≡ Menu




Sulindaco: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

En este artículo conoceremos un poco más sobre el Sulindaco un medicamento que es utilizado para calmar las inflamaciones que ocurren en el cuerpo.

Sulindaco

Sulindaco

Sulindaco

El sulindaco es un derivado del ácido acético el cual tiene una relación  con la indometacina. Este Pertenece al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos llamados (AINE) y tiene algunas propiedades analgésicas y antipiréticas. Se utiliza para el control del dolor y de la inflamación asociados a unos tipos de artritis, así como también en trastornos periarticulares. Este es un profármaco que experimenta un metabolismo hepático, por el que se genera un metabolito activo reducido llamado sulfuro, el cual es el responsable de sus efectos antiinflamatorios. (ver articulo: Diclofenaco)

Su mecanismo de acción se desconoce, pero su efecto antiinflamatorio se atribuye a la capacidad que tiene su metabolito para interferir en la biosíntesis de prostaglandinas por la inhibición de la ciclo-oxigenasa, esta es una enzima que actúa sobre el ácido araquidónico para sintetizar las prostaglandinas. También tiene la capacidad de inhibir la quimiotaxis y la activación de los neutrófilos, así como también de disminuir los niveles de citocinas pro-inflamatorias, lo que contribuye al efecto antiinflamatorio.

Sulindaco

AINES

Tiene una eficacia similar a la del ácido acetilsalicílico, etodolac y piroxicam para el tratamiento de la artritis reumatoide, aunque produce menos problemas gastrointestinales que el ácido acetilsalicílico. Con la administración oral, su biodisponibilidad es del 90% y se alcanzan concentraciones máximas del metabolito activo cerca de 2 horas después de su administración. (ver artículo: Ketorolaco)

Se une ampliamente a las proteínas plasmáticas y se le distribuye en todo el organismo. Se metaboliza en el hígado, donde se produce su metabolito activo, en el cual no cruza la barrera placentaria. Se excreta en su mayor parte por la orina y, en menor cantidad, por las heces. Su vida media de eliminación es de 7 a 8 horas y la de su metabolito activo de 16 horas

Dosis

SULINDACO debe ser administrado sólo por vía oral dos veces al día junto con los alimentos. La dosis máxima es de 400 mg por día. En el caso de la osteoartritis, artritis reumatoidea, o espondilitis anquilosante: La dosis inicial recomendada es 200 mg dos veces al día.

Indicaciones

Se usa para el tratamiento sintomático de la espondilitis anquilosante, la artritis gotosa aguda, la osteoartritis, la artritis reumatoide, bursitis, tendonitis.

Contraindicaciones y precauciones

Está contraindicado en los casos de hipersensibilidad al sulindaco o a cualquiera de los AINE, en los pacientes geriátricos, que sufren de asma, reacciones alérgicas, úlceras gastrointestinales, en el tratamiento del dolor perioperatorio, en la cirugía de revascularización coronaria, también durante el embarazo y la lactancia. Se debe de tener precaución en los pacientes con enfermedades coronarias, trastornos de la coagulación, lupus eritematoso sistémico y disfunción hepática o renal. La administración simultánea de otros AINE, corticosteroides o del alcohol aumenta el riesgo de los efectos gastrointestinales. Disminuye el efecto que causan los antihipertensivos e Incrementa el efecto de los anticoagulantes. (ver artículo:Nimesulida)

Reacciones adversas

Son poco frecuentes: los edema, los prurito, las erupciones, las molestias gastrointestinales, el estreñimiento, la diarrea, las flatulencias, la indigestión, la anorexia, las náuseas, el vómito, los trastornos del sueño, el vértigo, la cefalea entre otros.

Raras: la úlcera gastrointestinal, la insuficiencia cardíaca congestiva, la hipertensión, el eritema multiforme, la eritrodermia, el síndrome de Stevens-Johnson, las alteraciones de la vista.

