≡ Menu




Gentamicina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La Gentamicina se conoce como un tipo de antibiótico que se caracteriza inmediatamente por detener todas aquellas infecciones bactericidas, además de ello sirve para tratar distintas enfermedades.

gentamicina

Qué es y para qué sirve

La gentamicina pertenece a los conocidos aminoglucósidos, estos son reconocidos por ser antibióticos 100% bactericidas, los cuales son capaces de detener de manera inmediata cualquier tipo de infección producida por bacterias, estos actúan sobre los ribosomas liberando de este modo ciertas proteínas anómalas, las cuales son capaces de combatir dichas infecciones bactericidas.

Dicho antibiótico suele ser recomendado ante la presencia de diversas enfermedades de alto riesgo tales como: en la piel, en el estómago, en los pulmones, en la sangre, así como también en las vías urinarias, además en los ojos, y en las heridas cutáneas. Al igual que la clindamicina es una buena opción también que se posiciona en los antibióticos más efectivos ante infecciones bacterianas. (Ver articulo: Clindamicina)

El uso como tal de la gentamicina debe ser estrictamente bajo la supervisión médica, ya que suele causar diversos efectos secundarios como consecuencia de su efecto como tal, tanto es así que este antibiótico suele ser recetado cuando ya antes de él se ha sugerido otro, pero el cual su efecto ha sido totalmente ineficaz.

Es decir que ante la presencia de fuertes infecciones un antibiótico como la gentamicina, es la solución ideal, aunque actualmente tenemos un mercado repleto de fármacos y variadas opciones, no todos los antibióticos son compatibles con dichas infecciones, claro está que el único encargado y responsable de recetar este tipo de medicamentos es un especialista.

Es importante mencionar que nosotros no debemos automedicarnos ante la presencia de cualquier malestar o infección, siempre resulta mejor consultar con un especialista ante la ingesta de cualquier tipo de medicamento. Ya que una mala ingesta de cualquier medicamento puede llegar a generar deterioros en la salud así como también en nuestro organismo.

El uso de la gentamicina debe ser estrictamente necesario y no debemos exceder su dosis bajo ninguna razón, de este modo estaríamos previniendo su toxicidad y sus variados efectos secundarios, reiteramos que este medicamento es de mucho cuidado, debido a que el efecto que causa puede perjudicar el organismo al ser ingerido de forma inadecuada.

En cuanto a su ingesta puede ocurrir que este se aloje principalmente a nivel del oído así como también en el riñón, causando distintos efectos secundarios conocidos como ototóxicos y nefrotóxicos. Con lo afirmado anteriormente es por ello que se recomienda que antes de la ingesta del mismo, consulte antes con un especialista y este le dirá si puede ingerirlo o no.

Nombre comercial

La gentamicina es conocida también a nivel comercial con otros nombres tales como: Gevramycin, al igual que la mayoría de los demás medicamentos este antibiótico puede conseguirse en el mercado bajo su forma genérica, además de ello existen diversas presentaciones.

En cuanto los conseguimos en su forma genérica suele ser bajo los siguientes nombres: Celestoderm, Cuatroderm y Diprogenta. Es importante acotar que cuando nos referimos a los fármacos en su forma genérica, este hace el mismo efecto que el medicamento original pero con la única diferencia de que se tomara un poco más su tiempo para hacer su efecto.

El fármaco genérico es tan confiable como el medicamento original, con la única diferencia que líneas más arriba aclaramos, surte un efecto más lento, sin embargo antes de ingerirlo es recomendable consultarlo con un especialista, ya que una mala ingesta también podría hacerle daño al organismo.

Reiteramos que tanto el fármaco genérico como el original causan el mismo efecto, con la distinción que uno surte su efecto mucho más rápido que el otro, solo eso y los nombres arriba mencionados son cómo podemos encontrarlos en el mercado, según sea el caso y las indicaciones del especialista.

Mecanismo de acción

En cuanto al mecanismo de acción el mismo consta en obstruir  las proteínas conocidas como normales, generando de este modo proteínas no funcionales por así decirlo, en esas partes vulnerables que se encuentren perjudicadas por infecciones en el organismo.

“Para ejercer su función deben ingresar en la célula bacteriana. Esto ocurre en 2 etapas por un mecanismo de transporte activo. En la primera fase, el ingreso a la célula depende del potencial transmembrana generado por el metabolismo aerobio. La segunda fase es de ingreso acelerado, y se ve favorecida por la unión previa del aminoglucósido al ribosoma bacteriano.”  

Con la cita anterior, podemos observar de que manera el mecanismo de acción actúa sobre el organismo una vez instalada la infección o bien sea estando próxima a la misma, entonces es allí donde el efecto de la gentamicina entra, ante la ingesta de la misma lo que se busca es atacar de manera inmediata la bacteria.

Como mencionamos párrafos más arriba, la gentamicina es muy conocida en el mercado y totalmente recomendada por los especialistas, ante la presencia de infecciones de alto grado, por lo que se recomienda ante su ingesta la previa consulta con un especialista adecuado, debido a que se sitúa en un antibiótico bastante fuerte.

Efectos adversos

Ante la ingesta de la gentamicina pueden manifestarse diversos efectos adversos, los mismos suelen ser frecuentes, al igual que la mayoría de los medicamentos estos pueden o no presentarse, por igual recomendamos mantenerse alertas en el caso de estar tomando algún medicamento, y ante posibles reacciones desconocidas, lo recomendable es asistir de inmediato con el especialista.

