmente, por su gran tratamiento ante la presencia de cierto tipo de infecciones bacterianas.

Sin embargo, no debemos excedernos en su uso, y antes de ingerirla debemos tener una determinada prescripción médica, como lo venimos acotando una mala dosificación puede perturbar drásticamente la tranquilidad del organismo, y de este modo puede generar distintos malestares o efectos adversos.

Como recomendación final agregamos que ante la presencia de cualquier tipo de malestar, siempre resulta mejor antes acudir con el especialista, y no automedicarnos, no debemos ser irresponsable con nuestro organismo. Solo un especialista al examinarnos puede delimitar que tenemos, y que medicamento es el ideal ante el caso presentado y qué dosis debe prescribirse.

Además recomendamos que antes de ingerir cualquier medicamento, leamos antes las instrucciones del médico y las indicaciones del medicamento, de esta manera estaremos mucho más informados de sus distintas propiedades y sus variados efectos.

Dejar Comentario