Sulindaco

Acción intermedia

Advertencias para el paciente

Ingerir siempre este medicamento acompañado con los alimentos para reducir las molestias gastrointestinales. No se debe de ingerir con bebidas alcohólicas durante el tratamiento. Siempre Informarle al médico si las molestias gastrointestinales son muy intensas o si se presenta vértigo, cefalea, oscurecimiento de las heces.

Sobredosis

Esto es solamente para informar y no para usarse en el tratamiento o el manejo de una sobredosis real. NO se debe de usar para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre de una sobredosis por este medicamento debe de llamar de inmediato a emergencias.

Interacciones con otros medicamentos

El dimetilsulfóxido no debe ser usado conjuntamente con SULINDACO, ya que se ha reportado que este último medicamento reduce los niveles plasmáticos del metabolito activo del Sulindaco y puede reducir su eficacia. Además esta combinación podría causar una neuropatía periférica.

SULINDACO si se une fuertemente a proteínas, por lo que los pacientes que toman anticoagulantes o hipoglu­ce­miantes deben vigilarse cuidadosamente.

No debe de usarse en los pacientes tratados con heparinas de bajo peso molecular, que vayan a ser sometidos a procedimientos de anestesia donde involucren la punción de las meninges, ya que se ha reportado que esta combinación aumenta el riesgo del sangrado en este tipo de pacientes. (ver articulo: Etoricoxib)

Sulindaco

Síntomas de la reaccion del Sulindaco

La administración concomitante de SULINDACO y del ácido acetilsalicílico deprime significativamente los niveles plasmáticos del metabolito activo del primero y aumenta el riesgo de sangrado gastrointestinal, por lo que no se recomienda una administración simultánea.

En general, no se recomienda combinar SULINDACO con otros AINES, ya que aumenta el riesgo de la toxicidad gastrointestinal. Es necesario tener precaución si se administra este medicamento con algunos adversos como el metotrexato, ya que los AINES disminuyen la secreción tubular del metotrexato y potencian su ­toxicidad.

La administración de AINES de manera simultánea con ciclosporina ha sido asociada con un aumento de la toxicidad inducida por la ciclos­po­rina, asociada posiblemente a la disminución de la síntesis de prostaci­clinas renales.

El diflunisal reduce los niveles plasmáticos del metabolito activo del SULINDACO así como los diuréticos ahorradores de potasio no deben administrarse de manera concomitante con los antiinflamatorios no esteroideos porque éstos pueden reducir la efectividad del diurético y causar una hipercalcemia o nefrotoxicidad, mientras que el uso conjunto con diuréticos de asa puede causar una disminución del efecto diurético con posible reducción de la efectividad antihipertensiva.

La combinación de ofloxacina con AINE puede aumentar el riesgo de las convulsiones.

Efectos secundarios al administrar el Sulindaco

Efectos hepáticos: En algunos de los pacientes pueden  presentar he­­patitis colestática. Al igual que otros AINES la terapia del SULINDACO puede producir un aumento de una o más pruebas hepáticas sin ningún otro signo, en los pacientes con signos o síntomas de disfunción hepática o aquellos que presenten una prueba hepática anormal, deben de ser evaluados buscando evidencia del desarrollo de las reacciones hepáticas más severas.

Efectos renales: La administración a largo plazo del SU­LINDACO en los animales de laboratorio ha producido una necro­sis papilar renal. En los humanos existen algunos reportes de nefritis aguda intersticial con hematuria, proteinuria, y ocasionalmente un síndrome nefrótico.

También se ha reportado hipercaliemia, asimismo se ha observado en algunos pacientes con condiciones pre-renales como insuficiencia renal, falla cardiaca o en pacientes que toman los diuréticos, en ancianos y en sujetos con disfunción hepática, y que conducen a reducción en el flujo sanguíneo renal o en el volumen sanguíneo, la administración del SULINDACO puede causar una reducción dosis-dependiente en la formación de prostaglandinas y precipitar una descompensación renal.