Por eso es que la automedicación no está bien, y no la recomendamos ya que una mala medicación podría generarnos muchos problemas, logrando ser en algunos casos peor el remedio que la enfermedad.

Continuando el desarrollo de nuestro presente punto, procederemos a mencionar varios de los efectos adversos que nos puede generar la ingesta de gentamicina; en cuanto a la nefrotoxicidad puede manifestarse la presencia de proteínas desechadas por la orina, crecimiento del nitrógeno presente en la urea, además de la presencia de cilindros, también se manifiesta creatinina sérica.

Los efectos adversos mencionados suelen ser frecuentes especialmente en el caso de los pacientes, que poseen algún tipo de padecimiento renal, así como también los que no son tratados a tiempo y con dosis no tan recomendadas, volvemos a recalcar aquí que una mala ingesta del medicamento puede llegar a ser totalmente perjudicial.

En el caso de los pacientes con neurotoxicidad, en ellos “se han observado efectos adversos graves en las ramas vestibular y auditiva del octavo par craneal, en especial, en pacientes con deterioro renal (en particular si requieren diálisis) y en los tratados con altas dosis y/o terapia prolongada.”   Esto puede generar distintos síntomas tales como:

Presencia de vértigos, mareos, disminución auditiva, en cuanto a la pérdida auditiva esta suele presentarse en un primer momento por la discapacidad auditiva ante sonidos de alta frecuencia. Todos estos efectos mencionados tienen que ver mucho más en el caso de los pacientes con neurotoxicidad.

Cuando nos referimos a la toxicidad esta suele manifestarse ante la ingesta excesiva de la dosis del medicamento, también suele presentarse en caso de deshidratación, con un medicamento tan fuerte como lo es la gentamicina hay que tener sumo cuidado en todos los sentidos, sobretodo a momento de consumirlo.

Aparte de lo anteriormente mencionado también “se han reportado neuropatía periférica o encefalopatía, incluyendo adormecimiento, hormigueo de la piel, fasciculaciones musculares, convulsiones y un síndrome similar a miastenia gravis.” Además de los efectos ya mencionados, estos también suelen manifestarse en una menor medida, pero es prudente mantenerlo en cuenta.

Es importante mencionar que las reacciones toxicas en pacientes que no presentan ningún tipo de padecimiento renal, no son tan frecuentes a menos que se exceda enormemente la dosis a ingerir y por un largo periodo sobretodo.

Muchas otras de las reacciones adversas que pueden manifestarse son: presencia de depresión, cierta confusión, reducción del apetito, pérdida de peso, hipotensión (presión arterial baja) así como también hipertensión (presión arterial alta), además de ello suele hacerse presente fiebre, vómitos, dolor de cabeza, alopecia, cierto dolor en las articulaciones.

También se acrecenta la salivación habitual, se presentan edemas a nivel de la laringe, prurito y un ardor generalizado.

Todo lo anteriormente mencionado puede presentarse como efectos adversos, ante la ingesta de la gentamicina, claro está que el hecho de que pueda presentarse no lo hace un patrón, puede que si como puede que no; cabe acotar que todos estos fármacos al ser elaborados y posteriormente comercializados, es un hábito que en su recetario se le comunique al paciente correspondiente, lo que puede presentarse y lo que no.

Aunque nosotros en nuestro presente artículo lo consideramos importante, nuestro fin es que el mismo pueda servir de guía informativa a todos aquellos que deseen obtener la información, conocer del medicamento que ingerimos a diario o por un determinado tiempo siempre resulta importante.

La gentamicina suele encontrarse también inyectable, lo cual varios estudios han demostrado que llega a ser tolerada de una excelente manera, incluso son escasos los casos de que al inyectarla se presente algún tipo de dolor considerable; claro está que son casi nulos los casos en cuanto algún tipo de irritación local, así como también ante la presencia de algún tipo de atrofia o bien sea necrosis.

En estudios más recientes los efectos adversos que más llegaron a manifestarse fueron los siguientes: ciertos calambres a nivel de las piernas, convulsiones, fiebre, cierta erupción, así como también distintos cambios en la función renal, esto en el particular caso de la gentamicina inyectable.

Para concluir el presente punto es válido mencionar, que los efectos adversos que suelen presentarse ante el uso de la gentamicina varían, ya que en una primera instancia hicimos referencia a los efectos que puede causar desde su modo de capsula, y por ultimo mencionamos sus efectos de manera inyectable.

Es totalmente relevante hacer referencia a esto, ya que funciona de un modo preventivo siempre es bueno estar completamente informados de todo esos efectos que logra causar un determinado medicamento, ya que si los conocemos podemos mantenernos alerta y ante un malestar no esperado, podríamos tener una pronta razón y por consecuente buscar ayuda. El antibiótico conocido como Ciprofloxacino, resulta ser también una buena opción.

Además de ello también hay que tener en cuenta, que no todos los medicamentos le caen bien a todo el mundo, hay personas que tienen mucha más capacidad de tolerancia y hay quienes no tanto, por ello consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

Un especialista es el único que de manera responsable podrá recetarnos algún tipo de medicamento, elaborándonos ante una evaluación detallada acompañada de exámenes de laboratorio, teniendo esto en cuenta el podrá medicarnos de manera responsable y adecuada.