SULINDACO debe de ser administrado con precaución en aquellos pacientes que tengan condiciones asociadas con el riesgo incrementado de efectos de drogas antiinflama­torias no esteroideas sobre la función renal, como seria la disfunción renal o la hepática; la diabetes mellitus, en los ancianos, septicemia, pielone­fritis, o uso constante de cualquier otra droga nefrotóxica.

Se ha reportado edemas en los pacientes que usan este medicamento, por lo que este medicamento debe de usarse con precaución en los pacientes con alteraciones de la función cardiaca, hipertensión arterial o en otras condiciones que predispongan a la retención de los líquidos.

Efectos secundarios dermatológicos: Erupciones, prurito, estomatitis, mucosas secas o escoriadas, alopecia, eritema multiforme, necrólisis tóxica epidérmica, síndrome de Stevens-Johnson, dermatitis exfoliativa, entre otras.

Sistema nervioso central: los Mareos, dolores de cabeza, el ner­viosismo, los menos frecuente serian: el vértigo, el insomnio, la somnolen­cia parestesia, las convulsiones, el síncope, la meningitis aséptica, entre otras.

Órganos de los sentidos: la visión borrosa, los  disturbios visuales, la disminución de la audición, el sabor metálico o amargo.

Cardiovasculares: Con menos frecuencia se ha reportado falla congestiva cardiaca, en especial en los pacientes con función cardiaca marginal; palpitaciones, hiper­tensión. Se han reportado algunos casos de pancreatitis en pacientes que estaban recibiendo tratamiento de este medicamento.

Hematológicos: Trombocitopenia, equimosis, púrpura, leu­copenia, agranulo­citosis, neutropenia, depresión de la mé­dula ósea, incluyendo la anemia aplásica, y la anemia hemolítica.

Sulindaco

Médula osea

Genitourinario: Decoloración de la orina, un sangrado va­gi­nal, hematuria, proteinuria, cristaluria, asociación con los cálcu­los renales.

Músculo esquelético: Debilidad a nivel  muscular.

Psiquiátricos: Depresión, psicosis aguda.

Respiratorio: Epistaxis.

Hipersensibilidad: Anafilaxia, edema angioneurótico, espasmo bronquial, disnea, vasculitis.

Existe un síndrome potencialmente fatal de la hipersensibilidad que ha sido reportado, el cual puede incluir síntomas sistémicos: la fiebre, el resfriado, diaforesis, rubor; manifestaciones cutáneas: erupción, conjuntivitis; involucramiento de órganos mayores, cambios en las funciones hepáticas, incluyendo también la falla hepática, ictericia, pancreatitis, neumonitis, leucopenia, leucocitosis, eosinofilia, coagulación vascu­lar diseminada, anemia, falla renal; y otras manifestaciones que son menos específicas como serían: la adenitis, artralgia, la mialgia, la fatiga, la hipotensión, el dolor en el pecho, y la taquicardia.

Precauciones en relación con la fertilidad

Los efectos conocidos de esta droga hasta ahora sobre el feto humano durante el tercer trimestre de embarazo incluyen: un cierre prenatal del conducto arte­rioso, insuficiencia valvular y pulmonar, hipertensión pulmonar, persistencia del conducto arterioso en la vida posnatal, que puede ser resistente al tratamiento médico; cambios miocár­dicos degenerativos, una disfunción plaquetaria con una pequeña hemorragia, un leve sangrado intracraneal, una falla o disfunción renal, daño renal, que pueden resultar en falla una renal permanente así como también un sangrado o perforación gastrointestinal, y también puede presentar un  aumento en el riesgo de enterocolitis necrotizante.

Sulindaco

Plaquetas

SULINDACO prolonga el tiempo de la gestación en roedores, así como aumenta el riesgo de distocia y de trabajo de parto prolongado.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

En casos de las sobredosis: es posible observar que aparece un cuadro de coma, hipotensión y disminución de la excreción urinaria. El tratamiento sugerido es el de realizar un lavado gástrico mediante la inducción del vómito, teniendo siempre una vigilan­cia estrecha del paciente con el uso apropiado del tratamiento sintomático y de soporte.