Contraindicaciones

La gentamicina suele ser contraindicado en pacientes que al ingerirlo hayan mostrado ser alérgicos a dicho medicamento o bien sea a la clindamicina; no se recomienda la ingesta de gentamicina ante pacientes que hayan tenido algún tipo de “antecedentes de hipersensibilidad o reacciones toxicas graves a gentamicina u otros aminoglucósidos.”

Son diversos los casos y muchos los pacientes que al ingerir dicho fármaco ante la presencia de fuertes infecciones, suelen manifestar diversos malestares, en el caso particular de la gentamicina esta provee cierta sensibilidad por así decirlo, en las distintas partes del organismo, ante ello debemos mantenernos alerta y comunicarnos con nuestro médico tratante cuanto antes.

Otro de los casos particulares de este fármaco, es que ante una ingesta de dosis excesiva inmediatamente le causa al organismo una toxicidad, lo cual genera el triple de los efectos adversos o bien sea contradictorio, es por ello que debemos tener mucho cuidado.

Las contraindicaciones que pueden presentarse con la ingesta de la gentamicina es principalmente la presencia de cierta toxicidad, así como también de cierta sensibilidad en el cuerpo, es por ello que no se recomienda ingerir este medicamento a aquellos pacientes que padezcan de cierto padecimiento renal.

Ya que como lo explicamos líneas más arriba la ingesta de dicho medicamento, ante  problemas renales suele ser inadecuado, es por ello que antes de ser recetado el medico realizara a cada paciente, una serie de preguntas donde en ellas corroborará si la gentamicina puede ser una buena opción para determinados pacientes.

Con esto debemos tener estricto cuidado, por eso como lo mencionábamos anteriormente no podemos ingerir cualquier tipo de medicamento, sin antes consultar con un especialista ya que son muchos los riesgos que podemos causarnos nosotros mismos, no podemos automedicarnos de manera irresponsable, ya que puede resultar en muchos casos peor el remedio que la enfermedad.

Reiteramos que debemos ser pacientes totalmente responsables, la automedicación no debe ser opción para nadie, no debemos caer en ese error ya que en muchas veces, hay pacientes que se automedican tomando como referencia dosis de conocidos y eso no está bien.

Alergias

Ante la ingesta de la gentamicina si suelen presentarse ciertos tipos de reacciones a nivel de la piel “se estima que la incidencia de reacciones cutáneas tras la administración de aminoglucósidos por vía intravenosa oscila entre un 1 – 2%. En el caso concreto de la gentamicina, se han descrito reacciones cutáneas de gravedad variable, desde simples reacciones exantemáticas (con cambio de coloración de la piel) hasta reacciones más graves, de carácter ampolloso.”

Con la cita anterior queremos dejar por concretado el tipo de alergias que pueden llegar a manifestarse, ante el uso de la gentamicina, en su mayoría estas alergias son a nivel de la piel como lo indica la cita colocada; además de ello también se han presentado cierto tipo de fotosensibilidad ante la ingesta del fármaco como tal, la referencia de que este se presente suele ser de un 1%, es decir, muy baja.

Este fármaco suele ser en algunos casos el responsable de reacciones de contacto local por así decirlo, en cuanto a su aplicación en crema bien sea a nivel de la piel; haciendo referencia particular en este caso al conducto auditivo externo, o bien sea ante la presencia de algún tipo de conjuntivitis por el uso del conocido colirio.

Además de ello se ha comprobado que en pacientes que presenten algún tipo de dermatitis, la gentamicina puede causar también algún tipo de alergias, esto está literalmente comprobado por varios estudios, puede haber un tipo de reacción cruzada.

Para finalizar este punto es importante recalcar que el tema de las alergias que puedan presentarse ante el uso de la gentamicina, suelen ser probables, como lo venimos explicando desde líneas más arriba pueden manifestarse cualquier tipo de reacciones cutáneas por así decirlo, esto suele ser probable.

Reiteramos que la gentamicina en todas sus presentaciones, bien sea en pastillas, gotas o cremas, es un antibiótico fuerte que solo suele ser recetado ante la presencia de infecciones de alto grado, incluso es bastante mencionado que en ocasiones los médicos pueden recomendarte otro antibiótico distinto a la gentamicina, y este no surte el mismo efecto que si puede llegar a surtir la gentamicina.

Es por ello que en ocasiones la gentamicina es ese plan b, que los médicos pueden llegar a evitar hasta el punto de que su uso sea estrictamente necesario, precisamente por lo que venimos mencionando su efecto es bastante fuerte pero también totalmente rápido.

Dosis

La ingesta de la dosis recomendada hace efectivo el tratamiento, recordemos que no podemos excedernos con las dosis de los medicamentos, ya que cada una de ellas va a acorde con cada paciente.

En cuanto a la gentamicina inyectable ya sea por vía intravenosa o intramuscular, se recomienda que ante su ingesta tener primero en cuanta el peso del paciente, debido a que la dosis del mismo ira de acorde a peso del paciente, primer punto importante tenemos este.

Refiriéndonos en esta oportunidad a los pacientes obesos, en el caso de ellos la dosificación del paciente se hará de acorde a la medición de su masa corporal, aparte de ello lo recomendable es limitar la perduración del medicamento a un tiempo corto, en cuanto el mismo haga su efecto se recomienda suspenderlo.