El uso de carbón acti­vado puede ser efectivo para reducir la absorción y reabsorción de SULIN­DACO.

Algunas enfermedades inflamatorias en donde se puede administrar el Sulindaco

Artritis

La artritis reumatoide es una forma de artritis que causa un dolor, una inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones. Puede afectar cualquier articulación, pero es mas común en las muñecas y los dedos.

Es mas común en las mujeres que en los hombres. Se suele comenzar en la edad mediana y es más común entre los adultos mayores. Cualquier persona puede padecer de esta enfermedad por un corto período o los síntomas pueden aparecer y desaparecer. La forma severa puede durar para toda la vida.

Sulindaco

Artritis

La artritis reumatoide es muy diferente a la osteoartritis, la forma mas común de la artritis se observa en la edad avanzada.

La artritis reumatoide puede afectar otras partes del cuerpo además de las articulaciones, como son los ojos, la boca y los pulmones. Ésta es una enfermedad autoinmune, esto quiere decir que la artritis es el resultado de un ataque del sistema inmunitario a sus propios tejidos, todavía no se conoce la causa principal de la artritis reumatoide. Los genes, el ambiente y las hormonas pueden tener un rol importante, los tratamientos incluyen medicamentos, cambios en el estilo de vida y hasta la cirugía. Donde pueden disminuir o detener el daño en las articulaciones, reducir el dolor y la inflamación.

Osteoartritis

La osteoartritis es la forma más común de la artritis. Causa dolor, inflamación y disminución de los movimientos en las articulaciones. Puede ocurrir en cualquier articulación pero, generalmente, suele afectar las manos, las rodillas, las caderas o incluso la columna.

La osteoartritis degrada el cartílago de las articulaciones, el cartílago es el tejido resbaloso que cubre los extremos de los huesos en una articulación el cartílago sano absorbe los impactos de los movimientos pero cuando se desgastan, los huesos se friccionan entre sí, con el pasar de los años, esta fricción puede dañar la articulación permanentemente.

Los factores principales factores que pueden causar la osteoartritis son:

  • El sobrepeso
  • El envejecimiento
  • Las lesiones en una articulación.
Sulindaco

Osteoartritis

No existe un único examen para diagnosticar la osteoartritis pero la mayoría de los doctores usan varios métodos, como sería la historia médica, los exámenes físicos o también los de laboratorio o los rayos X.

Los tratamientos para mejor los síntomas incluyen el ejercicio, los medicamentos y en los casos más severos la cirugía.

Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es una forma crónica de artritis. Afecta mayormente a  los huesos y a las articulaciones en la base de la columna, donde ésta se conecta con la pelvis, estas articulaciones resultan inflamadas e hinchadas con el tiempo las vértebras que están  afectadas se pueden unir.

Causas

La AS es el principal miembro de una familia con formas similares de la artritis llamada espondiloartritis., otros miembros de estas enfermedades inflamatorias incluyen a la artritis psoriásica, la artritis de la enfermedad inflamatoria del intestino y la artritis reactiva. Pero la familia de la artritis parece ser bastante común y puede  afectar a 1 de cada 100 personas.

Se desconoce la causa de la cual produce esta enfermedad, mayormente pueden ser los genes parecen tener un rol importante pero en la mayoría de las personas con AS tienen un HLA-B27 positivo.

La enfermedad generalmente comienza entre los 20 y los 40 años, pero también se puede comenzar a sufrir de ella antes de los 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres.

Bursitis

Se le llama como una bursa a una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos y a otras partes del cuerpo como serian  los músculos, los tendones y la piel, la inflamación de la bursa se llama bursitis y se produce cuando se usa mucho una articulación o por una lesión. En General se presenta en las rodillas o en los codos, al arrodillarse o apoyando los codos en una superficie donde dura por mucho tiempo puede desencadenar una bursitis. También, al usar una articulación para hacer el mismo movimiento una y otra vez, puede agregar tensión e incrementar el riesgo de sufrir de esta lesión.

Los síntomas de la bursitis incluyen dolor e hinchazón, el médico puede diagnosticarla con un examen físico y otros exámenes como rayos X y resonancias magnéticas. También se puede tomar muestras de algunos fluidos (líquidos) del área inflamada para descartar una infección.

Sulindaco

Bursitis en codo

Por lo general la bursitis puede tratarse con reposo, hielo o algunas medicinas. Si esto no ayuda, el médico puede decidir inyectar un medicamento localizado, en el área alrededor de la bursa inflamada. Si aun así la bursitis no desaparece su incomodidad dentro de los 6 a 12 meses, puede ser necesaria una cirugía para reparar el daño a los nervios y aliviar la presión sobre la bursa.

Por su etiología existen varios tipos

  • Bursitis gotosa
  • Bursitis traumáticas
  • Bursitis reaumatoide

Por su localización en el miembro superior

  • En el Hombro (bursitis subacromial, bursitis escapulo-humeral). También llamado (síndrome de compresión subacromial del hombro, hombro de nadador o rotura del manguito rotador) se utiliza mayormente para describir la movilidad reducida y los problemas de dolor del hombro.
  • Esta patología es la principal lesión que afecta a los deportistas que utilizan la articulación del hombro de manera habitual en sus deportes, como lo son los nadadores, deportes que suelen utilizar la raqueta entre otros. En la población no deportista incide alrededor de un 7% a un 26%.
    existen muchos factores de los cuales son los causantes de esta lesión, estos pueden ser inmodificables o modificables. Los inmodificables son los que no van a poder cambiarse, como por ejemplo los factores anatómicos que influyen en la articulación sub-acromial, los factores modificables serán aquellos en los que podemos intervenir como desequilibrios musculares, el exceso de carga sobre la articulación entre otros.
  • El Antebrazo
  • El Codo
  • La Muñeca

En el miembro inferior

  • En la cadera (bursitis trocantérea o trocanteritis)
  • En la rodilla (bursitis rotuliana)
  • En el tobillo (bursitis del tendón de Aquiles)
Sulindaco

Bursitis en rodilla

tratamiento

  • Un descanso o la inmovilización temporal de la articulación afectada.
  • Usar Antiinflamatorio no esteroideo(AINES), como es el ibuprofeno, para calmar el dolor y la inflamación.
  • Utilizar técnicas de Fisioterapia.
  • Artrocentesis: Consiste en el drenaje del líquido articular que excede por medio de una punción con una aguja y en condiciones adecuadas de una asepsia. Este procedimiento se debe seguir con los estudios de las causas de la patología causante.
  • La Infiltración: Si la inflamación no responde al tratamiento inicial, podría estar indicado aplicar una infiltración.
  • Los antibióticos: La bursitis ocasionada por infección se trata con antibióticos. Algunas veces, se debe hacer un drenaje quirúrgico de la bolsa infectada.

Rara vez se tiene que recurrir a la cirugía para tratar esta afección. A medida que el dolor se calma, se debe comenzar a ejercitar el área afectada. Si se ha presentado atrofia muscular se refiere a (la debilidad o disminución en tamaño), el médico puede recomendar ejercicios para restablecer la fortaleza e incrementar la movilidad.

Tendinitis

Se define con el nombre de tendinitis a una lesión que afecta al tendón de un músculo y provoca su inflamación o degeneración secundaria. En General la  causa del dolor depende de la localización del tendón afectado, en algunas de las tendinitis más frecuentes son la tendinitis del supraespinoso en el hombro, la tendinitis anserina en la rodilla y la tendinitis aquílea que afecta al tendón de Aquiles. Existe cierto grado de polémica sobre el uso adecuado del término tendinitis en medicina, en general se prefiere a la denominación tendinitis o tendinosis para designar este tipo de lesiones, en muchas ocasiones no existe la inflamación, por lo que el sufijo itis no sería adecuado.