Cuando se usa la gentamicina de forma intravenosa se recomienda colocarse de dos a tres veces al día, en su máxima concentración la cual está en el rango de 4 a 6 miligramos correspondientemente. No se recomienda exceder las dosis ya que puede acarrear ciertos efectos negativos.

Lo usual es que la ingesta del medicamento sea por aproximadamente de siete a diez días, no más, sin embargo el especialista es el único autorizado en prescribir la dosis exacta en el tiempo reglamentario.

En cuanto a los pacientes con infecciones altamente graves y normal función renal, se recomienda en cuanto a la gentamicina inyectable una dosis de 3 miligramos por cada kilo del paciente al día, colocadas en tres dosis iguales, regularmente cada ocho horas; en cuanto a pacientes que tienen su vida comprometida a raíz de graves infecciones se recomienda una dosis de 5 miligramos por cada kilo, distribuido en tres dosis iguales aproximadamente.

En cuanto a los pacientes con presencia de infecciones urinarias pero sin alteraciones en su sistema renal, se recomienda la ingesta de aproximadamente 50 miligramos, y en el caso de suministrarlo a nivel intramuscular puede contarse con una dosis única de 160 miligramos al día, prolongándose durante 7 o 10 días.

La dosis ideal para todos aquellos pacientes que no excedan los 50 kilogramos, es de 3.0 miligramos no deben excederse de allí, en un tal caso de ser mayor la dosis sólo el médico tratante podrá prescribirla.

Para finalizar este punto acotamos, que es de suma importancia tener una dosificación adecuada según sea nuestro caso, ya sabiendo como lo hemos mencionado líneas más arriba que la misma será únicamente recomendada por un especialista, ya que la ingesta inadecuada de una dosis puede acarrearnos grandes consecuencias, por ello no se puede jugar con este tipo de medicamentos.

Muchos de nosotros solemos en algunos casos automedicarnos de manera irresponsable, y lo que no sabemos es que al hacer eso estamos deteriorando nuestro organismo de forma irresponsable, no debemos caer en ese error, todo medicamento que tomemos debe estar previamente determinado por el especialista adecuado.

Con todo lo mencionado podemos ver, las dosis aproximadas que deben tomar distintos pacientes según sea su caso, sin embargo esto sólo se sitúa en una referencia netamente informativa que si bien sirve para aproximarnos, es prudente antes que lo prescriba el especialista.

Dosis pediátrica

Cuando se trata de los niños el tema siempre resulta más importante, en el caso particular de los niños recién nacidos se recomienda el suministro de 5 a 6 miligramos por día, cada 12 horas, y en cuanto a los recién nacidos a los cuales se lactan se recomienda la dosis cada 8 horas, de 7.5 miligramos al día.

Mientras que en los niños entre 6 y 7 años se recomienda el suministro de la dosis de 2.5 miligramos por día, al igual que los adultos se recomienda ingerir el mismo por aproximadamente 7 o 10 días, sin embargo será el pediatra el indicado en recomendar la dosis y los días exactos.

En el caso de los niños que presentan algún tipo de insuficiencia renal, se deberá ajustar la dosificación sin alcanzar de cierto modo algún nivel excesivo de tipo sanguíneo, en este caso los pacientes que ingieren el medicamento debe ser con una dosis baja y no por un tiempo prolongado.

Y finalmente en el caso del suministro por vía intravenosa, esta suele ser una de sus presentaciones más útiles y más efectivas en corto plazo, cabe destacar que todo medicamento colocado por vía intravenosa logra un efecto mucho más rápido ante el malestar presentado.

Para concluir recordamos que la gentamicina es uno de los antibióticos que más goza de presentaciones, suele ser utilizado ante la presencia de fuertes infecciones bacterianas, el mismo solo debe ser utilizado si su médico tratante así lo prescribe, no debe hacerse uso de el sin antes tener una estricta supervisión médica.

El tema respecto a las dosis a ingerir siempre resultan importante, y mucho más si a los niños se refieren, no podemos automedicarlos ni mucho menos excedernos en las dosis, ya que su organismo es mucho más sensible que el nuestro, además de ello este antibiótico se sitúa en uno de los más fuertes, entonces menos que menos podemos asumir el papel de médico y automedicarlos.

Embarazo

En el caso de las mujeres embarazadas la gentamicina suele manifestarse produciéndole ciertos efectos adversos, tales como vértigos y en algunas ocasiones mareos, además de ello pueden presentarse cierto hormigueo muscular, adormecimiento, entre otros tantos malestares.

Es importante mencionar que las mujeres durante el embarazo llegan a manifestar diversas infecciones, en este caso de orina mayormente, las cuales en su mayoría deben ser tratadas con antibióticos, y aunque no suele ser recomendable el uso de antibióticos durante el embarazo, puede ocurrir que una mujer embarazada debe ingerir en algún momento antibióticos.

La gentamicina suele ser recomendada en un tal caso referente a la presencia de las infecciones de orina, sin embargo resulta un reto ser ingerida por mujeres embarazadas, es por ello que recomendamos que antes se consulte con un médico especialista, y solo él dirá si la recomienda o no según sea el caso.

Debemos reiterar que el uso de cualquier tipo de antibióticos durante el embarazo debe ser bajo la estricta vigilancia médica, no solo nos referimos a la gentamicina sino a todos los antibióticos, ya que una mujer durante todo su proceso de gestación es totalmente delicada, y por ello menos que menos debe automedicarse.

Lactancia

Aunque no se prohíbe completamente el uso de gentamicina durante el periodo de lactancia, no es recomendable su ingesta “ya que se excreta en cantidades mínimas a través de la leche materna, por lo que no es recomendable para el bebé.”

Con la cita anterior podemos dejar por concretado que aunque no se limita por completo la ingesta de este fármaco, no se recomienda abiertamente ante las mujeres que están en su periodo de lactancia, debido a que por su leche materna logran excretar algo de las sustancias del antibiótico y ello puede hacerle daño al bebé.

Sin embargo, se han registrado algunos casos en donde hay mujeres en su periodo de lactancia con resultados positivos, ante la ingesta de dicho medicamento, salvo en el caso de los bebés recién nacidos o prematuros, en este caso en particular si está totalmente prohibido el uso de gentamicina bajo ningún concepto.

Lo mencionado anteriormente nos da una referencia de lo que no deberían hacer las mujeres durante su periodo de lactancia, sin embargo será un especialista el único encargado y responsable de corroborar toda esta información a cada una de sus pacientes.

Gentamicina betametasona y clotrimazol

La betametasona suele ser muy conocida en el mercado, por sus grandes propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras, básicamente este fármaco se sitúa en el grupo de los esteroides, en relación con otros fármacos, este logra prevenir de cierto modo todo lo referente a la conocida retención de líquido.

Este fármaco se hace presente dentro del mercado en variadas presentaciones, tales como: cremas, aerosol, a manera de loción la cual suele ser utilizada para mejorar todo lo que tiene que ver con picazón en el cuerpo.

La betametasona sirve para aliviar y a su vez mejorar distintas afecciones que se suelen presentar a nivel de la piel, así como: cierto enrojecimiento, presencia de costras, suele ser efectivo ante la presencia de sequedad, y también ante el despellejamiento. El celestamine también es un medicamento indicado ante la presencia de distintas alergias. (Ver articulo: Celestamine)

También suele ser suministrado por vía oral, su condición de esteroide hace posible su efectividad ante la presencia de cualquier tipo de alergias; y cuando se suministra por vía intramuscular su principal función es la de ayudar a mejorar las distintas “afecciones reumáticas, alérgicas, dermatológicas o relacionadas con el colágeno.”

Haciendo referencia en este caso al clotrimazol, este suele ser utilizado con mayor frecuencia ante la presencia de hongos vaginales, así como también en la piel y en la boca, es frecuente también que suela recomendarse a pacientes que presenten candidiasis oral.

Es frecuente que este fármaco sea recomendado, ante la presencia de diversos hongos a nivel de la piel, mientras que la betametasona es recomendada como un tipo de esteroide bastante efectivo, ante la presencia de alergias y la gentamicina como lo venimos reiterando a lo largo del artículo, es 100% recomendada ante la presencia de cualquier tipo de infección bactericida, estos tres medicamentos representan una gran opción ante las situaciones ya mencionadas con anterioridad.

Gentamicina dexametasona

La conocida dexametasona suele ser muy recomendada ante su función eficaz, de tratar todo aquello que tenga que ver con las reacciones de tipo alérgicas pero intensas, consecuentemente es frecuente que se recete a algún paciente que presente cierto tipo de edema a nivel de la piel, estos edemas se conocen como una retención de líquido de tipo corporal, a su vez es frecuente que la dexametasona se recomienda ante la presencia de la conocida artritis.

Son variadas las formas de su suministro, sin embargo en este caso haremos referencia a su suministros por vía intramuscular (inyectada) cuando es así, suele utilizarse para tratar afecciones a nivel de  la sangre, así como también los riñones, los ojos, la piel, la tiroides e incluso hasta el sistema nervioso. El uso de dexametasona es frecuente para tratar distintas afecciones que anteriormente fueron mencionadas.

Siempre debemos tener en cuenta, que ante la mezcla de medicamentos siempre es más importante antes consultarlo con un especialista, ya que en este caso nos estamos refiriendo a antibióticos, lo que hace el tema más delicado aún, no podemos automedicarnos de manera irresponsable, ya que una mala ingesta o bien sea una dosis inadecuada puede llegar a perturbar nuestro organismo.

La automedicación no debe ser una opción para nadie, la misma puede llegar a ser muy perjudicial, es por ello que recomendamos que ante la presencia de cualquier tipo de malestares debamos acudir al médico de manera inmediata, esta es nuestra recomendación final para cerrar este punto.

Gentamicina y clindamicina

La clindamicina se sitúa en el grupo de los conocidos antibióticos, esta destaca al igual que la gentamicina por su potente efecto ante la presencia de infecciones bacterianas, particularmente la clindamicina actúa sobre las infecciones a nivel de los órganos reproductores femeninos además de los órganos internos, así como también infecciones de tipo pulmonar, en la sangre y en la piel.

Importante mencionar que la clindamicina forma parte de los antibióticos que son familia de la lincomicina, siendo así esta ayuda también a evitar el incubamiento de múltiples bacterias dentro de nuestro organismo; la clindamicina es importante acotar que este tipo de antibióticos no matan los virus que tienen que ver con la gripe, los resfriados e incluso ningún tipo de afección viral. (Ver articulo: Lincomicina)

Volvemos a reiterar que la mayoría de los antibióticos, no suelen ser recomendados ante la presencia de malestares de gripe o bien sean resfriados, estos antibióticos van más allá, ellos en su mayoría son recetados como explicamos anteriormente, ante la presencia de fuerte infecciones  que así lo ameriten.