Sulindaco

Tendinitis en hombro

Causas

En ciertos tipos de tendinitis suelen producirse por sobreuso, esto quiere decir que realizan los movimientos repetitivos continuamente sin una debida postura, o en el caso de la tendinitis aquílea, agravada por la presión del calzado. Con mayor frecuencia se debe a la disminución de la vascularización de los tendones en personas de la edad adulta. Los esguinces, ejercicios inhabituales y los microtraumatismos repetidos con suficiente intensidad para ocasionar lesiones sin rupturas son también predisponentes a una futura tendinitis.

Clasificación

Los síntomas dependen de cual sea el tendón afectado. En algunas de las tendinitis más frecuentes son:

  • Tendinitis del manguito de los rotadores.
  • Tendinitis del supraespinoso por afectación del tendón del músculo supraespinoso.
  • Tendinitis del infraespinoso por afectación del tendón del músculo infraespinoso.
  • Tendinitis del bicipital por afectación del tendón del músculo bíceps braquial.
  • Tendinitis aquílea por afectación del tendón de Aquiles, el cual une el gastrocnemio y el músculo sóleo (gemelos) al hueso calcáneo en el talón.
  • Tendinitis de la pata de ganso por afectación del tendón anserino a nivel de la rodilla.
  • Tendinitis rotuliana por afectación del tendón rotuliano.
  • Tenosinovitis de estiloides radial.

Tratamiento

Existen diferentes tratamiento, se le recomienda mantener en reposo el músculo afectado, a veces mediante férulas o de inmovilizaciones, en ocasiones se utilizan tratamientos con medicamentos antiinflamatorios o infiltraciones con corticoide. En caso de que el  dolor siga persistente puede ser necesario realizar tratamiento mediante cirugía.

Prevención

  • Evitar los movimientos repetitivos y el uso excesivo de una extremidad, esta medida se aplica principalmente en el ámbito laboral y deportivo.
  • Realizar los ejercicios de calentamiento lentos antes de una actividad física intensa.
  • Mantener todos los músculos fuertes y flexibles.
Presentación genérica del Sulindaco

KENALIN

Denominación genérica: Sulindaco.
Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene: sulindaco de 200 mg. Excipiente por cada 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: El sulindaco es un antiinflamatorio no esteroideo con actividad antiinflamatoria y analgésica. Está indicado en el tratamiento de artritis reumatoide crónica y aguda, osteoartritis, espondilitis anquilosante, artritis reumatoide juvenil, artritis gotosa aguda, trastornos periarticulares, tenosinovitis y en el síndrome del dolor lumbosacro mal llamado como el «lumbago»

Farmacocinética y farmacodinamiaen su proceso de absorción: se suele absorber aproximadamente el 90% de una dosis oral. Cuando se administra junto con los alimentos, tiene una velocidad rápida y una cantidad de absorción disminuyen teniendo la concentración a máxima función en el plasma del fármaco es cuando se retrasa. Después de una administración oral de sulindaco, es donde éste se encuentra ampliamente distribuido.

Sulindaco

Sulindaco

Las concentraciones que contiene esta presente en la radiactividad en donde los plasmas son mayores que en el hígado, riñones, estómago e intestino delgado. Se desconoce que si el sulindaco sus metabolitos se distribuyen en la leche humana. En las ratas, la concentración en la leche del sulindaco y sus metabolitos es aproximadamente de un 10 a 20% en relación con la concentración plasmática

En los animales, la excreción biliar total del sulindaco es 16 veces mayor que la del metabolito sulfuro. Este es un estudio que se a realizado con algunos individuos sanos, cerca del 50% de cada dosis única de sulindaco marcado se recuperó en la orina a los 4 días, principalmente como el sulindaco, el metabolito sulfona y otros conjugados; aproximadamente solo el 25% fue excretado en heces en los 4 días siguientes como metabolitos sulfona y sulfuro. Y al menos solo un  1% de una dosis única de sulindaco aparece en la orina como el metabolito sulfuro.

SIEMPRE DEBEN DE IR AL MEDICO ANTES DE TOMAR ESTE MEDICAMENTO O CUALQUIER OTRO, NO DEBEN DE AUTOMEDICARSE.

Dejar Comentario