Únicamente un especialista podrá decirnos, en qué momento debemos ingerirlos y en qué momentos no podemos hacerlo, además de ello él es único encargado y responsable de recetarnos la dosis correspondiente, según sea el caso del paciente, no debemos nosotros automedicarnos bajo ninguna instancia, ya que no estaría bien hacerlo.

Gentamicina y hidrocortisona

Es conocida la hidrocortisona por ser una hormona de tipología natural, la cual suele recomendarse en el caso de que una persona habitualmente no produzca la cantidad suficiente de hormonas, entonces es aquí cuando el especialista suele recetar dicho medicamento para que este haga esa función.

Esta hormona es capaz de aliviar e incluso tratar efectivamente malestares como la inflamación, algún tipo de dolor que se presente, así como también algún tipo de enrojecimiento. Sumado a ello el especialista frecuentemente suele recomendarla para tratar la conocida artritis.

Es importante mencionar que los esteroides suelen recomendarlo ante la presencia de ciertos tipos de dolencias que algún paciente pueda presentar, sin embargo estos no suelen ser recomendados para que su ingesta sea por un tiempo prolongado, ellos deben ser ingeridos por un tiempo determinado, que el especialista indicará según sea la situación de cada uno de los pacientes.

Además de todo lo mencionado anteriormente, hay que resaltar que también la hidrocortisona ayuda a mejorar afecciones a nivel de los ojos, la piel, los riñones, así como también a nivel de la sangre, y en cuanto a nivel estomacal es bastante efectiva ante la presencia de malestares estomacales, más específicamente para la colitis.

Como lo mencionamos líneas más arriba, los esteroides son recomendados ante la presencia de alergias complicadas, y en el caso particular de la hidrocortisona lo es para el caso del asma, además de ello suele ayudar en algunas ocasiones en el caso de algún padecimiento de cáncer.

Aunque este medicamento puede ser prescrito para tratar otro tipo de afecciones, sin embargo el único que puede darnos certeza de esto es un especialista, es por ello que ante su ingesta lo más recomendable es consultarlo antes con el médico tratante del caso.

Volvemos a reiterar como lo hicimos líneas más arriba, antes de hacer uso de un medicamento de manera combinada hay que consultarlo antes, ya que tanto con el uso de antibióticos como el uso de esteroides debe tenerse en cuenta que requiere de cuidado, por ser medicamentos fuertes, y una mala ingesta de alguno de ellos puede llegar a deteriorar nuestro organismo, es por ello que debemos tener sumo cuidado y no excedernos en sus dosis.

Gentamicina y alcohol

Este resulta ser un punto bastante importante de abordar, ya que el uso inadecuado de las bebidas alcohólicas puede generar consecuencias graves, incluso ante la ingesta de cualquier medicamento en particular, debido a que si nos excedemos con el uso de estas bebidas el medicamento que tomemos dejara de surtir su efecto deseado.

En el preciso momento que el medicamento deje de surtir su efecto deseado, quedaría nuestro organismo completamente desprotegido, y vulnerable ante posibles malestares. Con ello no queremos decir, que ante la ingesta del medicamento no podemos ingerir estas bebidas, sino que nuestra recomendación radica en que no debemos excedernos con ellas.

Hacer uso de ellas pero con un sentido de responsabilidad que no perjudique a nuestro organismo, dejándolo desprotegido y sin el efecto que pueda estar causando el fármaco que se esté ingiriendo, reiteramos que nuestra recomendación final es no excedernos con el uso de las bebidas alcohólicas, bien sea, cervezas, vinos, entre otras.

Los efectos secundarios que suelen ser más frecuentes ante la presencia de la mezcla de alcohol y antibióticos, son mareos y náuseas, entre otros, pero sin embargo los más destacados son los mencionados.

Gentamicina y clotrimazol

El clotrimazol es conocido en el mercado por su eficacia ante la presencia de infecciones no tan fuertes, así como también ante la presencia de ciertos tipos de hongos; la diferencia ante la gentamicina y el clotrimazol, es que la gentamicina se sitúa en un potente antibiótico capaz de atacar cualquier tipo de infecciones bacterianas fuertes. En cambio el clotrimazol es conocido como un compuesto químico el cual es un tanto más suave en cuanto a su efecto.

Claro está que no es lo mismo un compuesto químico agregado, a un antibiótico directamente ingerido, esta es una de las diferencias clave ante los fármacos anteriormente mencionados; está comprobado que todos aquellos medicamentos que contienen clotrimazol son altamente efectivos ante la presencia de:

Hongos a nivel de piel, así como en los pies, a su vez también suele recomendarse cuando se presentan afecciones a nivel de los oídos, candidiasis y dermatofitosis, para todo lo mencionado con anterioridad suele recomendarse el compuesto conocido como clotrimazol; y un punto bastante valido de mencionar es que este compuesto químico suele ser utilizado tanto en el caso de las personas como en el caso de los animales.

Entonces reiteramos que el uso de clotrimazol suele emplearse con mayor frecuencia, ante la presencia de infecciones no tan fuertes (leves), y a su vez ante la presencia de variados tipos de hongos, incluso se ha comprobado su eficiencia ante los pies de los deportistas, estos suelen tener presencia protuberante ante variados hongos y esta resulta ser una buena opción para ellos.

Para concluir este punto, reiteramos que el uso del mismo debe ser estrictamente bajo supervisión médica, el hecho de que sea recomendado en este artículo para diversos tipos de casos, es un especialista el único responsable de recetarlo de una manera responsable.

Este se encuentra ligado a otros fármacos, porque como ya lo mencionamos este es únicamente un compuesto químico agregado, mientras que la gentamicina si es propiamente el medicamento directo, recetado con mayor frecuencia ante la presencia de fuertes infecciones bacterianas, que puedan llegar a manifestarse en distintas partes del organismo.

Gentamicina y amoxicilina

La amoxicilina al igual que la gentamicina se les conoce por ser antibióticos bastante reconocidos, y muy efectivos, ambos destacan por atacar todas aquellas infecciones causadas por bacterias, en el caso particular de la amoxicilina está sirve para tratar, afecciones a nivel pulmonar, así como bronquitis, también infecciones en los oídos, en la garganta, en la piel, en la nariz, y también en las vías urinarias. (Ver articulo: Amoxicilina)

Además de ello cuando se combina con otros medicamentos puede llegar a evitar, todas aquellas bacterias que puedan causar la conocidas ulceras. “La amoxicilina pertenece a una clase de antibióticos llamados “medicamentos similares” a la penicilina. Funciona al detener el crecimiento de las bacterias. Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los resfríos, la gripe y otras infecciones virales.”

Así como lo indica la cita anterior, la amoxicilina destaca por ser uno de esos antibióticos especiales para detener o bien sea pausar el crecimiento de algún tipo de bacterias en el organismo. Aquí tiene mucho en común con la gentamicina, ambos atacan  y logran detener todo tipo de infección bacteriana, y lo positivo es que logran hacerlo en unos pocos días de estar ingiriendo.

Normalmente estos medicamentos suelen ser recetados por un periodo de aproximadamente de 7 a 10 días, ya que una ingesta excesiva de ellos puede causar diversos efectos colaterales, ningún medicamento en exceso es bueno, ellos solo deben ingerirse hasta solventarse la infección en este caso.

La amoxicilina suele encontrarse bajo varias presentaciones bien sea en forma de cápsulas, tabletas masticables, gotas para los bebés, entre otras presentaciones. Se recomienda ingerir el mismo a la misma hora, de este modo mantenemos bajo control que la ingesta sea consecuente y llegue a causar su efecto deseado, como ya sabemos normalmente los antibióticos suelen ser recetado por los médicos cada 12 horas aproximadamente, y esto debe cumplirse tal cual ellos lo prescriben.

 

Como acotación importante para culminar este punto, mencionamos que es de vital relevancia ingerir los medicamentos a la hora determinada, haciendo mayor puntualización en el caso de los antibióticos que es nuestro tema en estudio, si no tenemos consecuencia en la hora de ingesta del medicamento se torna un tanto complicado lograr que este logre el efecto deseado, en el tiempo reglamentario.

Crema

Cuando se receta la gentamicina en forma de crema, suele indicarse ante “el tratamiento tópico de las infecciones primarias y secundarias de la piel, producidas por bacterias susceptibles. Infecciones primarias de la piel: Impétigo contagioso, foliculitis superficial, ectima, furunculosis, pioderma gangrenoso. Infecciones secundarias de la piel: Dermatitis eccematoide infectada, acné pustular, psoriasis pustular, dermatitis seborreica infectada, dermatitis por contacto infectada.”  

Con lo anteriormente citado podemos ver, para que sirve la gentamicina en el caso que la receten en forma de crema, la misma prioritariamente ataca a todas aquellas afecciones que se encuentren a nivel de la piel, las cuales terminamos de mencionar; el especialista según sea el caso recetara la crema de una manera responsable, e incluso determinará por cuánto tiempo haremos uso de ella.

No debemos automedicarnos ni siquiera porque se trate de una crema, ya que esto podría ser perjudicial, no excedamos su uso y solo un especialista se encargará de recetarla.

Gotas

En cuanto a la presentación de la gentamicina bajo su presentación en gotas oftalmológicas “es un antimicrobiano y antiinflamatorio indicado en el tratamiento de la inflamación ocular cuando se juzga necesario el uso concurrente de un agente antimicrobiano. También se recomienda para el tratamiento de reacciones inflamatorias y alérgicas que involucran las estructuras superficiales del ojo cuando se sospecha, anticipa o confirma la presencia de infecciones bacterianas.”

Como lo explica la cita anterior, la gentamicina en forma de gotas suele recetarse ante la presencia de un tipo de inflamación a nivel del ojo, así como también cuando se presenta la conocida conjuntivitis, blefaritis, queratitis, queratoconjuntivitis, entre otras.

Es decir, que el uso de estas gotas se limita únicamente a los cuidados de los ojos, si llegara a presentársenos alguna de las molestias arriba mencionadas, a nivel de los ojos reiteramos, lo prudente es ir con un oftalmólogo y él nos recetará el medicamento indicado, puede ser la gentamicina una de las primeras opciones pero no está bien hacer uso de ella, sin antes habérnosla recetado un especialista.

Ampollas

Cuando nos referimos a la gentamicina en ampolla, esta suele ser recetada ante la presencia de infecciones bacterianas bastantes avanzadas, es decir, fuertes, si este es el caso inmediatamente el especialista sugerirá unas cuantas dosis considerables, tengamos en cuenta que cuando nos referimos a la ingesta de ampollas, es porque el caso es mucho más fuerte de lo esperado.

Únicamente ante el suministro de las ampollas puede lograr combatirse de manera rápida y  eficiente, cualquier tipo de infección que se encuentre ya en su estado avanzado, es por ello que les recomendamos asistir con un especialista de manera rápida, si es el caso.

Pomadas

Como lo mencionamos líneas más arriba, la gentamicina bajo su presentación en forma de pomada en este caso, suele ser frecuente su uso ante irregularidades que se presenten a nivel de la piel, algún tipo de dermatitis crónica, así también como los conocidos acceso, acné, quemaduras, entre otras afecciones.

Es importante mencionar que todo aquello que se refiera a la piel, debe ser tratado con cremas o pomadas, para que su saneamiento sea de manera inmediata, ya que se estaría aplicando directamente sobre la zona afectada, el medicamento reglamentario.

A menos que la infección ya este demasiado avanzada, y que sea necesario el uso de los medicamentos pero a nivel intravenoso, puede presentarse el caso, como un ejemplo de ello podríamos mencionar la gangrena, si este fuera el caso ya una crema o bien sea una pomada no haría mucho efecto, tendría q utilizarse el otro método que va a atacar directamente a la infección a nivel de sangre.

Tabletas

El uso de la gentamicina en forma de tabletas, también se sitúa dentro de los más efectivos, este al ser ingerido entra al organismo en su manera generalizada, se recomienda mantener las mismas fuera del alcance de los niños, y deben mantenerse respetablemente envasadas, de esta manera se mantendrán óptimas ante su ingesta.

Además se recomienda ingerirlas reglamentariamente a la misma hora, haciendo uso del vital líquido, no pueden triturarse ni masticarse ya que de esta manera se estaría perturbando su efecto, su ingesta debe ir primordialmente acompañada con agua, no hay problema alguno que esta se tome entre comidas, ya que esto no imposibilita su efecto.

Más bien se recomienda que la misma se ingiera posterior a una comida, ya que todo antibiótico es bastante fuerte tomarlo sin antes comer algo, incluso en varias ocasiones se recomienda ingerir la misma acompañada de un protector gástrico, lo que va a imposibilitar que dicho medicamento pegue de forma abrupta a nivel estomacal.

Ungüento

En el caso de los ungüentos antes de su uso es primordial corroborar que no seamos alérgicos a ellos ni a ninguno de su componentes, así de esta manera estaríamos evitando cualquier tipo de efectos adversos, por ello debemos tener la prudencia antes de su uso.

El ungüento de gentamicina suele ser recetado ante afecciones de la piel, principalmente si estas tienen que ver con algún tipo de quemaduras, ella permite de cierto modo sanar y cicatrizar de manera rápida, al igual que la crema este es eficiente ante cualquier tipo de afecciones a nivel de la piel, sea cual sea el caso.

Comprimidos

En este caso nos referimos a los comprimidos los cuales son bastante eficientes también ante la presencia de cualquier tipo de infecciones, en este caso en particular bacterianas, como lo mencionamos líneas más arriba, estos comprimidos son también recomendables por los especialistas, estos indican la dosis correspondiente a cada paciente según sea el caso.

Los comprimidos deben suministrarse en compañía del vital líquido, el mismo no debe triturarse ni mucho menos masticarse, ya que de este modo estaríamos atrofiando su efecto. Este medicamento debe mantenerse fuera del alcance de los niños, y en el caso de las mujeres embarazadas no se recomienda su ingesta, sin antes consultarlo con un especialista.

Inyectable

Cuando nos referimos a “la inyección de gentamicina se usa para tratar algunas infecciones graves que son provocadas por bacterias como la meningitis (infección de las membranas que rodean el cerebro y la columna vertebral) así como también infecciones de la sangre, abdomen (área del estómago), pulmones, piel, huesos, articulaciones infecciones del tracto urinario.”

Como lo indica la cita anterior, cuando nos referimos a la gentamicina bajo su forma inyectable, hacemos referencia que a ella se acude cuando el problema o la infección a la que nos presentamos es un tanto grave, incluso su suministro funciona que una vez ingerida la dosis inmediatamente el medicamento entra al organismo aniquilando a las bacterias presentes.

La gran mayoría de los medicamentos inyectados, surten un efecto mucho más rápido que aquellos que no lo son, porque como ya lo mencionamos de esta manera por medio de la sangre, se estaría haciendo llegar de manera más rápida, ese antibiótico en este caso, que es capaz de aniquilar por completo dicho infección.

Óvulos

Finalmente hacemos referencia al uso de los óvulos vaginales, estos se sitúan en “el gran desconocido para aquellas mujeres que nunca han padecido una infección, pero si alguna vez has sufrido por ejemplo, hongos vaginales sabrás que los óvulos son un producto creado para el alivio no solo de los síntomas, sino también para la curación de este problema.”

Como lo explica la cita, estos suelen ser utilizados ante la presencia de algún tipo de afección a nivel vaginal, y en el caso particular de los óvulos de gentamicina estos ayudan a mejorar todo aquello que tiene que ver con los hongos vaginales, su efecto antibiótico hace posible la eliminación de esa bacteria.

Dejar Comentario